Networking | Artículos | 01 ABR 2011

El centro de datos y la virtualización marcan la estrategia de Radware

La tecnología Alteon se integra en VADI
Juana Gandía.
Radware ha reforzado su estrategia para los centros de datos virtualizados con la inclusión de la arquitectura VADI, en la que se ha incluido la tecnología de Alteon.

La compañía se ha marcado como estrategia para 2011 realizar diferentes iniciativas orientadas a optimizar las soluciones de entrega de aplicaciones para el centro de datos, así como para operadores móviles y proveedores cloud.
El centro de datos es el principal foco del negocio de Radware y la virtualización la tecnología clave de su estrategia. Su entrada en este mercado se remonta a 2008 con la aparición de Virtual Director, estrategia que se vería reforzada en 2009 con la compra de la tecnología Alteon de Nortel, la cual ya ha sido integrada en la arquitectura para centros de datos virtuales VADI (Virtual Application Delivery Infrastructure ). “Estamos aprovechando la Arquitectura Virtual Matrix de Alteon (VMA) junto con nuestro propio sistema de software bajo la plataforma OnDemand Switch, para proporcionar un procesamiento superior, bajo la modalidad de pago según las necesidades, con actualizaciones de licencias, aceleración y seguridad de comportamiento, capacidades de Capa 4-7 y garantía de vida útil de cinco años”, explica Sharon Trachtman, vicepresidenta de marketing de Radware.
VADI es una arquitectura que transforma los servicios ADC, los recursos de computación y los de virtualización en una infraestructura integrada y de entrega de aplicaciones. Esta solución incluye un controlador virtual de entrega de aplicaciones (vADC); recursos de computación ADC para el vADCs, que se entrega en tres formatos diferentes de acuerdo a los requisitos de solicitud y SLA; y un dispositivo ADC físico dedicado al vADC. Los anuncios más recientes sobre VADI incluyen la disponibilidad del Soft ADC (Alteon VA) y la orquestación plug-in para entornos VMware.

Apuesta cloud
VAD tiene un valor significativo para los proveedores cloud, ya que alinea las capacidades de entrega de aplicaciones virtualizadas con los requisitos del CPD. Además, permite la integración con sus portales de autoservicio a través de los plug-in y APIs de la compañía.
Por su parte, las soluciones de seguridad de Radware están diseñadas para proteger las infraestructuras críticas en la nube del centro de datos y las aplicaciones de los ataques actuales que, por lo general, requieren la integración de herramientas de seguridad múltiples como IPS, la protección de DDOS y análisis de comportamiento de red.

La movilidad se llama MSE
Radware también ha estado muy activa en el mundo de la movilidad y, recientemente, ha dado a conocer MSE (Mobile Service Edge), estrategia diseñada para abordar y aportar un valor añadido en todos los aspectos de la entrega de aplicaciones y la seguridad de redes móviles actuales y futuras, así como para centros de datos móviles. Esto lo realiza permitiendo a los operadores obtener el control completo, mejorar la escalabilidad, flexibilidad y optimización a través de datos móviles. Aumenta la capacidad futura y las infraestructuras existentes.
La estrategia MSE de Radware se integra con los nuevos ecosistemas de datos móviles, junto con las plataformas de alta capacidad y servicios avanzados, así como la entrega de aplicaciones móviles.
La escalabilidad se consigue a través de plataformas de alta capacidad, como OnDemand Switch, mientras que la integración en el entorno de datos móviles se realiza mediante plataformas de gestión, como APSolute, utilizando un conjunto de APIs abiertas y plug-ins que permiten reducir los ciclos de aprovisionamiento de extremo a extremo.
El objetivo de Radware con esta estrategia es “ofrecer las mejores soluciones de entrega de aplicaciones y seguridad del mercado que están especialmente diseñadas para adaptarse a los requisitos de soporte móvil de hoy día y en los próximos años a medida que avanzan en la infraestructura 4G”, comenta Sharon Trachtman.


Más de un 30% de crecimiento
------------------------------------------
En el ejercicio fiscal correspondiente a 2010, la facturación de Radware alcanzó los 144,1 millones de dólares con un crecimiento, frente a 2009, de un 32%. “Y esta línea de crecimiento también se mantiene con respecto a otros años”, comenta Sharon Trachtman. Respecto a la filial española dentro del mercado global, se posiciona como el tercer país de Europa en índices de facturación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información