Telecomunicaciones | Artículos | 01 DIC 2008

Todos contra la Comisión Europea

Aunque la Comisión Europea ha suavizado su ambiciosa propuesta para la creación de un ente regulador paneuropeo, tras la oposición a esta medida de la mayoría de los Estados miembros, las enmiendas introducidas siguen generando resistencia. En España, como quedó reflejado en el transcurso del IX Congreso de Telecomunicaciones (Pro Telecom) organizado por Asimelec, prácticamente todos los estamentos del sector coincidieron en manifestar serias reticencias a las enmiendas introducidas por la CE.
A fin de conseguir más apoyos, el organismo regular europeo propuesto por la Comisión “será finalmente bastante menor en tamaño y competencias de lo previsto en un principio (...) Creo que estos cambios ayudarán a la presidencia francesa a avanzar en el proceso de la reforma del mercado”, ha asegurado Viviane Reding, comisaria europea de Telecomunicaciones. La Comisión pretende que el nuevo paquete normativo esté aceptado hacia abril del próximo año, lo que podría suponer su entrada en vigor a principios de 2010.
Los cambios introducidos en la propuesta inicial proponen la creación de una nueva entidad que se materializará en una oficina “ligera y eficiente,” centrada en la regulación de las telecomunicaciones y sin competencia ni en el ámbito de la repartición del espectro ni en la seguridad de la red. Inicialmente, el plan de reforma contemplaba delegar todas estas atribuciones en el nuevo órgano.

Reacción en España
Pese a su intento de consenso, las nuevas propuestas de la CE siguen levantando polémica. En nuestro país, buena parte de los agentes del sector coinciden en considerar demasiado ambicioso el poder que en la práctica tendría el nuevo organismo. En la inauguración de la novena edición de Pro Telecom, celebrada el pasado 18 de noviembre, Francisco Ros, secretario de Estado para las Telecomunicaciones, aseguró que las enmiendas introducidas por la Comisión son susceptibles de “sustanciales mejoras en muchos aspectos”. En su opinión, la posición de la Comisión “ no tiene en cuenta ni el principio de subsidiariedad ni que las soluciones propuestas se dirigen a países con realidades muy diversas. Tampoco tratan en profundidad aspectos de futuro que ya son presente, como las redes de nueva generación o la revisión del concepto de servicio universal”.
Tras la intervención del secretario de Estado, las eurodiputadas Francisca Pleguezuelos (PSOE) y Pilar del Castillo (PP) pusieron de relieve el papel que ha tenido tanto el Parlamento Europeo como el Consejo para hacer frente a la Comisión y conseguir las enmiendas que acaban de ser presentadas. Pleguezuelos manifestó que “la comisaria europea estaba teniendo una intervención excesiva en algunos temas”.


La UE interviene en el debate de la fibra
-------------------------------------------------------
A las pocas horas de que la CMT autorizase a Telefónica a abrir comercialmente sus redes de fibra hasta el hogar el pasado 13 de noviembre, la Comisión Europea comunica sus dudas sobre la regulación adoptada; dudas que, finalmente, plasmó en un documento remitido al ente regulador español. Sin embargo, el procedimiento iniciado por las autoridades de Bruselas no supondrá la paralización de las nuevas ofertas de Telefónica, como se llegó a pensar en un primer momento. Como ha manifestado recientemente el presidente de la entidad, Reinaldo Rodríguez, las dudas de la CE se limitan a aspectos “técnicos”, perfectamente “asumibles” por el regulador español.
En su blog, la CMT explica que “esas serias dudas con respecto al mercado 5 (acceso mayorista de banda ancha), no implican, en ningún caso, que Telefónica no pueda ya lanzar sus ofertas de fibra óptica a los abonados. En realidad, estas objeciones que presenta la CE con respecto a la propuesta de la CMT se refieren, entre otras cuestiones, a la posibilidad de excluir del mercado de referencia los servicios superiores a 30 Mbps, al considerarlos servicios novedosos, de forma que Telefónica no estaría obligada a facilitar un servicio de acceso indirecto a los competidores que lo solicitaran”.
La CMT había dictaminado finalmente que Telefónica sólo estaría obligada a compartir con sus competidores los conductos. Tras comprobar el correcto funcionamiento de su servicio mayorista, el Consejo de la entidad autorizó al operador la comercialización de servicios minoristas sobre fibra óptica hasta el hogar.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información