Telecomunicaciones | Noticias | 28 OCT 2014

En 2017 la banca invertirá 12.600 millones en la transformación de sus sucursales

Según el informe ?End-to-End Benefits of a Transformed Branch Network? realizado por IDC y Wincor Nixdorf, el éxito o fracaso de una red de sucursales depende de su aceptación por parte del consumidor.
BBVA cajero Abil2
Network World

Para asegurar el éxito, los canales físicos, online y móviles deben estar completamente integrados en el mundo digital, donde cada vez más, los usuarios pasan su tiempo y gestionan sus asuntos bancarios. Esto supone  un enorme reto, pero también abre grandes oportunidades: la experiencia muestra que la satisfacción del cliente se incrementa cuando se mejora la infraestructura de la sucursal.

 

“Los resultados del estudio de IDC sugieren que una red de oficinas óptima y el uso de las últimas tecnologías puede suponer un incremento del 25% en interacciones por parte del cliente, lo que incrementaría la eficiencia en alrededor del 30%”, explica Jens Bohlen, responsable del negocio de banca de Wincor Nixdorf. Según el estudio, los clientes se beneficiarían de un servicio 24/7 y los bancos de la automatización de los procesos y por tanto de una reducción de costes.

 

La oferta de un amplio abanico de servicios y consultoría, incluso en las sucursales más pequeñas o en los puntos de autoservicio sin personal, es posible gracias a nuevas tecnologías como sistemas de videoconferencia integrados en los terminales de autoservicio: tocando un botón el cliente puede comunicarse directamente con un consultor del banco especializado en su área de interés. Esto ayuda a reducir las distancias, ofreciendo servicios de consultoría en áreas rurales y asegurando una mayor presencia en todos los tipos de sucursal.

 

Junto con un banco británico, Wincor Nixdorf ha desarrollado el concepto de autoservicio asistido. El “cajero asistido automático” automatiza una variedad de transacciones estándares, como retiradas y depósitos de billetes y monedas, impresión de documentos y depósitos de cheques. El sistema integra un lector de código de barras y un lector NFC para simplificar el manejo de diversas transacciones, como el pago de facturas. El sistema cuenta con dos pantallas táctiles de 18,5” montadas a diferentes alturas para permitir un uso más sencillo por parte de personas con diferentes necesidades físicas. Los clientes pueden solicitar asistencia con sólo presionar un botón en el dispositivo. El personal de la sucursal recibe estas peticiones a través de un iPad y ofrecer su ayuda inmediatamente en caso necesario. “Somos el primer proveedor del mundo en completar la instalación a gran escala de una solución como ésta, lo que permite al banco ofrecer todas sus transacciones estándar en sistemas de autoservicio con un alto grado de orientación al cliente y eficiencia”, asegura Bohlen.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información