| Artículos | 01 NOV 2001

Punto de partida para mejorar el rendimiento

César Raymundo.
Actualmente, la red se ha convertido en un elemento vital de las organizaciones: sobre ella recaen gran parte de las comunicaciones de la empresa y un elevado número de procesos del negocio. Ello obliga a que su comportamiento sea más visible para toda la compañía.

Los administradores no sólo se enfrentan a los retos que supone comprobar que el funcionamiento de la red es el adecuado; también han de tratar las continuas demandas que surgen, como la introducción de nuevas tecnologías, la planificación de nuevos emplazamientos y la implantación de nuevos servicios y aplicaciones, que no siempre son fáciles de cubrir. La palabra clave para poder superar esos retos es “conocimiento”.
Para tener un conocimiento profundo de la red, las herramientas de gestión, la documentación y el análisis del rendimiento son elementos indispensables. Estos dos últimos aspectos pueden ser cubiertos con los servicios de auditoría de red, que debe ofrecer una visión muy clara de lo que está instalado en nuestra red y en qué condiciones opera; además debe venir acompañada de una serie de recomendaciones para su optimización.

Información relevante
A fin de saber si realmente tenemos toda la información relevante acerca de nuestra red hemos de hacernos las siguientes preguntas: ¿se han documentado todos los cambios hechos en la red debido a nuevos servicios o solución de problemas?, ¿requiere implementar nuevos servicios, aplicaciones o una nueva tecnología?, ¿podrán ser soportados por los equipos de la red?
Existen varios puntos que toda auditoría debe comprender para poder satisfacer los requerimientos de un análisis de rendimiento de red. Estos conceptos son:
- Nivel de referencia. Establecer un nivel de referencia (baselining) consiste en tomar datos durante un período de tiempo para obtener una imagen del estado de la red. Se recomienda que este baselining se realice antes y después de implementar una nueva solución para medir el grado de éxito de la solución implementada. Un reporte de baselining típico incluye datos relativos a los usuarios que más tráfico generan, flujos de tráfico más importantes y porcentajes de protocolos en la red.
- Tiempos de respues. El tiempo de respuesta es un dato muy útil para determinar la operación de la red vista desde la perspectiva del usuario. Para ello la auditoría debe realizarse con herramientas que permitan efectuar esta medición o al menos simular esta situación desde el punto de vista del usuario. Si la auditoría logra tomar este tipo de medidas, puede ayudar a resolver las disputas entre los administradores de la red y los administradores de los servidores de aplicaciones. Esto se traduce en un mejor servicio de la red en general de cara a la organización.
- Tasa de error. La tasa de error es la cantidad de tráfico que una interfaz recibe con errores expresada como un porcentaje en un período de tiempo. Actualmente la tasa de error es muy aproximada a cero, ya que los equipos de transporte cada vez son más seguros.
Es por ello que una alta tasa de error representa un enorme problema en la red. ¿Por qué? Simplemente porque es una medida de la recepción, lo que significa que ese tráfico con errores ha consumido ancho de banda y ha sido generado por un problema en el medio de transmisión.
- Utilización. La utilización mide el uso de un recurso durante un período de tiempo. La utilización se expresa en porcentaje respecto a la capacidad total del recurso. Este dato es necesario para poder hacer una planificación de la capacidad de la red. Los recursos más comúnmente medidos son los enlaces, debido a que son los recursos normalmente alquilados que generan costes mes a mes.
Sin embargo, también es útil medir la utilización de los recursos hardware de un equipo como CPU, buffers y memoria, ya que al implementar una nueva solución o incrementar el número de nodos en la red podría ser necesario su modificación.

Beneficios
La auditoría es una herramienta que aporta datos de gran utilidad. Es un servicio, no es algo tangible como un equipo o un software; sin embargo, existen tres beneficios que pueden ser derivados de aplicar las recomendaciones obtenidas de una auditoria: ahorro de costes, control de la red y optimización de recursos
- Ahorro de costes. Hay dos aspectos que generan costes en la administración de la red y que pueden ser mitigados por la información obtenida de una auditoría: las caídas del sistema y las actualizaciones innecesarias, principalmente de ancho de banda. Un cliente nuestro pensaba incrementar el ancho de banda ya que la utilización llegaba al 90% en algunos momentos. Sin embargo, al implementar las recomendaciones que resultaron de la auditoría (que consistían en una reubicación de enlaces) se encontró que esa utilización bajó al 60%, con lo cual tuvo un ahorro de costes ya que prolongó la vida de su inversión.
- Control de la red. Una auditoría es un complemento de la gestión: nos ayuda a detectar posibles contingencias antes de que estas sucedan y especialmente nos puede ofrecer la percepción del usuario con respecto al funcionamiento de la red. Uno de nuestros clientes contaba con unos equipos completamente redundantes para un centro de datos, sin embargo al realizar la auditoría encontramos que, a pesar de tener todo el equipamiento necesario, la configuración de esos equipos no le garantizaba un funcionamiento correcto en caso de una falla hardware.
- Optimización de recursos. Optimizar significa hacer más con lo mismo. En el caso de la red esto representa poder integrar nuevas funcionalidades y servicios con los mismos equipos. Una auditoría nos da información para poder realizar mejor la planificación de la capacidad de nuestra red, con lo cual podemos hacer mejor uso de los recursos.
Es necesario conocer a fondo la red para mantenerla operando de forma eficiente y poder optimizar los recursos invertidos en ella. Hay que remarcar el hecho de que una auditoria de red ofrece este conocimiento, pero que es un complemento de los sistemas de gestión; y dado que la red evoluciona constantemente es necesario realizar una auditoría con regularidad. No hay que olvidar que el objetivo es el conocimiento.


César Raymundo
craymundo@soluziona.com
Consultor Senior de SOLUZIONA telecomunicaciones

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información