| Artículos | 01 SEP 2005

Tele2 se perfila como operador alternativo

Con la compra de Comunitel por 257 millones de euros
La venta de Comunitel a Tele2 por 257 millones de euros permitirá al grupo sueco de telecomunicaciones adentrarse en el tejido empresarial español y utilizar la infraestructura del operador adquirido para conformar una oferta global también en España. Por ahora, el móvil sigue siendo su asignatura pendiente.

Tele2 continúa desde Suecia extendiendo sus tentáculos por el mercado europeo. La última ola de expansión de la operadora se inició en octubre de 2004 con la adquisición de la austriaca UTA, a la que siguió en diciembre la división rusa de Votec Mobile y la unidad danesa de Tiscali en febrero. El pasado mes de julio, Tele2 anunció la compra al grupo portugués Oni del 99,93% de Comunitel, especializada en servicios de telecomunicaciones para la pyme española, y el lanzamiento de una OPA sobre el operador holandés Versatel. Estas operaciones permitirán a Tele2 acercarse a la cifra de 30 millones de clientes en los 25 países europeos donde tiene presencia. La compañía opera en nuestro país desde 2001.
De ser aprobada la compra de Comunitel por los organismos reguladores pertinentes a lo largo de este mes de septiembre, cuya resolución será probablemente favorable al no interferir como competencia ya que sus ofertas son complementarias, se pondrá el broche final a una operación en la que también se mostraron interesados en diversos momentos Jazztel, France Telecom (Wanadoo), Deutsche Telekom (Ya.com) y el propio equipo gestor del operador adquirido. Finalmente, fue la propuesta de Tele2 la que convenció a Oni, que recibirá 215 millones de euros en efectivo; la negociación contempla además afrontar una deuda de 42 millones. Ambas cuantías suman 257 millones de euros, cifra que Tele2 financiará con sus recursos de tesorería y créditos bancarios.
Según Johny Svedberg, director de operaciones y responsable de compras del Grupo Tele2, “el objetivo de la operación es explotar y capitalizar el conocimiento de Comunitel para atacar de forma agresiva el mercado de banda ancha”. Con el mismo argumento, Jean Donadieu de Lavit, director general de la filial española, destaca la apuesta visionaria de Comunitel cuando en 2002 se convirtió en el primer operador de nuestro país en apostar por la desagregación del bucle local. “En la actualidad, la compañía cuenta con una de las redes ULL más extensas del mercado, que, con 191 centrales, da cobertura al 50% del mercado empresarial y al 30% del residencial” Asimismo, Danadieu valora muy positivamente la posición de la firma adquirida en VoIP. Todo ello representa para el director general de Tele2 en España “una gran oportunidad de crecimiento para dar lugar a un operador mucho más fuerte en un mercado en plena fase de consolidación”.

Cambio estratégico
La operación supone un cambio estratégico en la orientación de la compañía sueca en el mercado español, donde poco a poco va encajando las piezas del puzzle que constituye la oferta global que ya proporciona en otros países, compuesta por servicios de telefonía fija, móvil, Internet, datos y TV por cable para todos los segmentos. En España, con una plantilla de 30 personas, Tele2 estaba centrada exclusivamente en el segmento residencial, donde ya cuenta con 800.000 clientes, a los que habrá que sumar ahora los 80.000 clientes empresariales de Comunitel, que aporta además una extensa infraestructura nacional, 467 empleados, más de 700 comerciales en la red de distribución y unos ingresos de 174 millones de euros en 2004, con un EBITDA de 11 millones.
La integración de ambos operadores se producirá con el compromiso de continuidad tanto para los clientes como para la plantilla de Comunitel, incluido su equipo directivo, que había lanzado una propuesta individual para hacerse con el control de la compañía. Por el momento, se pretende mantener el nombre comercial de Comunitel, así como sus seis centros de trabajo.
El desembarco de Tele2 en España se produjo en 2001 con una fuerte apuesta en telefonía fija. Su estrategia de implantación ha estado basada en una entrada agresiva utilizando la infraestructura de los operadores con red apoyada por una fuerte inversión en publicidad y precios muy atractivos. Una vez conseguida una amplia cartera de clientes, la compañía contempla también la inversión en infraestructura, “siempre y cuando recorte costes y sea comercialmente adecuada”, según sus responsables. A finales del pasado año firmó un acuerdo con Red Eléctrica para dar servicio de banda ancha; con la compra de Comunitel disfrutará ahora de su propia infraestructura para dar ADSL tanto al mercado residencial como empresarial.

A por el móvil
Al igual que en otros mercados europeos y en su apuesta por convertirse también en nuestro país en un operador global, la intención de Tele2 es completar su oferta en España con servicios de telefonía móvil, un empeño en el que la compañía viene trabajando desde hace años aunque hasta ahora sin resultados prácticos. Cuando el Gobierno sacó a concurso tres licencias de telefonía móvil GSM en la banda de 900 MHz, Tele2 se mostró interesada en optar por una de ellas, pero finalmente se retiró al no alcanzar un acuerdo de roaming nacional con el resto de operadores móviles para dar servicio desde el primer momento hasta la construcción de su propia red. Otra de las posibilidades habría sido la entrada en Amena, pero según el director de operaciones del grupo, la operación hubiera resultado “demasiado cara”. La última opción posible sería actuar como operador móvil virtual (OMV). De hecho, ya cuenta con una licencia A2 desde julio de 2002, si bien hasta ahora no ha logrado firmar acuerdos de interconexión con ninguno de los tres operadores móviles con red propia, poco propicios hasta ahora a la introducción de los OMV en el mercado español.
Las dificultades encontradas por Tele2 en este sentido llevaron a la compañía a presentar a finales de junio una denuncia ante la CMT, acusando a los operadores móviles de obstaculizar el acceso a sus infraestructuras. Aunque el conflicto sigue en pie, sin que se haya emitido resolución alguna, el operador sueco espera, como BT y ­Jazztel, también interesados en actuar como OMV, a que el Gobierno dé el último espaldarazo a esta figura, que “tarde o temprano llegará”, sentencia el máximo responsable de Tele2 España.


Intereses en el centro de Europa
----------------------------------------------
También en el centro de Europa quiere Tele2 reforzar su posición como operador alternativo. Para ello, la compañía pretende hacerse con Versatel, con actividad en Holanda, Bélgica y Alemania y unos ingresos de 600 millones de euros, por la que ha lanzado una OPA valorada en 1.340 millones de euros. Si la operación llega a buen puerto, Tele2 venderá a la firma de capital riesgo Apax la parte alemana del negocio por 565 millones de euros, y se quedará con las operaciones de Holanda y Bélgica, que, sumadas a las suyas propias en estos países, supondrán una cifra de 2.600.000 clientes de banda ancha e ingresos por valor de 800 millones de euros.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información