Networking | Artículos | 04 ABR 2013

Cinco criterios clave para seleccionar la mejor solución Wi-Fi

Las redes Wi-Fi han alcanzado un punto de complejidad y criticidad dentro de las organizaciones que a la hora de seleccionar qué solución desplegar el simple criterio de ?aquella que me ofrezca una conectividad básica? es insuficiente.
Dell_movilidad
José Carlos García, Responsable Técnico de Enterasys


Las grandes ventajas que aportan las nuevas tecnologías móviles a la operativa empresarial están haciendo que muchas empresas se planteen por primera vez la posibilidad de desplegar una red WI-FI como infraestructura de red primaria. La red inalámbrica ha dejado ya de ser algo que simplemente "está bien tener" y se está convirtiendo en un elemento crítico para el negocio, hasta el punto de ser el principal -y a veces incluso el único- medio de conectividad en la empresa.

Una vez que la empresa ha decidido avanzar en esta evolución tecnológica, el primer paso sin duda es tener claro lo que se necesita: hay que analizar qué entorno tecnológico queremos crear, cuáles son las necesidades de nuestro negocio, qué aplicaciones y servicios queremos que estén disponibles en movilidad, quiénes van a ser nuestros usuarios y con qué dispositivos se conectarán. En este punto puede ser muy útil contar con la colaboración y asesoramiento de nuestro partner tecnológico o proveedor de tecnología, es decir, alguien experto que nos ayude a definir nuestro plan de movilidad.

Lo siguiente es analizar el mercado y ver que oferta de soluciones existe, y cuál de ellas es la solución que mejor se adapta a las necesidades de ese negocio en concreto. Y la tarea no es fácil. La oferta es muy amplia, las soluciones muy diferentes entre sí, y los mensajes e información de los fabricantes no siempre son todo lo claros e informativos que debieran ser.

Este es el momento de definir los criteriosque nos ayudarán a seleccionar nuestra solución WI-FI. Evidentemente, este tipo de redes ha alcanzado un punto de complejidad y criticidad dentro de las organizaciones que el simple criterio de “aquella que me ofrezca una conectividad básica” es insuficiente.

Por otro lado, el coste del equipamiento, aún siendo un punto importante, es más un condicionamiento que un criterio propiamente dicho, ya que nos dirá simplemente qué solución nos podemos permitir, pero no cuál es la más adecuada para nuestras necesidades. Además, bajo el parámetro “coste” hay multitud de variables que se deben evaluar en detalle, como veremos.

Soluciones Wi-FiVamos a repasar cinco criterios clave que cualquier organización debería analizar en profundidad antes de tomar una decisión sobre su elección final, dentro de un abanico de soluciones que a priori pueden satisfacer las necesidades de su negocio.

1. Coste. El coste de una solución WI-FI es un parámetro complejo que va más allá del “precio de catálogo” del equipamiento correspondiente. En muchos casos, la solución completa, enteramente operativa, incluye no sólo el coste de los equipos, sino también muchos extras que hay que pagar aparte, tales como licencias, suscripciones y otras ‘opciones’ variadas. Cuando por fin tenemos la solución realmente operativa, el coste final puede ser sensiblemente superior al precio de partida. Debemos exigir al proveedor que especifique qué se incluye exactamente dentro del precio básico de la solución, qué licencias o extras adicionales hay que adquirir para que la solución ofrezca las funcionalidades que necesitamos (por ejemplo, ¿hay que pagar algún extra por disponer de un controlador redundante?), qué garantía ofrecen los equipos, etc. Si el proveedor o fabricante no es capaz de explicar su sistema de precios de una forma rápida y fácil de entender, debemos ponernos alerta.

Por otro lado, cuando analizamos el coste, no debemos limitarnos al coste del despliegue o del proyecto propiamente dicho. Una vez que la red está en funcionamiento, presenta unos costes de operación que de algún modo también forman parte del coste total de la solución. Una buena solución no debería generar más complejidad o retos de gestión al departamento de TI. Aquí podemos valorar aspectos tales como su integración con las herramientas de gestión que ya utilizamos, lo que evitará duplicación de esfuerzos en la administración de la red.

2. Infraestructura crítica. Como ya se ha dicho, la red WI-FI es hoy día un elemento crítico de la infraestructura, y en muchos casos el principal o único medio de conectividad en la empresa. La disponibilidad es crítica y los usuarios esperan que la red esté disponible todo el tiempo, desde cualquier lugar y sin problemas. Es de esperar que una solución de red para entorno de empresa incorpore la alta disponibilidad como funcionalidad básica. Sin embargo, no está demás asegurarnos de una serie de cuestiones, como por ejemplo, si esas funcionalidades de alta disponibilidad vienen de serie o es preciso adquirir hardware adicional o algún tipo de licencia para disponer de ella, mediante qué mecanismos se garantiza la conectividad en caso de caía de un controlador, o si se trata de una solución “enterprise” genuina o es un producto para entorno doméstico o SOHO disfrazado.

Redes Wi-Fi3. Integración con la red de cable. La integración de ambas redes, sobre todo a nivel de gestión, es algo muy importante desde el punto de vista del coste y de la eficiencia de operación de la infraestructura. Una solución de gestión cable/Wi-Fi bien integrada y unificada puede reducir el TCO, al eliminar la necesidad de recursos de TI adicionales y posibilitar la gestión de toda la red desde una única consola de gestión. Por otro lado, es más fácil ofrecer una experiencia de uso consistente si la red de cable y la red Wi-Fi están unificadas y son gestionadas mediante una única plataforma de gestión integrada.

Lo cierto es que, de todo el panorama de fabricantes de soluciones WI-FI enterprise, no son muchos los que están en condiciones de ofrecer este nivel de integración. Por un lado, nos encontramos con fabricantes de WI-FI emergentes, que carecen de la experiencia y herramientas para gestionar dispositivos de red más allá de la red inalámbrica. Por otro lado, los fabricantes tradicionales de red tienen sistemas de gestión muy completos, pero les falta capacidad de integración.

En este punto podemos indagar sobre el portfolio completo del fabricante, si tiene soluciones para ambos entornos (cable/WI-FI) y en qué medida se integran, si dispone de una consola de gestión única para toda la red y si la red permite definir políticas para toda la red de una sola vez, sin diferenciar ambos segmentos.

4. Densidad y capacidad. Este es un aspecto que a menudo se pasa por alto y hay aquí varios factores a tener en cuenta. Cuando se tienen múltiples usuarios móviles accediendo por Wi-Fi desde múltiples dispositivos y con unas expectativas de rendimiento similares a las de la red de cable, es necesario tener una red Wi-Fi preparada para entornos de alta densidad de dispositivos. El diseño de este tipo de red es algo más que colocar puntos de acceso repartidos al azar.

En este apartado se debería valorar qué capacidad tienen los puntos de acceso para soportar conexiones concurrentes o múltiples opciones de antena, qué rendimiento ofrecen para que no se conviertan en un cuello de botella de la red, o si es fácil y transparente la conexión para el usuario móvil (por ejemplo, gracias a la aplicación de políticas al usuario cuando se conecta, y manteniéndolas durante toda la conexión, aunque vaya pasando de una red a otra)

5. Soporte técnico. El soporte técnico es a menudo el talón de Aquiles de muchos fabricantes. Un buen servicio de soporte es mucho más que proporcionar un número de teléfono al que llamar cuando algo no funciona. Un verdadero servicio de soporte exige todo un abanico de servicios profesionales, que van desde el diseño de red hasta el despliegue, pasando por la formación técnica personalizada, y por supuesto la resolución inmediata del problema en caso de incidencia.

Podemos preguntar a nuestro proveedor si se encargan ellos mismos de ofrecer el servicio o lo tienen encomendado a terceros, qué experiencia técnica tiene el personal responsable del servicio y cuantos años lleva funcionando dicho servicio y si se implica el departamento técnico en el diseño y despliegue de proyectos.

Como vemos, una solución de red WI-FI para un entorno de empresa está lejos de ser una commodity. El asesoramiento de un partner tecnológico especializado es muy importante, pero en cualquier caso no está de más conocer algunos puntos críticos a tener en cuenta.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información