Movilidad | Artículos | 01 JUN 2010

Internet móvil, el consumidor tiene la palabra

Russ Shaw.
Tal es la velocidad del sector de telefonía móvil que es fácil perderse algo en lo que dura un pestañeo. Para muestra, un botón: en el mundo hay más teléfonos móviles (3.300 millones) que coches matriculados; casi 450 millones de personas usan su terminal móvil para acceder a internet, una cifra que alcanzará los 1.000 millones en 20131; y Apple, para atender la demanda actual, debe aprobar 692 aplicaciones al día y recibe aproximadamente 10.000 nuevas propuestas a la semana. Sin duda, nos encontramos inmersos en el mayor cambio tecnológico de la breve historia de la informática.
Internet en el móvil no sólo cambia nuestra vida cotidiana, sino también el escenario de varios sectores económicos, especialmente el sector de telefonía móvil. Según ABI, en 2010 los ingresos por servicios móvil 4G superarán los 70.000 millones de dólares. Los consumidores son conscientes de estas nuevas posibilidades y esperan, aparte de un esquema de precios asequible y fácil de entender, una experiencia excelente y acceso a servicios, aplicaciones y contenidos innovadores en el móvil, desde cualquier dispositivo en cualquier momento.
La única forma de explotar la oportunidad que supone internet en el móvil es ofrecer aplicaciones y servicios fáciles de usar y atractivos que funcionen “fácilmente” en cualquier momento y dispositivo. Para ello, los operadores móviles, fabricantes de dispositivos y proveedores de aplicaciones y servicios deben buscar formas más eficaces de trabajar juntos. Esto exige una nueva mentalidad en lo que se refiere a nuevos modelos de negocio y colaboración. Sin embargo, muchos operadores, especialmente algunos líderes, parecen no aceptar la realidad.
Mientras que en el mercado de internet fijo los operadores venden el acceso a internet sin controlar en exceso las aplicaciones que usa el cliente, en el negocio móvil algunos proveedores intentan ampliar su control para proteger las actuales fuentes de beneficios o abrir otros nuevos. Además creen que pueden decidir los servicios y aplicaciones que usan sus clientes dentro de su infraestructura. Algunos operadores están abriendo sus redes, pero de forma fragmentada, y son pocos los que dan pasos firmes para ser líderes y alcanzar el éxito. Por ello, mientras las empresas móviles rediseñan sus modelos de negocio, destaco dos reflexiones que son valiosas para los que, como nosotros, provienen del entorno de internet fijo. La primera de ellas es que a los consumidores no les gusta la rigidez. Y la segunda es la importancia de las aplicaciones: los usuarios visitan masivamente la Red por los servicios ofrecidos, no por la infraestructura.
La popularidad de Skype ha hecho que los usuarios quieran tenerlo en su móvil (12 millones ya han instalado Skype en su iPhone). Y en ello estamos trabajando, entre otras cosas, mediante las colaboraciones que mantenemos en el mundo de la telefonía móvil, por ejemplo con la operadora Three en Reino Unido o con Verizon Wireless en EE.UU. En el caso de Three, que ofrece Skype integrado en una amplia variedad de dispositivos móviles, pone a disposición de sus clientes un valor tangible y una completa experiencia de usuario. Los datos de un estudio realizado en agosto de 2009 lo avalan. Según dicho estudio, los usuarios de Skype aportaron los siguientes beneficios a la operadora: un 17% más de minutos en llamadas tradicionales que los no usuarios, reducción del porcentaje de bajas y un aumento del beneficio medio por usuario. Además, Skype ha resultado ser un valioso reclamo para nuevos clientes.
Este es un claro ejemplo que prueba que las aplicaciones y los servicios innovadores no suponen una amenaza para los beneficios de los operadores y pueden aportar mejores resultados financieros, además de permitir diferenciarse de sus competidores, atraer nuevos clientes, reducir las bajas y aumentar el beneficio medio por usuario. Las operadoras visionarias también han llegado a esa conclusión. La Red es un entorno centrado en aplicaciones, y no será distinto internet en el móvil. Los consumidores instalarán las aplicaciones que quieran en sus dispositivos, incluso por encima de las limitaciones en caso necesario, por lo que apostar por las aplicaciones más populares como Skype es la mejor forma de sacar ventaja de un enorme potencial.


Russ Shaw
Director General del Área Móvil de Skype

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información