Seguridad | Noticias | 04 MAR 2016

Los riesgos de seguridad de los coches autónomos, a análisis durante la RSA Conference

El debate titulado Coches robot, riesgos y ética ha protagonizado uno de los momentos más singulares de la RSA Conference 2016. Sin embargo, los fallos de estos automóviles podrían tener graves consecuencias en un contexto en el que la interacción del ser humano con la máquina se antoja indispensable
Coche autónomo de Google
Mario Moreno, San Francisco.

Durante esta semana, el mundo se ha hecho eco del último incidente de un coche autónomo de Google. Éste chocó lateralmente con un autobús en las calles de California (Estados Unidos). El accidente no tuvo mayores consecuencias. Sin embargo, ha abierto un nuevo debate que ensombrece el futuro de los coches sin conductor. Tanto el propio automóvil como el conductor del autobús interpretaron que el otro frenaría, lo que ha destapado el primer caso de posible culpabilidad de este tipo de vehículos.

A colación del tema, un grupo de expertos ha protagonizado un intenso debate en la RSA Conference 2016. "La Inteligencia Artificial tiene un papel destacado en la seguridad cibernética”, ha asegurado Kevin Kelly, moderador del debate. “Estamos hablando de coches, pero en realidad los mismos problemas se extrapolan cuando aplicamos valor a un conjunto grande de datos”.

Así, por unos momentos se ha planificado un escenario en el que los coches autónomos tendrían que tomar decisiones que podrían conllevar graves consecuencias para los ciudadanos. Por ejemplo, si uno de estos vehículos se ve abocado a elegir entre atropellar a una persona o a varias debido a un error de cálculo o a que ha decidido simplemente obedecer las normas de tráfico, ¿qué debería hacer? Patrick Lin, director de ética y ciencias emergentes de la universidad politécnica de California, ha dicho que es “esencial que los diseñadores establezcan un plan para escenarios improbables”.

“¿Está el coche diseñado para hacer caso siempre a la ley o para proteger al usuario?”, ha cuestionado Lin.

De esta manera, y sin llegar a conclusiones grupales, la charla se ha extrapolado a distintos ámbitos de la Inteligencia Artificial, como los robots de servicios personales o los drones. “La interacción entre los humanos y las máquinas va a ser el gran tema de la próxima década”, ha afirmado Steven Wu, abogado del Silicon Valley Law Group.

En cualquier caso, parece que el optimismo debe reinar en un ámbito que podría suponer un incremento de 2.000 millones de dólares al año para la economía de los Estados Unidos. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información