Seguridad | Noticias | 10 JUN 2014

El impacto económico del cibercrimen se eleva a 445.000 millones de dólares

El coste del cibercrimen en las empresas supera los 445.000 millones de dólares en todo el mundo, con un impacto de aproximadamente 200.000 empleos en Estados Unidos y 150.000 en Europa.
Cibercrimen_Symantec
Network World

Según el informe “Net Losses – Estimating the Global Cost of Cybercrime” del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), patrocinado por McAfee, parte de Intel Security, el coste más importante del cibercrimen proviene del daño causado al rendimiento de las empresas y a las economías nacionales. En concreto, el cibercrimen provoca importantes daños a la actividad comercial, a la competitividad, a la innovación y al crecimiento económico global.

 

Los estudios estiman que Internet genera anualmente entre 2 y 3 billones de dólares con un gran impacto en las economías mundiales y con unas expectativas de rápido crecimiento. Sin embargo, según las conclusiones del informe del CSIS, el cibercrimen extrae entre el 15% y 20% del valor creado por Internet. Los países con ingresos más altos tuvieron pérdidas mayores porcentuales del PIB que los países con economías más precarias, un 0,9% de media.

 

“El cibercrimen puede considerare un impuesto sobre la innovación que retarda el ritmo de la innovación global mediante la reducción de la tasa de retorno a los innovadores e inversores”, afirma Jim Lewis, socio y director del Programa de Tecnologías Estratégicas del CSIS. “Para los países desarrollados, el cibercrimen ha supuesto serias implicaciones en el empleo. El efecto del cibercrimen es la destrucción de empleo que genera más valor. Incluso los pequeños cambios en el PIB pueden afectar al empleo.”

 

El informe destaca que solo en 2013 alrededor de 3.000 compañías en Estados Unidos fueron hackeadas, entre las que destacan importantes empresas de retail. En Reino Unido, este sector reportó pérdidas superiores a los 850 millones de dólares. Por su parte, las autoridades australianas reportaron ataques a gran escala a una aerolínea, cadenas hoteleras y compañías de servicios financieros, con un coste estimado de 100 millones de dólares.

 

El informe también destaca las pérdidas globales relacionadas con las brechas de información personal, que podrían alcanzar los 160.000 millones de dólares. Además, 40 millones de personas en Estados Unidos, aproximadamente el 15% de la población, ha sufrido robo de información personal a manos de hackers. El estudio también ha descubierto brechas de alto nivel alrededor del mundo: 54 millones en Turquía, 20 millones en Corea, 16 millones en Alemania y más de 20 millones en China.

 

Parte de las pérdidas derivadas de la delincuencia informática tienen conexión directa con lo que los expertos llaman “costes de recuperación”, y que están directamente relacionados con las tareas de limpieza y recuperación de datos después de que un ataque ha tenido lugar. En Italia, por ejemplo, los ataques suponen actualmente pérdidas totales valoradas en 875 millones de dólares, mientras que los costes de recuperación y limpieza alcanzan los 8.500 millones de dólares. En otras palabras, el coste de recuperación tras un ataque puede ser diez veces más valioso que el propio ataque en sí mismo.

 

“Está claro que existe un impacto económico real y tangible asociado con el freno a la ciberdelincuencia”, afirma Scott Montgomery, CTO del área de administración pública de McAfee. “Durante años, el cibercrimen se ha convertido en una industria próspera, pero esto puede cambiar, con el aumento de la colaboración entre naciones y de acuerdos entre empresas públicas y privadas. La tecnología existe para mantener la información financiera y la propiedad intelectual a salvo, y cuando esto ocurre, es posible crear oportunidades positivas para el crecimiento económico y la creación de empleo en todo el mundo.”

 

 

 

 

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios