| Artículos | 01 JUL 2001

Presupuesto de telecomunicaciones: asignatura pendiente de la nueva economía (y 2)

Jorge Zlotnik.
En el mundo de los negocios, es de vital importancia presupuestar de forma precisa el gasto en materia de telecomunicaciones, la segunda partida más importante en las empresas, en volumen, después del coste en recursos humanos. Y tan importante como la elaboración del presupuesto es su posterior seguimiento, teniendo en cuenta las cambiantes condiciones del mercado, con nuevas ofertas de servicios que aparecen prácticamente todos los meses.
Los actuales mecanismos de facturación y gestión de los servicios de comunicaciones tendrán que experimentar una profunda transformación en los próximos meses, ya que la aparición de nuevos contenidos y tecnologías –imágenes, voz sobre IP y aplicaciones multimedia–, tanto de parte del proveedor como de parte del cliente, podría hacer cada vez más complicada la tarea de descifrar las facturas de los proveedores de telecomunicaciones y, sobre todo, la de planificar el presupuesto con cierta antelación. Los métodos vigentes de tarificación están diseñados para reflejar el coste de los accesos, pero son incapaces de mostrar contenidos diferentes y ajustarlos con la gran variedad de tarifas existentes.
El proveedor debe detallar los conceptos de facturación en todos sus aspectos (descripción, periodicidad, mantenimiento, descuentos...), con el fin de facilitar la gestión de costes y tratamiento de la información.
Por otro lado, el cliente debe contar con herramientas de gestión de esos costes y tener claro que ya no basta con realizar el cálculo presupuestario incrementando un tanto por ciento –el 5 o 10 %– el gasto del año o período anterior: está práctica no tiene en cuenta que, para la mayoría de las organizaciones, los costes en telecomunicaciones tienden a aumentar, en ocasiones exponencialmente, por el incremento o renovación de los equipos y la contratación o subcontratación de nuevos servicios.
Estas herramientas de gestión deben basarse en:
- Realizar un tratamiento automático de la información detallada por los proveedores. Debe tener la capacidad de almacenar datos relativos a los diferentes aspectos y fuentes de información posibles.
- Permitir la identificación de los costes fijos frente a los variables. Es fundamental tener en cuenta el carácter y periodicidad de cada concepto de facturación a la hora de realizar una estimación.
- Detallar los costes por cada unidad de negocio que forma parte de la empresa. Es importante poder desglosar el gasto global de la empresa por cada unidad de coste o negocio y conocer cómo se distribuye la inversión.
- Estudio de posibles desviaciones entre el gasto real y el presupuesto realizado. En ocasiones, puede ser necesario realizar alguna corrección motivada por un incremento o actualización no previstos. En ese sentido, debe dominar la localización de la desviación, incluyéndolo como nuevo parámetro para el presupuesto siguiente.
- Comparación de ofertas. Basados en los datos reales que aparecen en las facturas de los operadores es posible realizar comparativas con las distintas ofertas existentes en el mercado, dado que las diferencias de costes pueden ser significativas.


Jorge Zlotnik, Director General de Emprosoft.
www.emprosoft.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información