Convergencia | Noticias | 07 MAR 2016

Los cajeros del BBVA evolucionan hacia una experiencia digital

BBVA está renovando su parque de cajeros automáticos que evolucionan hacia una experiencia digital dentro de su estrategia omnicanal. Los nuevos cajeros se autoabastecen de dinero con lo cual es más difícil que dejen de suministrar dinero, permiten identificarse a través de NFC y operar casi todos los productos contratados.
BBVA cajeros

La entidad bancaria ha realizado un nuevo anuncio relacionado con su modelo de banca digital, esta vez en el ámbito de cajeros, cuyo parque completo va a renovar. El proyecto, que ha contado con la colaboración de Wincor Nixdorf, pone en circulación máquinas con novedosas funcionalidades que, de momento, ningún otro banco ofrece en España.
De un lado, el nuevo modelo permite que los mismos billetes que ingresan los clientes, se puedan reutilizar para las retiradas de efectivo, con lo cual aumenta la disponibilidad de efectivo y el servicio a los clientes. Lo hacen porque los equipos tradicionales utilicen dos compartimentos diferenciados y ahora esta limitación desaparece y son capaces de autoabastecerse.
De otro, se han realizado mejoras a nivel de software en todos los cajeros. Para ello, se ha trabajado con metodología Agile y con focus groups para desarrollar aquellas funcionalidades que los clientes consideran más relevantes. Así, con el software ATM 4.0 los mensajes son más claros y el cliente puede navegar de forma más intuitiva por el menú y las distintas pantallas, y sabiendo en todo momento cuál será el siguiente paso. También se adapta a cada cliente y a las operaciones que realice con más asiduidad, lo que evita que pierda un tiempo innecesario buscando sus opciones preferidas.
También puede realizar más operaciones, accediendo prácticamente la totalidad de los productos que tiene contratados el cliente con sólo introducir su tarjeta, no sólo a los que dicho plástico esté vinculado.
Otra novedad es que se puede acceder al cajero con el mismo usuario con el que accede en el móvil o en la web. En este punto, explica BBVA, que las cuentas corrientes se muestran con el alias que haya decidido el usuario, por lo que la información aparece clara y comprensible evitando tener que memorizar los números de IBAN. De esta manera, la tarjeta se convierte en un mero instrumento que permite el acceso al banco pero no el único.
La organización también ofrece a sus clientes la posibilidad de identificarse a través de la tecnología NFC (Near Field Communication). Con solo apoyar una tarjeta contactless y próximamente también a través de los teléfonos móviles que incluyen esta tecnología, los usuarios tendrán acceso inmediato a sus productos.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información