| Artículos | 01 JUN 2010

Torre Iberdrola

Convergencia de soluciones en una misma construcción
La compañía eléctrica Iberdrola va a ubicar sus oficinas corporativas en un edificio en Euskadi, en plena construcción, que va a estar dotado de las tecnologías más avanzadas. Comunicaciones unificadas, virtualización, movilidad son conceptos que se han tenido muy en cuenta a la hora de diseñar la infraestructura de telecomunicaciones.

La compañía eléctrica Iberdrola está construyendo sus oficinas corporativas en Bilbao en un edificio que lleva su nombre. La construcción de la Torre Iberdrola se inició en 2007 y se prevé que se concluyan las obras el año que viene. Dispone de 50.000 metros cuadrados edificables repartidos en 41 plantas y 165 metros de altura, y estará custodiada por dos edificios de uso residencial de 20.000 metros cuadrados. En la parte superior se encuentran las oficinas de la compañía eléctrica, ocupando el 25% del total de la superficie, mientras que la zona inferior, que suponen el 75% del conjunto inmobiliario, se destinará a oficinas de alquiler. También dispondrá de dos plantas de servicios destinados a cafetería y restaurante, sala de fitness y gimnasio y un business center.
En la puesta en marcha de este ambicioso proyecto participa desde el pasado mes de noviembre la empresa Ambar Telecomunicaciones que se encarga de la implementación de todas las infraestructuras comunes, desde los garajes hasta la planta 32. El proyecto consiste en la instalación de la megafonía, ICT, cableado estructurado, CPD, telefonía, electrónica de red, control anti-intrusión y CCTV. “Es un proyecto en el que la compañía ofrece todo el catálogo de servicios en una misma construcción. Además, como valor añadido, una vez finalizadas las instalaciones, se prestarán los servicios gestionados avanzados, desde el mantenimiento integral hasta el servicio global”, explica Zaloa Campillo, jefa de Centro de Ambar Telecomunicaciones en Euskadi.
El proyecto de Ambar Telecomunicaciones para la Torre Iberdrola se divide en cuatro fases: canalización, conectividad, instalación de elementos y configuración, y puesta en marcha. Actualmente, está trabajando en la fase de canalización y conectividad, mientras que la tercera fase comenzará tras el verano, aproximadamente.
Para la red se han utilizado switches modulares de capa 3 con servicios inteligentes de alta densidad 10/100/1000, un backbone de 1 Gbps y soportan hasta 2 uplinks de 10GbE. Además, permite incluir hasta 48 puertos SFP por lo que la infraestructura está preparada para futuras velocidades y ampliaciones. Asimismo, admite PoE (Power over Ethernet) con el que alimentar los diferentes dispositivos, sobre todo los de movilidad. Su adaptabilidad ayudará al intercambio de datos y que pueda ofrecer servicios de voz así como prestaciones inalámbricas. Su plataforma modular hace que esté optimizada para la colaboración, futura movilidad y comunicación unificada, ofreciendo, además un menor coste energético y operativo, y gran resistencia. Todas las tecnologías convergen sobre una misma red y terminan en un mismo centro de procesamiento de datos ubicado en un emplazamiento estratégico “que no se especifica por seguridad”. Este CPD está enlazado con toda la instalación vertical y comunicado para la entrada de los enlaces que vienen del exterior. Tanto el equipamiento de seguridad, el core de la electrónica de red y el corazón de la telefonía se encuentran centralizados, así como los equipamientos de megafonía, control de anti-intrusión, accesos y CCTV. Aunque “obviamente también habrá servicios y equipamiento descentralizado para obtener una total seguridad y garantizar el servicio”. En la elección de la tecnología para las instalaciones de seguridad así como la infraestructura y elementos para la megafonía de todo el edificio se ha optado por una tecnología convergente, terminando los datos en una misma red que ayuda a optimizar la gestión.
La instalación de la ICT (infraestructura común de telecomunicaciones) se realiza en base a la nueva normativa, no así la instalación de la telefonía que se realizará en base a telefonía IP, con terminales mixtos que puedan ser analógicos, digitales o equipos IP. Los enlaces exteriores inicialmente serán integradas en líneas convencionales adecuadas a las necesidades actuales con una flexibilidad suficiente para un crecimiento futuro. El equipamiento estará preparado para poder integrar nuevas compañías de operadores virtuales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información