Mundo profesional | Artículos | 01 MAR 2008

"El gobierno de los proveedores también es ya una prioridad para los CIOs"

Antonio Crespo de la Mata, director general de Quint Wellington Redwood en Iberia
Dentro de su estrategia de Gobierno de las TI, Quint ayuda a las empresas a tratar sus relaciones de outsourcing en sus diferentes etapas, desde la gestión del día a día a la selección del proveedor más adecuado. El objetivo es evitar toda la problemática asociada a este tipo de contratos, ya que, pese a sus ventajas teóricas, “casi la mitad de los contratos de outsourcing son renegociados en el primer año”, asegura Antonio Crespo de la Mata, director general de la compañía, cuyo modelo de Gobierno de las TI ha sido premiado por el itSMF por su carácter innovador.

Desde la experiencia de Quint Wellington Redwood, ¿qué se entiende por Gobierno de las Tl y cuál es su objetivo principal?
- Cuando hablamos de Gobierno de las TI, nos referimos a la estructura y funciones que permitan reconocer, implementar y evaluar las capacidades y recursos de tecnologías de la información que pueden generar valor para un negocio. A nivel conceptual, el Gobierno ha de estar directamente asociado a una función de control, garantizando el alineamiento con las directrices globales de la empresa, y apoyando a la dirección general en los planteamientos de estructura organizativa, procesos y políticas, entre otros.

En diferentes foros se habla indistintamente del Gobierno y de la Gestión de las TI. ¿Existen diferencias entre ambos? ¿Cuál es el límite que separa uno de otro?
- La Gestión de Servicios de TI tiene un enfoque interno, hacia la propia organización de TI, y busca asegurar la calidad de dichos servicios. Por su parte, el concepto de Gobierno es sustancialmente más amplio, y atañe a un largo plazo, buscando el alineamiento entre la función de TI y el negocio para el que trabaja.

Quint está apostando fuerte por el sourcing como componente esencial en las perspectivas del Gobierno de las TI en las organizaciones empresariales. ¿Por qué? ¿Cuál es el vínculo que une a ambas estrategias?
- Al profundizar en los aspectos inherentes al Gobierno de las TI, corremos el peligro de diluirnos en conceptos generales y teorizar sobre modelos de dudosa capacidad de ser implementados en determinadas organizaciones. Por ello, es importante abordarlo desde la perspectiva de la realidad de las empresas. Y esa realidad es, hoy en día, la externalización. Establecer una adecuado gobierno de los proveedores comienza a ser una de las principales prioridades en la agenda de los CIOs, integrándolo dentro su marco de actuación, y con la necesidad de definir políticas, funciones, roles, procesos y métricas de control que garanticen el éxito de este tipo de modelos, y eviten la pérdida de control que suelen llevar asociada. No obstante, esa necesidad es independiente de la fuente de suministro, y de ahí que –intencionadamente– Quint insista en el término “sourcing”, sin prefijos apelativos. En definitiva, el control ha de existir con independencia de las alternativas que se determinen para la provisión del servicio, pero los mecanismos de dicho control tienen que estar convenientemente adaptados para poder ejercer de manera exitosa esa función de gobierno.

¿Qué visión tiene Quint del mercado del outsourcing en España? ¿Cuáles son los principales problemas detectados?
- La tendencia hacia el outsourcing en España no ha hecho más que empezar, aunque por las cifras podamos pensar que se trata de un mercado maduro. No obstante, aunque a nivel teórico todos estemos convencidos de sus posibles bondades, son muchos los problemas que surgen en su aplicación práctica. Casi la mitad de los contratos de outsourcing de TI son renegociados en el primer año. Y todo ello sin hablar de las pretendidas reducciones de costes, que pocas veces se consiguen. Otros aspectos como la calidad, proactividad e innovación no se suelen articular de la manera adecuada en los contratos de outsourcing. Quint ha desarrollado un modelo basado en fases que permite, con un planteamiento modular, ayudar a nuestros clientes en las diferentes etapas, desde la determinación del alcance hasta la gestión del día a día, pasando por la intermediación y selección del proveedor –o proveedores– adecuado.

¿Cómo ha evolucionado en los últimos años y hacia dónde se dirigen las tendencias en el Gobierno de las TI? ¿Qué proposición de valor ofrece Quint al mercado en este campo?
- En países más maduros, como los del norte de Europa, estamos observando una tendencia progresiva hacia organizaciones DSO (Demand Supply Organization - Organizaciones de Oferta y Demanda), que tienen como objetivo el alineamiento entre la demanda –de los clientes internos– y la provisión del servicio, bien sea desde el propio departamento de TI o desde proveedores externos. Quint está liderando esta transformación en numerosas organizaciones, y, en países como Holanda, nuestra cuota de mercado supera el 60%. Nuestra empresa ha desarrollado el concepto de SGF –Sourcing Governance Framework o Marco de Gobierno del Sourcing–, que se sustenta en la definición de procesos, roles de la organización, competencias necesarias en los profesionales, métricas de rendimiento y modelos de gobierno. Este modelo ha recibido varios premios, el último por parte del itSMF, como el modelo de organización de las TI más innovador.

¿Qué tipo de organizaciones deben prever y establecer un mayor control en la gestión de los servicios TI?
- En nuestra opinión, cualquier organización, independientemente de su tamaño y del sector de que se trate, debe abordar estas prácticas de gobierno. Actualmente, estamos asistiendo a un cambio en el ciclo económico que está generando una cierta incertidumbre, y –en ocasiones– una pérdida de confianza. Esta circunstancia obliga a las empresas a adoptar criterios de eficiencia y racionalización ante cualquier inversión, en la que la variable de retorno debe ser la primera en ser tomada en consideración. Ante esta situación, los departamentos de tecnología deben orientar sus prioridades a la gestión y el gobierno, por la importancia que están asumiendo debido a su necesaria integración en la cadena de valor de las empresas y a la importante partida presupuestaria que representan.

Ante las circunstancias que menciona, ¿cuál es el enfoque de Quint en su propuesta de valor?
- Nosotros estamos apostando por modelos variables, en los que vinculamos el éxito de nuestros proyectos a la mejora del rendimiento. Dicha mejora ha de ser establecida por métricas de negocio, donde las propias organizaciones de TI tienen que ser capaces de demostrar su valor en la organización. Tal compromiso es el que estamos materializando en los modelos de contratación con nuestros clientes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información