| Artículos | 01 MAY 2004

Pocas novedades (de momento)

De momento, pocas novedades. El nuevo Gobierno todavía está calentando motores y la integración –esperemos que no disolución– de las competencias del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la era Aznar en el de Industria de la era Zapatero sólo ha dado como resultado al cierre de este número el nombramiento de Francisco Ros, viejo conocido en el sector desde distintos frentes en Telefónica, Unisource, Alúa y Qualcomm, como secretario de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. Los tiempos están cambiando y si, tras años de indiferencia, las TIC habían logrado ocupar su hueco en los discursos de las últimas investiduras, en la de Zapatero, nada de nada. Así que sólo sabemos, por rueda de prensa, que José Montilla, nuevo ministro de Industria, Comercio y Turismo, intentará “dar un impulso a la innovación tecnológica a través de la mejora de la formación y la productividad de las empresas españolas”, sin las que, afirma, el entramado empresarial español no podrá mejorar su competitividad que, a su vez, debe conseguirse a través de una mayor innovación. El ministro ha explicado que esta mejora “no se puede conseguir con salarios bajos ni con condiciones precarias en el empleo”.
José Montilla hizo también referencia al proceso de deslocalización que está viviendo el sector industrial, calificándolo como “señal de alerta”, frente al cual ha insinuado que se propondrán a las compañías los acuerdos necesarios, además de proporcionar ayudas a las pequeñas y medianas empresas.
Respecto a la Sociedad de la Información, Montilla expresó su deseo de que “España avance en la Sociedad del Conocimiento” y de “evitar la exclusión social que representa la brecha digital”. Según el ministro, igual que en su momento la educación obligatoria representó el paradigma de la igualdad de oportunidades, “ahora la Sociedad de la Información accesible para todos representa esta igualdad de oportunidades”. Para Montilla, la Sociedad de la Información es un “objetivo estratégico”, igual que las telecomunicaciones, “sector clave de soporte a las empresas”. Y siguiendo el “nuevo talante”, se comprometió a “dialogar y escuchar a todos los interlocutores sociales, en cada uno de los apartados”.
En fin, nada nuevo bajo el sol. Se habla –hablan los enterados y los expertos– que el Gobierno podría, como prometió, reforzar el papel de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, promover la bajada del precio de los accesos de banda ancha y relanzar el cable frente a otras alternativas, pero eso, al día de hoy, son sólo suposiciones. Incluso los hay que creen que nada va a cambiar sustancialmente. Veremos lo que da de sí los próximos años.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información