| Artículos | 01 JUL 2001

Operadores y servicios LMDS

Francisco Sánchez.
Cumpliendo con los compromisos contraídos con la adjudicación de licencias de operación de sistemas LMDS, durante los últimos meses los seis nuevos operadores de servicios basados en esta tecnología (hasta ahora sólo estaban autorizados a operar Retevisión, Uni2 y Euskaltel) han abierto comercialmente sus redes. Todos ellos comparten el mismo objetivo de dar a conocer en España las prestaciones del bucle local inalámbrico, aunque para ello cada uno siga su modelo de negocio propio, centrado exclusivamente en la figura de operador de operadores o combinándolo con el de operador global de servicios para empresas, y muy especialmente pymes. También comparten las primeras trabas que se han visto obligados a afrontar, como el enorme incremento de la tasa radioeléctrica, recurrida por todos ellos.

Para comentar estas y otras cuestiones, Comunicaciones World ha reunido en una mesa redonda a Juan De Sala, Director General de Banda 26; Aldo Russo, Director General de Banda Ancha (Basa); John Alcántara, Consejero Delegado de Broadnet; Luis Rodríguez Lescure, Director de Operaciones de FirstMark; Aquilino Antuña, Director de Desarrollo Estratégico de Neo; y José Miguel Mahave, Director de Marketing y Desarrollo de Negocio de Sky Point.

Juan de Sala (Banda 26). LMDS representa una clara alternativa al convencional bucle local de cobre, con décadas de existencia, así como a los actuales basados en fibra. Es una forma rápida de cubrir la “última milla” con tecnología radio y un gran ancho de banda que suple con suficiencia las necesidades, todavía más latentes que reales, de grandes anchos de banda de las empresas. Su gran ventaja es la rapidez de despliegue y la gran cobertura que proporciona. Es una tecnología muy fiable y probada que surge de la evolución de las soluciones punto a punto. En cualquier caso, de lo que se trata ahora es de lanzar estas soluciones, eliminando todos los obstáculos que se le oponen desde diversos frentes para que consigan el mercado que realmente se merecen y que todavía se encuentra latente.

Aldo Russo (Banda Ancha). No sólo somos una alternativa a lo que hoy es el acceso al bucle local, sino también una solución complementaria a las opciones que se basan en “cavar zanjas”, que no siempre es lo mejor desde el punto de vista económico. Calculamos que los sistemas LMDS pueden cubrir un polígono industrial a un coste tres veces inferior al que supone cablearlo de fibra. Es decir, somos una clara opción complementaria de las empresas “cableras”, con planes de negocio muy críticos por los costes, a las que podemos ofrecer nuestros servicios como operador de operadores.
Además, hay que tener en cuenta que la situación de la infraestructura en España no es tan buena como en otros países, como Alemania, por ejemplo, donde desde hace años se está renovando con fibra. Aquí queda mucho por hacer y el negocio todavía no se ve tan claro; no en Madrid y otras grandes zonas urbanas e industriales, pero sí en áreas suburbanas y ciudades más pequeñas. Y Banda Ancha puede ser una vía complementaria para entrar en el mercado de una manera muy rápida y económica, dando una gran flexibilidad al usuario.

John Alcántara (Broadnet). Entre sus ventajas hay que destacar su alta capilaridad, casi instantánea, sus bajos costes de despliegue y el bajo trastorno que supone para las comunidades de vecinos.
Con todo, tenemos una gran oportunidad de negocio, porque el 98% de los edificios de oficinas, tanto de España como del resto de países desarrollados, no cuentan con conexiones de banda ancha. Pero antes tenemos que educar al mercado, que está muy “tocado” por mensajes y movimientos confusos. Y hay que destacar que, frente a otras alternativas, nosotros disponemos de nuestras propias redes. Aquí me gustaría hacer una comparación entre lo ocurrido en el mercado de los móviles y lo que va a suceder seguramente en el mercado de acceso. En móviles, Telefónica tenía el cien por cien del mercado y en cuanto se dio vía libre a otros competidores con redes propias ha perdido una cuota del 40%.

Juan De Sala. El matiz es que los móviles era algo nuevo que no existía previamente, mientras que, como los servicios que ofrecemos nosotros ya están cubiertos por otros operadores, lo que tenemos que hacer es quitar cuota de mercado.

John Alcántara. No estoy de acuerdo. Creo que ahora hay pocos que puedan dar servicios de banda ancha.

Juan De Sala. Mejor hablar de “banda más ancha”.

John Alcantara. Yo entiendo por banda ancha más de 2 Mbps. En cualquier caso, en lo que se refiere a oferta de servicios, está claro que existe un segmento alto al que podemos llegar, pero pequeño hoy día y además cubierto ya por compañías como Colt Telecom y Telefónica, y otro segmento más bajo donde ADSL está haciendo mucho daño, en el sentido de que se están diciendo cosas sobre esta tecnología que no son verdad, como, por ejemplo, que tiene una capacidad de hasta 2 Mbps, cuando esa capacidad sólo se consigue en algunos momentos, y además se olvidan de decir que es asimétrica. El peligro es que, precisamente, este marketing viene de empresas grandes capaces de generar mucho ruido en el mercado.
En nuestra situación, creo que las seis compañías que hemos lanzado ahora el servicio LMDS no somos nuestros principales competidores, ya que no todos nos dirigimos a la misma demanda. En Broadnet, al menos, identificamos como nuestros principales competidores al tiempo y al operador dominante.

Luis Rodríguez (FirstMark). La gran oportunidad de negocio que se nos presenta a los operadores LMDS deriva de la posición que nos da disponer de una red propia, o de la parte de una red propia que faltaba a los jugadores en el mercado español, el acceso. Y esto supone la posibilidad de ofrecer servicios de calidad a las pymes, que hasta ahora sólo se estaban proporcionando a las grandes compañías. Disponemos de banda ancha y la podemos ofrecer a las pymes a un precio razonable con esas características que otras tecnologías, como ADSL, no tienen, como simetría, capacidad dedicada, garantía de la calidad del servicio, y sin depender de un tercer operador al que apuntar con el dedo cuando hay un problema. Como podemos controlar todo la infraestructura de extremo a extremo, estamos en condiciones de garantizar la calidad al cliente.
En este sentido, estamos creando un nuevo mercado, una nueva oportunidad de negocio que puede desarrollarse como la del móvil y en la que hay lugar para que compitan distintas tecnologías y distintos proveedores. No hay que olvidar que instalaciones de ADSL en España a finales del año pasado había 20.000, 30.000 ó 40.000, según a quien creas; de ahí al millón largo de pymes que existen en nuestro país, sin contar los clientes residenciales, que, aunque por ahora no es objeto de nuestro negocio, nadie dice que en el futuro no lo sea en función de cómo se desarrolle la oferta de fabricantes... Por ello, sí creo que se trata de un mercado similar al de móvil, aunque no exactamente igual, porque aquí no está tan restringida la competencia. Somos más jugadores y son más las tecnologías implicadas, desde LMDS a xDSL y la de las redes de cable.

Aquilino Antuña (Neo). Aunque habláis mucho de ADSL, creo que no tiene nada que ver con LMDS, pese a que esa tecnología se es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información