Seguridad | Noticias | 20 JUN 2016

Europa emerge como líder en normativas de ciberseguridad, según ABI Research

Europa se está convirtiendo en líder mundial en la aplicación de normativas de ciberseguridad. La Unión Europea y los países conectados al Consejo de Europa y del Espacio Económico Europeo, están implantando con éxito instrumentos jurídicos en el ámbito de la ciberdelincuencia y la ciberseguridad.
Universidad ciberseguridad
Redacción NetworkWorld

Con la inminente legislación de la UE de protección de las infraestructuras críticas, Europa va a gastar 35.000 millones en seguridad cibernética hasta 2021, según las previsiones de ABI Research. La nueva directiva de información y redes de seguridad (NIS) exige que los operadores de infraestructuras críticas (que incluye a sectores como agricultura, energía, transporte, productos farmacéuticos, agua y gestión de residuos) mantengan unas directrices de seguridad informática y destinen fondos a proteger su infraestructura. Y las empresas que no las cumplan se enfrentarán a importantes repercusiones financieras.

"Europa sigue siendo un objetivo lucrativo (para la ciberdelincuencia), ya que es una región próspera y altamente conectada", asegura Michela Menting, directora de investigación de ABI Research. "La nueva directiva obligará a los operadores a hacer frente a cuestiones de seguridad cibernética y, en particular, en entornos industriales, lo cual es un gran paso para muchas organizaciones", sostiene.

Reino Unido es actualmente el mayor inversor en seguridad informática, pero el país más preparado es Noruega. Para todos los jugadores europeos, los temas cruciales serán los costes y la complejidad de ponerlo en marcha. El sector tecnológico ya tiene pocos profesionales especialistas en seguridad informática y, por ello, muchas empresas tendrán que optar por especialistas en seguridad externos.

En todo caso, estas iniciativas, aunque en un principio podrán suponer un problema para las organizaciones, acabará reportando beneficios a las organizaciones ya que la inacción en este campo podría tener consecuencias nefastas.

"Los ciberataques terroristas son una amenaza inmediata y las organizaciones terroristas van a apuntar a hospitales, plantas de energía, transportes públicos, instalaciones de agua, y otras grandes instalaciones. Políticas como ésta pueden parecer radicales, pero son cruciales para proteger a los ciudadanos", concluye Menting.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información