Networking | Artículos | 01 NOV 2007

Móviles, seguras e inteligentes: las LAN se reinventan

Los expertos reunidos por Interop en Nueva York a finales de octubre lo tienen claro: la próxima generación de redes locales será móvil, segura, inteligente y más orientada a los servicios que a la velocidad. En los debates celebrados en la edición de Interop para la zona atlántica de Estados Unidos, los grandes protagonistas de la industria coincidieron en que la movilidad, las comunicaciones unificadas, la colaboración y NAC afectarán a las arquitecturas LAN, sometiéndolas a un cambio radical, imprescindible para garantizar que las aplicaciones futuras puedan ser accedidas de forma segura en cualquier momento y lugar. La informática ubicua será el próximo gran paso, gracias principalmente a tendencias como la globalización, la virtualización y la colaboración. Asimismo, dominarán las infraestructuras LAN adaptadas a las necesidades de recuperación de desastres y de una mayor consolidación. En el fondo, se impone entre las empresas la idea de que las redes funcionen como una utility.
Las visiones más avanzadas sugieren que los componentes de las nuevas LAN incluirán movilidad, seguridad y conectividad basada en identidades. La arquitectura estará formada por un híbrido de enfoques distribuidos y centralizados en función de las aplicaciones: distribuidos para el tráfico sensible a la latencia, como voz sobre WLAN y aplicaciones para 11n, y centralizado para el tráfico sensible a la seguridad, como el acceso de invitados. La itinerancia de voz de forma transparente será clave: el “apilamiento virtual” de los conmutadores permitirá agrupar y asignar capacidad de forma automática, remodelándose y balanceándose entre puntos de acceso cuando se añadan o retiren de una red.
La seguridad será otro de los grandes requisitos. Por ello, los usuarios migrarán a conmutación segura con capacidades de control de accesos. Los expertos coinciden en el diagnóstico: las LAN fueron construidas para dar conectividad, no control, y han fallado a la hora de frenar la proliferación de malware, no están a la altura de las necesidades que impone el cumplimiento normativo y aportan poca visibilidad sobre el comportamiento del usuario. El cambio que se avecina será, pues, la asunción de funciones de control. El reto para el usuario estará en saber valorar todas las opciones de seguridad disponibles y comprender dónde deben empezar a implementarlas.

Mejorando la experiencia del cliente
También cambiarán las redes de las oficinas remotas. Casi el 90% de los empleados de las empresas trabajan en estas sedes secundarias, a menudo formadas por un conjunto dispar de tecnologías, capacidades y funcionalidades que incrementa el coste del negocio y afectan a la experiencia de usuario. Sin embargo, estas delegaciones representan la parte más estratégica del plan de negocio, al ser el lugar donde la empresa interactúa con sus clientes. Por ello, tarde o temprano, la experiencia del cliente se convertirá en el principal motor de la renovación. En este sentido, una cuestión a considerar será si las aplicaciones de negocio han de estar centralizadas o distribuidas en las oficinas remotas. Y aquí surgen objetivos opuestos: maximizar el alcance de las aplicaciones mientras se minimiza el coste total de propiedad. Por ello, las empresas adoptarán cada vez más modelos híbridos donde algunas aplicaciones estén alojadas en la sede central, otras en las oficinas remotas y otras en los centros de los operadores de telecomunicaciones, en función de las necesidades y la optimización de costes.
El futuro será así. O no. Pero esto es al menos lo que, a día de hoy, vaticinan los que se dedican delinear los caminos de evolución de las TI.


Oficinas remotas obsoletas
---------------------------------------
El problema no es pequeño. Según datos aportados por Cisco, las sucursales crecen a un ritmo del 10% anual, consumiendo el 70% de los recursos de TI de las empresas. Además, los empleados de estos emplazamientos trabajan hoy de forma diferente a como lo hacían hace tres o cinco años: ahora son móviles y ejecutan aplicaciones Web 2.0 y mashups. El análisis de la compañía concluye que las sucursales actuales están anticuadas, con equipos dispares y obsoletos que generan pobres tiempos de respuesta, van contra la seguridad y soportan escasos niveles de movilidad y recuperación de desastres. Y aun así, la oficina remota es ahora más importante que nunca para el negocio, concluye, un factor que las empresas deben considerar a la hora de definir arquitecturas LAN coherentes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información