Seguridad | Noticias | 31 AGO 2015

Los "Robin Hoods" responsables del ataque a Ashley Madison

WatchGuard pone de manifiesto la gravedad de un ciberataque que podría mantener en jaque a los usuarios para el resto de sus vidas.
ataque_ashley
Marga Verdú

Dada la plena actualidad informativa y la gravedad del ataque informático que ha sufrido la web Ashley Madison, -cuyas primeras consecuencias, según estima la  policía de Canadá, relacionan directamente la brecha con el suicidio de dos personas por la reciente revelación de datos que han realizado los hackers-, WathGuard Technologies, advierte de las medidas que habría de adoptar toda empresa que maneje información, con la finalidad de ayudarles a preservar sus datos y sistemas con seguridad.

 

Tal y como explica Corey Natchreiner, director de tecnología de WatchGuard, “lo más llamativo de la brecha de seguridad que se ha producido en Ashley Madison es la magnitud del ataque abarcando a toda la infraestructura de la compañía. Se ha de tener cuidado con este caso pues es fácil caer en la tentación de no condenarlo por el código ético de los usuarios de dicha página, considerando a los atacantes una especie de Robin Hoods. No se ha de olvidar que la información robada podría llevar a que cualquier hacker extorsione y chantajee a los usuarios durante el resto de sus vidas.

 

Ashley Madison afirma que tras el ataque sufrido ha adoptado medidas para aumentar la seguridad de su red. Por desgracia, dichas medidas deberían haber sido implantadas con anterioridad, pues los hackers han tenido acceso a una enorme cantidad de datos durante un tiempo considerable. Tratándose de una empresa que gestiona información valiosa y sensible, esto supone un fallo muy grave. “No existe una defensa perfecta, por lo que nada más implantar unas medidas de seguridad, se ha de asumir la posibilidad de que éstas puedan verse comprometidas. Las empresas han de contar con herramientas de visibilidad y procesos que les permitan dar respuesta a cualquier incidente de forma ágil”, puntualiza Natchreiner.

 

Para este experto, los cibercriminales puedes ser hacktivistas con objetivos de índole social que quieren alterar o interrumpir el día a día de una empresa; o grupos criminales organizados  que van tras los datos financieros o personales de sus clientes (o como en este caso, los dos). “Con motivo de este ataque,  he recordado el consejo que con frecuencia doy a los niños. Éste, en líneas generales, es que no se ponga nada online que no se quiera ver en la portada del periódico que pueda leer nuestra abuela. Internet es para siempre, no importa a quién se confíe los datos”.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información