Networking | Artículos | 01 OCT 2008

Nortel prosigue su reestructuración con la venta de su negocio Metro Ethernet

Paso a paso, Nortel continúa el proceso de desinversión en aquellos mercados que no resultan estratégicos para la compañía. A la salida del negocio de WiMAX a principios del pasado verano y de la venta a Alcatel-Lucent de sus activos en UMTS en 2006, se une ahora la busca de comprador para su unidad Metro Ethernet Networks (MEN). El anuncio ha coincidido con la revisión a la baja de las expectativas de ingresos del fabricante para el tercer trimestre del año, caída de resultados que ha actuado como motivo determinante de la puesta en venta de MEN, operación que proporcionará a Nortel fondos suficientes para acometer una reestructuración más profunda con el fin de recortar costes y mantener sus márgenes de beneficio. En cualquier caso, el fabricante ha asegurado que continuará invirtiendo en el desarrollo de productos Ethernet de área metropolitana y mantendrá su calendario de lanzamiento de nuevas soluciones mientras aparece la oferta de compra más adecuada.

Centrados en el software
Otro factor que ha influido en la decisión de poner en venta las actividades de Nortel en el segmento de soluciones ópticas y de Carrier Ethernet tiene su origen en el cambio emprendido por la compañía hacia un modelo de negocio más centrado en el software. Con este movimiento, Nortel conseguirá fondos adicionales para focalizarse en otras áreas de productos más estratégicas para la compañía, como la VoIP, las redes de empresa y los servicios de aplicaciones. Nortel ahora se está centrando especialmente en lo que la compañía llama internamente ICT (Information, Communication and Technology), un área muy diferente del mercado que representa la unidad Metro Ethernet Networks. Asimismo, la compañía ha justificado la iniciativa en la necesidad de concentrarse en un número más reducido de mercados y dotar a su negocio óptico y Carrier Ethernet de un entorno con menos dependencias corporativas. Según la compañía, es necesario aprovechar el buen momento de este mercado para vincularlo a un fabricante realmente focalizado en este tipo de soluciones.
MEN cuenta con 40.000 elementos de red instalados en todo el mundo y un negocio de 2.000 millones de dólares, cifra que representa el 14% de los ingresos totales de Nortel. En su portfolio se incluye Metro Ethernet Routing Switch (MERS) 8600, el componente clave de la estrategia Provider Backbone Transport (PBT) del fabricante para construir redes Metro Ethernet más eficientes. La unidad de negocio MEN comercializa también productos de infraestructuras óptica, como OME 6500 y 40G/100G, así como sistemas de transporte de larga distancia y las series de switches multiservicio Passport 7000 y 15000.
El mercado de Carrier Ethernet, donde compiten hasta 20 fabricantes, atraviesa un buen momento, con crecimientos anuales compuestos del 42,5% a partir de los 4.600 millones de dólares registrados en 2007, según Dell’Oro Group. De acuerdo con las estimaciones de la consultora, este mercado sobrepasó los 1.400 millones de dólares en el segundo trimestre de 2008, cifra tres veces superior a la correspondiente a 2005, y se espera cerrar el año con un volumen de negocio de 6.000 millones.

Aplazamientos de la inversión
Las expectativas de ingresos de Nortel Networks en su tercer trimestre fiscal apuntan una cifra de alrededor de 2.300 millones de dólares, frente a los 2.700 millones de dólares conseguidos por el fabricante en el mismo período del año pasado. También los resultados del resto del año serán menores de lo previsto. Una caída en la que, según Nortel, ha influido el recorte de los planes de gasto de capital de los operadores y el aplazamiento de la inversión en TI y en redes ópticas por parte de algunos clientes empresariales. Como resultado de estos factores, los ingresos de la compañía para la totalidad del año caerán entre un 2 y un 4% respecto del año pasado. En agosto, Nortel esperaba registrar porcentajes de variación similares, pero en términos positivos.


Concentración de actividades
------------------------------------------
El mercado óptico y Carrier Ethernet es el tercero que Nortel Networks abandona en los últimos dos años. El pasado junio, la compañía anunciaba su salida del negocio asociado a WiMAX para centrar sus esfuerzos en la tecnología móvil de próxima generación LTE (Long Term Evolution). Este cambio estratégico no supuso, sin embargo, el abandono total de este mercado, ya que sigue ofreciendo este tipo de soluciones wireless a través de una alianza con Alvarion. Asimismo, el 31 de diciembre de 2006 se hacía efectiva la adquisición del negocio de acceso radio UMTS de Nortel (UTRAN) y todos sus activos asociados por parte de Alcatel-Lucent.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información