Cloud Computing | Artículos | 30 MAR 2016

La tecnología y los servicios cloud crecen ligados a la transformación digital

Las inversiones en cloud crecen imparables en todo el mundo y España no es una excepción. En el pasado quedan muchas de las reticencias expresadas por los directivos de TI, dando paso a la aceptación generalizada de que las infraestructuras y servicios en la nube son un pilar fundamental para llevar a cabo la transformación digital.
gasto cloud
R. Alonso

Hemos topado con la ‘transformación digital’, ese concepto clave para la competitividad de las empresas en la economía actual y no digamos en el futuro, y que implica no pocos cambios, ya no sólo una evolución en las tecnologías, sino en los procesos, en los modelos de negocio y en la cultura empresarial o, mejor, organizacional.

Yéndonos a un plano más académico, IDC define la transformación digital como el proceso continuo con el que las empresas se adaptan a los cambios disruptivos que se producen en sus clientes y mercados, es decir, su ecosistema externo, aprovechando las competencias digitales para innovar en los modelos de negocio, productos y servicios y, al mismo tiempo, mejorar en eficiencia operacional y el rendimiento de la organización.

Son ya muchas las empresas que están definiendo estrategias para competir en el nuevo escenario económico que, en parte, han pergeñado las nuevas tecnologías y que ha cambiado la forma de consumir, las demandas y necesidades de los usuarios, la manera de relacionarse con las marcas y un largo etcétera de factores que impactan en la forma de operar los negocios. No en vano, cada vez crece más el gasto en tecnologías ligadas a la transformación digital, que se situará 2,1 billones de dólares en 2019, según IDC.

Como ya se empieza a escuchar entre algunos directivos de TI, “la estrategia digital no existe, simplemente es la estrategia para un mundo que está siendo digital ya”. Y esto obliga a las empresas a reaccionar.

Economía digital y cloud
Desde el punto de vista de TI, las tecnologías que fagocitan esa transformación o tránsito hacia lo digital son movilidad, social business, big data y cloud, que crece imparable a nivel mundial.
Si bien las empresas siguen manteniendo instalaciones on-premise, lo cierto es que los informes sobre la evolución de este modelo de infraestructura cloud confirman su crecimiento. Alberto Bellé, Research Manager de IDC España, subraya que “cloud es irreversible. Ahora la cuestión es hasta dónde llega”.

Probablemente uno de los grandes motivos de esta evolución es que “cambia las reglas del juego, permite competir a cualquier empresa en igualdad de condiciones y es accesible a todos, no necesita de empleados tan expertos”, continúa.

Precisamente, el último informe de IDC al respecto, correspondiente al tercer trimestre de 2015, confirma una clara progresión al alza en la adopción de infraestructura en la nube. El gasto en cloud creció un 23% hasta situarse en 7.600 millones de dólares en el periodo. Esto incluye servidores, almacenamiento y switches Ethernet.

Los tres segmentos experimentaron un fuerte crecimiento interanual de ventas tanto en el área de cloud pública como privada, aunque lo que más creció fue la infraestructura de servidor en cloud privada, algo más del 24%, y los switches para cloud pública, un 37,8%. Respecto al almacenamiento para nube pública creció un 26,5% anual. Frente a esta evolución positiva, los ingresos por infraestructura tradicional (no cloud) ha decrecido interanualmente un -3,2% en el trimestre, con descensos en los tres segmentos.

La firma de análisis confirma que los despliegues de tecnología cloud pública continúan creciendo a ritmos de doble dígito y parecen la opción preferente.

Por geografías, las ventas de los proveedores están creciendo interanualmente más rápido en Japón (47,1%), seguido de Asia-Pacífico (35,3), Europa Occidental (22,1%), Canadá (22%) y Estados Unidos (20,1%).

Para los entornos de cloud híbrida, también hay buenas expectativas, ya que la consultora también calcula en el que más del 80% de las grandes empresas utilizarán entornos de nube híbrida en 2018 en otro de sus estudios, titulado “Gestión de la información y continuidad de negocio en entornos de cloud híbrida”. El informe llega a decir que “ya no existe un entorno tecnológico dominante en las organizaciones y los modelos de TI tradicionales pierden peso frente a cloud”, puesto que el modelo dominante de tecnología en las organizaciones está evolucionando hacia una combinación de servicios TI, donde es la nube recibe la mayor parte del presupuesto en detrimento de los modelos tecnológicos tradicionales.

En general, España va a buen ritmo en la adopción de tecnología en la nube, según la firma. “El reto que tienen las empresas españolas es profundizar en el uso de cloud”, matiza Alberto Bellé.
Como explica la firma Delfos Research, las empresas han llegado a cloud por evolución natural: primero consolidando sus data centers, luego virtualizándolos, incorporando herramientas de automatización, orquestadores y portales de autoservicio, entrando así, en un entorno de cloud privada. En paralelo, los proveedores también han madurado su oferta para acompañar en esta evolución a sus clientes. “Prueba de ello es que hemos ampliado nuestro vocabulario y hablamos de cloud privada autoconstruida, gestionada, dedicada, virtual..., híbrida y pública. Se abre así un abanico de opciones para las empresas y su consecuencia inmediata es que durante los próximos años tendrán que gestionar entornos heterogéneos, explica Fernando Maldonado, analista principal de Delfos.

Dadas las amplias opciones que existen, cada empresa tiene que encontrar su camino a cloud. “Ahora las empresas encuentran dificultades en la identificación de qué cargas subir a nube pública, cuáles a privada y cuáles mantener en un modelo tradicional. La decisión sobre qué opción elegir depende fundamentalmente de factores endógenos a la empresa, como la criticidad de la carga, coste de entrega del servicio, valor aportado, riesgo de negocio, etc.- por lo que no existen referentes claros ni sobre el modelo a utilizar ni sobre el ritmo de adopción”, prosigue Maldonado.

Ventajas y aspectos a tener en cuenta
Existen una serie de beneficios asociados a este modelo de infraestructura y servicios que están llevando a las compañías a este terreno. Éstos son evidentes a la hora de poner en marcha nuevas iniciativas empresariales, muchas de ellas ya desde su comienzo ‘cloud-first’ bajo una modalidad de pago por uso, pero también para organizaciones ya asentadas. Por ejemplo, es incuestionable el atractivo que supone pasar de una estructura de gastos fijos a variables. “La infraestructura tradicional se asienta en un modelo de costes fijos que además conlleva muchos recursos humanos”, añade el experto de IDC. Por tanto, se libera capital humano para poder dedicar la tecnología a transformar, a innovar.

Además, la opción cloud aporta mucha flexibilidad y agilidad a la hora de desarrollar nuevos proyectos. “El despliegue de nuevos servicios y aplicaciones es muy rápido y, además, la empresa gana visibilidad de los recursos que utiliza”, indica Bellé.

A la hora de aproximarse a cloud, no obstante, hay una serie de aspectos y factores a considerar, donde los criterios de negocio comienzan a ganar peso. Está claro que su adopción ha estado vinculada a los costes. Sin embargo, como explica Fernando Maldonado, “ahora muchas empresas comienzan a preguntarse cómo van a crecer durante los próximos años. Si la respuesta es mediante una expansión geográfica necesitarán la escalabilidad que ofrece cloud. Si es por medio de una mayor innovación en los servicios necesitarán también una estructura de costes variables -pago por uso- adaptada a un entorno de experimentación, de prueba y error... Si la empresa va a vivir en un entorno volátil necesitará una mayor flexibilidad”.

Esto significa pasar de utilizar cloud como respuesta a problemas puntuales, buscando fundamentalmente un ahorro en costes, a utilizarlo en función de los objetivos de crecimiento de la empresa.

Ambos expertos coinciden en que la decisión de ir hacia un modelo en la nube es económica y de negocio, y sobre todo si habla de trasladar cargas críticas a la nube pública, es económica y tiene que basarse en un análisis del riesgo, donde si los beneficios son mayores que éste, se moverán.

El éxito del modelo también depende de un buen número de factores. Para empezar, las empresas deben asegurarse de poder mover los datos y de tener la flexibilidad suficiente para poder cambiar de proveedor de servicios cloud si es necesario. Éste es un punto importante, explica el analista de IDC, quien también destaca la relevancia de valorar el caso de negocio, los escenarios, el uso y los costes. “Además, las empresas tienen que disponer de un marco robusto del gobierno de dato con políticas adecuadas de acceso, tienen que trasladarlo a cloud. Y no sólo eso, sino también realizar un gobierno económico del dato. Al tratarse de pago por uso, los costes se pueden disparar ante un uso ilimitado”, añade Alberto Bellé.

Actualmente la oferta los proveedores de servicios cloud ha evolucionado en términos de seguridad, fiabilidad y solidez, que muchas veces hacen que un análisis del riesgo de negocio incline la balanza hacia esta modalidad de infraestructuras y servicios, venciendo las reticencias iniciales al cambio de modelo. No obstante, los clientes todavía deben poner la atención en temas como, por ejemplo, la negociación de los Acuerdos de Nivel de Servicio (SLA, en su acrónimo inglés), que “admiten una escasa personalización”, señala Fernando Maldonado.

También hablando de nube pública, el analista de Delfos explica que “pocas empresas establecen alguna metodología que permita verificar que los acuerdos se cumplen. Y por tanto, resulta difícil entender la relación calidad/precio del servicio”.

Éstos son algunos de aspectos en los que las empresas que ofrecen estos servicios también evolucionarán ya que se juegan mucho ante el potencial de este mercado.

Puede acceder al reportaje completo en DealerWorld edición digital.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información