Networking | Artículos | 01 MAY 2011

IPv6 mejora las redes hospitalarias

Melvyn Wray.
IPv6 es la única solución viable ante el agotamiento de IPv4. En la actualidad, están sin asignar menos del 5% de los espacios de direcciones de Internet IPv4 y está ampliamente aceptado su extinción a finales de 2011, si no antes. Es esencial que los administradores de red adecuen sus sistemas para soportar el paso del tiempo invirtiendo en equipos preparados para IPv6, pero hay una seria resistencia al cambio.
IPv6 trae consigo una serie de nuevas características de seguridad, muchas de las cuales se adaptan idealmente a los hospitales en los que los datos confidenciales necesitan ir y venir regularmente. Si bien sería ingenuo sugerir que todos los temas de seguridad se pueden abordar en la capa IP, para el ir y venir de datos entre departamentos la seguridad adicional de IPv6 conlleva una serie de beneficios, como su integración con IPSec. IPSec autentica y cifra cada paquete IP y flujo de datos durante cada sesión de comunicación, garantizando la protección de los datos sensibles transmitidos a través de una red, algo particularmente importante en la industria sanitaria, donde los usuarios de la red tratan con historiales médicos sensibles y confidenciales que se transfieren entre el personal médico y los distintos departamentos.
A la larga, los hospitales ahorrarán dinero en sus sistemas de mantenimiento ya que no necesitarán soportar tanto el gasto de instalación como el del software de seguridad adicional para proteger sus datos. Los hospitales y las instituciones sanitarias tienen el deber de cuidar a sus pacientes para mantener seguros sus datos e historiales médicos y deben esforzarse en garantizar la confidencialidad médico-paciente, particularmente según nos movemos hacia una adopción más generalizada de los historiales electrónicos.
IPv6 soporta aproximadamente 2128 direcciones de Internet únicas globalmente usando direcciones de 128 bits, frente a las direcciones de 32 bits de IPv4. NAT extendió el tiempo de vida de IPv4 permitiendo a numerosos dispositivos compartir la misma dirección IP detrás de un router, pero este sistema creó problemas de red adicionales. Con NAT, es más difícil para un administrador de red solucionar problemas e implementar IPSec y otros protocolos de seguridad.
Como IPv6 elimina la necesidad de NAT, las características de seguridad se pueden aplicar fácilmente. IPSec proporciona autenticación y cifrado obligatorios en IPv6, con cabeceras definidas por separado que permiten que las aplicaciones de capas más altas usen cada función, o ambas simultáneamente, siempre que se requiera. Los usuarios de la red disfrutarán de manera totalmente transparente de seguridad extremo a extremo, que puede ser fácilmente gestionada por el administrador de la red.
IPv6 también ofrece calidad de servicio (QoS) integrada, que prioriza las transmisiones sensibles al tiempo y maneja los paquetes enviados sobre la red de manera más eficiente, lo que resulta especialmente idóneo para la telemedicina, ya que se basa en el tratamiento de paquetes de imagen y vídeo enviados a través de la red hospitalaria junto con los datos. La QoS mejora la capacidad de la red a la hora de gestionar estos paquetes, facilitando la adopción generalizada de la telemedicina, que a su vez puede mejorar la eficiencia del personal y mejorar los niveles de atención al paciente.


Melvyn Wray
Vicepresidente Sénior de Marketing de Producto de EMEA en Allied Telesis
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios