Telecomunicaciones | Artículos | 01 JUN 2008

La banda ancha móvil crecerá un 50% pero no desbancará a la fija

El último informe presentado por la consultora Arthur D. Little y la firma Exane BNP Paribas muestra una tendencia hacia el desembarco masivo de la banda ancha móvil, con un nivel de penetración que se prevé alcance el 50% en 2012. Esto implicaría para los operadores un crecimiento medio anual del 2,6%. Por su parte, las comunicaciones fijas sufrirán una caída del 0,4% a pesar del aumento de ingresos en TV y contenidos.
Para la consultora, estos resultados no significan la desaparición de las comunicaciones fijas sino la necesidad de una mayor integración de la red fijo-móvil. Los operadores móviles tendrán que involucrarse en el negocio de la telefonía fija y viceversa.
Para países como España, Francia y Holanda, la banda ancha móvil se mantendrá como complemento de la fija y no como sustituto. En otros, como Austria, Suecia o Portugal, el mercado doméstico se centrará en la televisión de alta calidad y otros servicios específicos, como seguridad, ofrecidos por empresas de fijo.
Las previsiones es que los proveedores de infraestructuras fijas sigan acaparando una importante cuota de mercado, ya que el 20% del tráfico en banda ancha móvil será transportado a través de infraestructuras fijas y pagado por los operadores de móvil a los suministradores de fijo. En este entorno, el informe pronostica un crecimiento anual en los ingresos de línea fija del 1,7% anual, mientras que el beneficio bruto de los operadores móviles crecerá un 1% anual, significativamente menor que el 2,6% de crecimiento esperado en ingresos.
Según Arthur D. Little, la demanda de convergencia fijo-móvil por parte de los clientes está aún por emerger, pero la integración tiene sentido porque facilita el desarrollo de ofertas convergentes fijo-móvil, ofrece alcance para sinergias significativas en costes y porque comprar un activo fijo es un modo de protegerse estratégicamente para una compañía puramente de móvil.

Menos compañías, pero más fuertes
La situación del mercado está haciendo que los suministradores de servicios de telecomunicaciones tengan que reforzar sus estructuras tanto a nivel local como dentro de Europa. La tendencia hacia la consolidación que se ha puesto de manifiesto en los últimos años continuará a lo largo de 2008, sobre todo en el área de las comunicaciones fijas. El número de proveedores de acceso fijo y móvil caerá de siete a cuatro en cada mercado.
La consultora estima que las empresas de banda ancha de tamaño medio terminarán siendo adquiridas por las grandes compañías de fijo u operadores de móviles ya que no podrán hacer frente a la competencia de sus adversarios. Esta tendencia hacia la concentración de empresas de telecomunicaciones a nivel local podrían incrementar un 18% el valor de los operadores fijos, mientras que el valor del sector ascenderá en torno al 6%. En los mercados locales, la consultora considera que deben aumentar sus inversiones en fibra óptica para acelerar la consolidación de los negocios.
Por otra parte, los grandes operadores globales cada vez tienen más influencia que los pequeños en los procesos de negociación con las grandes empresas de Internet y los fabricantes de dispositivos. Sin embargo, los pequeños, es decir, los antiguos monopolios y grandes competidores que prevalezcan después de la fase de consolidación local podrán participar en el juego ofreciendo sus redes a los diferentes servicios del resto de participantes y compartir más valor con ellos.
Arthur D. Little observa dos posibles escenarios: especialización en el acceso y consolidación europea. De esta forma, los pequeños operadores protegerían su cuota de mercado cediendo una parte de los ingresos y márgenes en los servicios y contenidos potenciales del sector a los suministradores de Internet y fabricantes. Esto provocaría, según la consultora, una reducción del 14% del valor del sector. Los grandes responderían a esta amenaza adquiriendo muchos pequeños operadores en otros países, tanto antiguos monopolios locales como competidores. Esto incrementaría la capacidad del sector de servicios de telecomunicaciones para defender su cuota de participación en el mercado, en detrimento de la cuota de las principales empresas de Internet y fabricantes. La valoración del sector podría incrementarse alrededor de un 17%, comparado con la situación actual.
Arthur D. Little no espera movimientos de consolidación durante 2008, aunque prevé que empiecen a producirse en una año y medio o dos años.

La industria española se ralentiza
Los factores específicos de cada país son un elemento importante de diferenciación entre los operadores de telecomunicaciones europeos. Hay una considerable diversidad en el crecimiento potencial y la situación competitiva dentro de Europa.
El mercado español sufrió durante el pasado año un estancamiento y, según el estudio de Arthur D. Litte, la situación seguirá ralentizándose durante 2008, siendo las principales causas la tendencia del PIB español a converger con la media europea y el incremento de precios cada vez más agresivos.
En el mercado de telefonía fija, se observará una tendencia en la aparición de paquetes triple-play, mientras que en lo que atañe a los operadores destaca la evolución de Orange que está mejorando progresivamente su oferta, lo que le ha ayudado a aumentar su cuota de mercado y alcanzar un 26% en el último trimestre de 2007. El operador de cable ONO continúa haciendo frente a sus problemas para integrar Auna y, además, presenta una posición financiera relativamente débil. Sin embargo, cuenta con una plataforma sólida y ha anunciado una mejora en su red de comunicaciones con objeto de ofrecer a sus clientes los 100 Mbps, como competencia al potencial despliegue de fibra de Telefónica y/o Orange.
Según pone de manifiesto el informe, en este período, la diferenciación ha estado más basada en la calidad y el contenido de los servicios que en el precio, lo que ha redundado en un mercado más oxigenado. Sin embargo, esta situación puede cambiar ya que Orange ha introducido recientemente precios de triple-play mucho más agresivos. Una de las incertidumbres más importantes gira en torno al contenido. Así, existen rumores sobre la posible venta de Sogecable con Sky, Vivendi, France Telecom o incluso con Telefónica.
En lo que respecta al mercado de la telefonía móvil destaca la aparición de numerosos competidores. Más de diez OMV han surgido o están esperando su lanzamiento. Yoigo, aunque lejos todavía de obtener beneficios, excedió su número objetivo de clientes de 400 en 2007 y proyecta tener un millón de clientes a finales de 2008, habiendo manifestado su CEO, según manifiesta Arthur D. Little, que si los objetivos de la compañía no se cumplen, reconsideraría su estrategia en España con, por ejemplo, una posible salida del mercado.
En general, Arthur D. Little no espera cambios significativos en la configuración estructural de la industria española, dado que el efecto de los nuevos entrantes, como ONO en móvil y Vodafone en fijo, se ve compensado por nuevas operaciones de consolidación, como por ejemplo, Jazztel.

Alemania, el más atractivo
Del resto de los países europeos, para Arthur D. Little, Alemania es el mercado mas atractivo po

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información