Networking | Artículos | 01 NOV 2008

Rendimiento de red y productividad, una relación peligrosa

Los usuarios de TI pierden hasta tres días de productividad al año a causa de los problemas relacionados con el rendimiento de sus redes. Una cifra que cuando se extrapola a toda una empresa alcanza resultados muy preo-cupantes. En una organización de 1.000 empleados, este nivel de pérdida de tiempo y productividad podría costar a la organización decenas de miles de euros al año. De acuerdo con los resultados del estudio “Network Performance Frustration”, realizado por Dimension Data mediante entrevistas online a 957 usuarios de TI y 267 responsables de gestión de red de todo el mundo, los usuarios pueden llegar a perder un promedio mensual de 35 minutos en retardos al acceder a la red, 25 minutos en el correo electrónico y 23 minutos en transferencias de archivos. Asimismo, el 30% de los usuarios que acceden a Internet desde la red corporativa sufren severos retardos, un porcentaje similar a los que experimentan problemas cuando trabajan con la red corporativa. En general, las incidencias de rendimiento que mayor frustración provocan en los usuarios son, por este orden, la ralentización de las aplicaciones, las caídas del sistema y la imposibilidad de utilizar los recursos de Internet.

Variables de uso y seguridad
Todos estos inconvenientes muy probablemente sean resultado directo de diversos factores que afectan negativamente al rendimiento, como los patrones de comportamiento del usuario y los potenciales retos de seguridad. El estudio destaca la importancia que tiene el conocimiento del comportamiento de los usuarios a la hora de comprender en su totalidad la naturaleza de la frustración del rendimiento, pues se trata de un factor que afectará directamente a su productividad. En consecuencia, resulta crucial examinar las variables de uso que pueden tener un impacto significativo en el rendimiento, como qué tecnologías están usando, y cómo y desde dónde acceden a ellas. Por ejemplo, según el estudio de Dimension Data, hoy más del 50% del trafico de red corporativo no está relacionado con el negocio, sin que las empresas tengan la visibilidad necesaria de este comportamiento anómalo. Asimismo, los problemas de congestión son muchas veces resultado de problemas relacionados con la seguridad, como virus, gusanos o ataques DoS, fruto del tráfico oculto no relacionado con el negocio, como los accesos a aplicaciones Web 2.0 o el uso privado de la mensajería instantánea. Por ello, una visión granular del tráfico de la red no sólo facilitará la gestión del rendimiento, sino también permitirá establecer políticas de seguridad efectivas y adaptadas al negocio.
A pesar de todos los inconvenientes, las conclusiones del estudio sobre el impacto en los usuarios finales de los retardos y caídas del rendimiento y la velocidad a la que se resuelven sus problemas son preocupantes, por cuanto las percepciones al respecto de responsables TI y usuarios no difieren notablemente, con más de la mitad en los dos segmentos que valoran positivamente ambas cuestiones. De igual modo, los dos tipos de entrevistados coinciden prácticamente en tasas similares sobre la valoración de los niveles de rendimiento de sus redes. Con todo, según la investigación de Dimension Data, son muchas las empresas que todavía no tienen un equipo o persona dedicada a analizar estos problemas, que, en consecuencia, no están siendo resueltos satisfactoriamente.

ROI y costes ocultos
Otra conclusión clave del estudio es que más del 20% de los responsables de gestión de redes no tienen en cuenta el rendimiento de la red cuando calculan el retorno de la inversión (ROI), factor que incluso un 23% ni siquiera tiene en cuenta a la hora de abordar sus proyectos, dejando a la empresa expuesta a pérdidas y costes imposibles de cuantificar. Sin embargo, el análisis del ROI en términos de rendimiento, mejorando la tecnología y las soluciones, es tan necesario como fácil de probar, con un período de retorno de siete meses.
El objetivo del estudio “Network Performance Frustration” consiste en analizar el nivel real de los problemas de rendimiento experimentados por los usuarios y sus efectos en su productividad, así como el grado de comprensión de los responsables TI de estos problemas y su nivel de madurez para solucionarlos. Asimismo, en el estudio se abordan las posibles soluciones y su impacto potencial en los usuarios de TI y la organización.


La VoIP, el vídeo y las aplicaciones Internet multimedia acaparan los mayores niveles de frustración de los usuarios en cuanto al rendimiento de red. Según el estudio de Dimension Data, esto no es sorprendente, puesto que todas ellas son aplicaciones con un consumo intensivo de ancho de banda y particularmente sensibles a los retardos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información