Mundo profesional | Noticias | 15 SEP 2016

La Comisión allana el camino a una mayor y mejor conectividad en Europa

La estrategia de Mercado Único Digital sigue adelante y la Comisión Europea está adoptando una serie de iniciativas y propuestas legislativas para situar a la UE en la vanguardia de la conectividad a Internet, una condición previa para acceder al mercado único digital.
Europa
Redacción NetworkWorld

Como parte de este paquete normativo en torno a la conectividad, la Comisión ha propuesto un conjunto de nuevos objetivos para pergeñar un auténtico Mercado Único Digital y altamente competitivo para 2025.

La propuesta abarca desde un nuevo código europeo de comunicaciones electrónicas, que fusione cuatro Directivas de telecomunicaciones actuales, un reglamento actualizado sobre el Organismo de Regulación Europea de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE), otro que apoye a las comunidades locales, en la prestación de libre acceso Wi-Fi para sus ciudadanos, y un plan de acción general para implementar 5G en toda la Unión Europea.

El 80% de los europeos tiene un teléfono móvil y un 50% de ellos son smartphones. Esto se traduce en que 315 millones de europeos utilizan Internet todos los días. Y estas cifras están en constante crecimiento.

En el futuro, se necesitará mayor calidad fija y mayor cobertura de banda ancha móvil para asegurarse de que los servicios tienen la misma calidad desde cualquier lugar, por ejemplo, en aeropuertos o estadios, parques empresariales o administraciones públicas, y para conectar miles de millones de objetos, desde coches a electrodomésticos. También puede permitir a los niños aprender de una manera nueva en la escuela, con la realidad virtual, y permitir a los médicos realizar cirugía a distancia.

La Comisión estima que casi 100 millones de alumnos y estudiantes, más de 70 millones de trabajadores, así como casi 2 millones de médicos y más de 2,5 millones de pacientes de hospital en Europa se beneficiarán directamente del nuevo objetivo de 1 Gbps para empresas, escuelas, centros de transporte y proveedores de servicios públicos.

En definitiva, una Internet asequible, accesible desde cualquier parte y de forma segura, que debe contar también con un nuevo código europeo de comunicaciones electrónicas, que repercuta en contratos más claros con los consumidores.

También se ha pensado en las empresas más pequeñas y nuevas, apartadas de los distritos centrales de negocios (como pequeñas startups en zonas rurales) para que puedan beneficiarse de conectividad de alta calidad, frente a competidores más consolidados

La Comisión y los inversores en el sector de las telecomunicaciones también tienen en cuenta la provisión de capital de riesgo para nuevas empresas que desarrollen soluciones 5G para aplicaciones y servicios innovadores en todos los sectores industriales.

El nuevo marco legal da una mayor previsibilidad y proporciona incentivos significativamente más fuertes para los inversores, que recompensen la asunción de riesgos e inversiones a largo plazo.

Una amplia gama de sectores, desde la automoción a la industria fabricante, se beneficiará de las medidas actuales y de este entorno más favorable a la inversión. Más en particular, el plan de acción 5G presenta una serie de acciones voluntarias coordinadas de la Comisión, los Estados miembros y la industria, para alcanzar un objetivo común. Se trata de una iniciativa clave para liderar la carrera mundial hacia 5G y competir con otras regiones, como EE.UU., Corea del Sur y Japón.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información