Networking | Artículos | 01 DIC 2008

Entornos de laboratorio: más para virtualizar

Raúl Izquierdo.
La virtualización asimismo se está convirtiendo en una nueva caja de sorpresas, ya que, además de permite reducir el espacio de nuestros servidores y el de los escritorios de los usuarios, un paso más allá, ahora también hace posible virtualizar los entornos de laboratorio. Se trata de una tecnología emergente cuyos principales entornos de despliegue podrían ser, por ejemplo, el desarrollo de aplicaciones, la formación TI o las pruebas de aplicación de parches o actualizaciones. También es utilizable para la simulación de entornos de tests, soporte técnico y demostración, así como para el equipamiento de recursos externalizados. Como vemos, múltiples funcionalidades y campos de aplicación, y múltiples ventajas y beneficios para las compañías: se reducen los costes operativos y en infraestructuras, se consigue un rápido aprovisionamiento de máquinas virtuales con configuraciones capturadas, y se optimiza el uso del espacio y de los recursos utilizados. Todo ello se traduce en ahorro y mejora de la inversión y de la competitividad en el mercado, ya que las empresas pueden destinar los recursos a otro tipo de procesos más beneficiosos para su “core business”.
Las soluciones de virtualización de laboratorios se caracterizan por tres puntos fundamentales: disponer de una interfaz de acceso a usuarios para poder aprovisionar máquinas sobre la infraestructura de virtualización subyacente; permitir la gestión de plantillas y cambios en las máquinas virtuales; y ofrecer gestión de los entornos virtualizados en cuanto a su vigencia. Además, cuentan con un repositorio de software común y ofrecen acceso limitado por usuarios. Con todo esto, la virtualización de entornos de laboratorio se perfila como la solución más idónea como banco de pruebas para los equipos de desarrollo de aplicaciones, formación IT, soporte técnico, consultoría y comerciales, ya que permite la simulación de entornos lógicos destinados a la realización de pruebas, la aplicación de parches y actualizaciones, el desarrollo de escenarios de demostración o el equipamiento para recursos externalizados. Por todo ello, aparte de a los servidores corporativos y los equipos informáticos de sus empleados, las organizaciones deberían considerar aplicar la virtualización a sus laboratorios de pruebas, con ánimo de reducir los costes de gestión y de soporte. Ésta es una decisión de TI estratégica para conseguir eficiencia en toda la infraestructura tecnológica y la consecución de los objetivos de negocio.


Raúl Izquierdo
Responsable de Desarrollo de Negocio de Alhambra-Eidos

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información