Mundo profesional | Artículos | 01 MAR 2008

Crisis, retos y oportunidades

Juana Gandía.
Las consultoras prevén un futuro incierto para el sector de las TIC provocado por la crisis financiera que está afectando mundialmente a todos los mercados. Según Forrester Research, el gasto mundial en TI durante 2008 ascenderá a 1,7 billones de dólares, un 6% más que en 2007, aunque dos puntos por debajo de los incrementos mundiales previstos en un primer momento. En Estados Unidos, zona para la que la consultora estimaba crecimientos del 4,6%, el incremento no superará finalmente el 2,8%, mientras que en Europa Central y Occidental será de un 5%, bastante por debajo del 15% de incremento registrado en 2007 frente al año anterior.
La delicada situación que atraviesa la economía también va a tener su repercusión en el mercado de las telecomunicaciones. El informe TMT Trends 2008 de Deloitte analiza los efectos que tendrá la crisis financiera en este sector, cuyo impacto se dejará sentir, en mayor o menor media, en fabricantes y operadores, ya que se trata de compañías que hacen un consumo intensivo de capital. Para Fernando Huerta, socio del sector de Telecomunicaciones y Tecnología de Deloitte, la situación afectará a todos los sectores de la industria de las telecomunicaciones provocando que “las inversiones en equipamiento se aplacen, que las compañías renegocien sus tarifas a la baja y que los consumidores renuncien a algunos de los servicios que tienen contratados”. Ante estos retos, Deloitte sugiere que los proveedores de infraestructuras de red podrían centrar su negocio en mercados emergentes, ya que, ante la dificultad de acceso a una mayor financiación, algunas compañías en mercados maduros podrían decidir aplazar o disminuir determinadas inversiones en la red.
Con todo, el informe destaca que existen ciertas premisas que harán que “esta situación no sea tan impactante”. Por un lado, tanto los consumidores como las empresas pueden ser reacios a prescindir de ciertos; y por otro, en una situación de crisis los fabricantes pueden encontrar la oportunidad para desarrollar soluciones que respondan a las necesidades de las empresas en tales condiciones.

Compartición de redes
Deloitte recomienda a los operadores móviles alentar a los clientes a consolidar su tráfico fijo a móvil, ofertando tarifas más baratas a cambio de contratos a más largo plazo y desarrollando servicios que aseguren el retorno de la inversión y abaraten los costes de producción. La visión de la consultora se centra en la compartición de infraestructuras, ya que esta convergencia, según Huerta, les permitirá abaratar los costes. “Cada vez es más intensivo el uso del móvil dentro de los edificios. Algunas predicciones apuntan a que en 2008 este tipo de llamadas alcance el 70%. Además, es una realidad el incremento de las llamadas a móviles. Todo esto nos lleva a la convergencia fijo-móvil y a que las operadoras tengan que intensificar sus inversiones para garantizar la cobertura. Nos dirigimos a un mundo donde no es necesario disponer de la propiedad”. La situación de crisis demanda una reducción de gastos y si hay que ampliar las infraestructuras a un menor coste la solución pasa por la compartición de redes. Esto ya lo han hecho algunos operadores en España, como Vodafone con Yoigo y Orange, pero no con la misma intensidad que en otros países.
Por su parte, los operadores fijos deberán incorporar flexibilidad a sus ofertas con productos modulares, tarifas más reducidas y con fórmulas para fidelizar a sus clientes; y los minoristas deberán diversificar su negocio y no depender exclusivamente de la distribución de terminales.


Preparando la reducción de costes
-------------------------------------------------
Gartner recomienda a las empresas ubicadas en países que prevean para 2008 un crecimiento del PNB por debajo del 2% prepararse para reducir costes en TI, dada la deteriorada situación de la economía de Estados Unidos, que amenaza a la economía mundial. Para ello propone un plan de seis pasos:
1. No esperar a que la dirección de la compañía reduzca oficialmente los costes en TI, sino
crear un equipo que se anticipe al anuncio oficial.
2. Elegir al personal más cualificado de la compañía para la formación de dicho equipo.
3. Identificar el objetivo de la reducción de gastos para desarrollar la acción adecuada.
4. Asignar un auditor interno que desarrolle un informe sobre el funcionamiento del grupo.
5. Registrar semanalmente los resultados obtenidos por el equipo en una base semanal.
6. Crear un enlace con el servicio jurídico para garantizar que los recortes propuestos no
afecten a la responsabilidad de la empresa.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios