Telecomunicaciones | Noticias | 01 JUN 2016

Siete políticas para recuperar el liderazgo de Europa en el sector móvil

La GSMA considera necesarios siete pasos para recuperar el liderazgo europeo en el sector móvil a medida que avanza 5G, e insta a los gobiernos a que realicen un reajuste legislativo que atraiga la inversión.
5G
Redacción NetworkWorld

La GSMA ha destacado siete pasos necesarios para que Europa vuelva a recuperar su posición líder en el sector móvil. “A medida que la tecnología móvil progresa hacia el 5G, Europa tiene la oportunidad de recuperar un papel digital líder y ampliar la conectividad móvil rápida a todos sus ciudadanos. Para hacerlo realidad y aprovechar mejor la extensión de un Mercado Único Digital, los gobiernos y los responsables de la toma de decisiones deben realizar un reajuste legislativo que atraiga la inversión y promocione el lanzamiento de soluciones móviles avanzadas en todos los sectores y servicios públicos”, señala en un comunicado.

Éstas son las siete áreas críticas que identifica la asociación de operadores móviles para hacer realidad las ambiciones 5G europeas:

1. Cambio en los objetivos del marco de las telecomunicaciones en la UE para centrarse en la inversión y en la competencia sostenible en los intereses a largo plazo de los consumidores
La legislación europea debe tener como objetivo conseguir de forma continuada niveles más elevados de inversión en redes que en los últimos años, si desea conseguir las ambiciones europeas en 5G. Esto solo es posible si los organismos reguladores establecen niveles sostenibles de competencia para aumentar los beneficios de los consumidores a largo plazo. El marco debe demandar, por tanto, que los organismos reguladores promuevan el crecimiento, la innovación y la inversión en el mercado de las comunicaciones para el beneficio a largo plazo de los usuarios finales.

2. Desregulación de los servicios móviles y política de reorientación en relación con el espectro
Con la proliferación de nuevas formas de competencia en los mercados de los servicios móviles, los políticos deben aprovechar la oportunidad para la desregulación y conseguir un papel líder para Europa en el sector 5G. La normativa específica para el sector debería retirarse donde exista competencia. Esta iniciativa de "desregulación" también debería incluir la retirada de las condiciones en las licencias de espectro, como obligaciones de acceso a mayoristas, que no están relacionadas con la asignación efectiva de espectro.

3. Lanzamiento de una ambiciosa iniciativa de reducción de costes
El aumento significativo de los niveles de inversión necesarios para impulsar una hoja de ruta europea para el lanzamiento del 5G solo se conseguirá si los costes de los despliegues de red móvil se reducen de forma considerable. La Comisión Europea deberá examinar las acciones necesarias para reducir más los costes del despliegue de las redes móviles, incluidos los costes de los centros, las tarifas del espectro y otros impuestos soportados.

4. Atención en aquello que impulsa un elevado rendimiento
El ORECE deberá encabezar el desarrollo de una mejor comprensión de los factores necesarios para producir mercados de alto rendimiento que satisfagan las necesidades de los consumidores. Los organismos reguladores deberían buscar ampliar el suministro del espectro a fin de reducir la necesidad de topes de espectro u otras intervenciones.

5. Permitir a las redes cumplir nuevas demandas mediante la flexibilidad
Las demandas de las redes móviles en la actualidad son sencillas en comparación con los futuros requisitos del “Internet de las cosas”, las aplicaciones conectadas y el esperado aumento considerable en el tráfico de datos en los próximos cinco años. Las normativas que establecen objetivos simples e uniformes para la cobertura de red o que igualan la calidad de la red con velocidad, no serán apropiadas o relevantes en el futuro. La legislación sobre la neutralidad de las redes que ignore las amplias y variadas normas de rendimiento necesarias para las diversas aplicaciones inhibirá la innovación, elevará los costes y perjudicará a los consumidores.

6. Garantizar derechos de espectro para fomentar la inversión
Para que Europa ocupe un papel importante en el 5G, se deben aumentar las políticas en cuanto al espectro y centrase en la inversión. Debemos simplificar y clarificar las condiciones de renovación, con el objetivo de avanzar hacia licencias perpetuas a largo plazo. A medida que se libere más espectro, la necesidad de topes de espectro se reducirá, mientras que se deberá tomar acción sobre las tarifas, los precios de reserva y las obligaciones normativas para garantizar que se concede licencia sobre el espectro de forma que se promocione la inversión de red necesaria para explotarla.

7. Priorizar el sector móvil en el diseño de objetivos de políticas más amplios
Los políticos europeos deberían garantizar que dan prioridad al sector móvil a la hora de diseñar las políticas para hacer frente a objetivos más amplios y a la distribución de los servicios públicos a los ciudadanos. Muchos de estos objetivos se conseguirán comercialmente si se implementan las acciones suplementarias propuestas por la GSMA. Si son necesarias subvenciones para cumplir los objetivos que beneficien a la totalidad de la sociedad, entonces deberían correr a cargo de los impuestos generales.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información