| Artículos | 01 FEB 2004

MSSP: La seguridad como servicio

Sección realizada por el Programa Superior de Dirección de Empresas de Telecomunicaciones del Instituto de Empresa
Fernando Aparicio.
Los proveedores de servicios de seguridad gestionada (MSSP) ofrecen un enfoque integral y multidisciplinar de la seguridad corporativa que abarca tanto las áreas que afectan a la organización como a los aspectos tecnológicos. Y todo ello como un servicio gestionado 24/7 a cargo de personal técnico altamente especializado.

A pesar de la creciente tendencia a la externalización de diferentes áreas TI, la gestión externa de la seguridad es una de las que, a priori, presenta mayores reticencias en el seno de las organizaciones, que siguen confiando en la lealtad sin reservas del personal interno, eventuales y becarios incluidos. La conciencia de las empresas sobre lo demasiado caro que resulta contar internamente con personal y tecnología del nivel requerido para ofrecer unos razonables niveles de seguridad 24x7 va en paralelo con el temor a depositar en manos de terceros las llaves de sus feudos. Pero, ¿hay más motivos para confiar en el personal interno que en una empresa externa, de cuyo escrupuloso respeto a su garantía de confidencialidad y nivel de servicio depende su supervivencia como negocio?

Enfoque integral
Los proveedores de servicios de seguridad gestionada (MSSP) son firmas especializadas en la provisión de todos aquellos servicios de protección de la seguridad de la información, desde los más básicos (antivirus, filtros anti-spam) a los que implican una monitorización 24/7 de la seguridad externa e interna de la empresa (para entendernos, un “Prosegur virtual”). Esta visión de la seguridad ha de ser integral y multidisciplinar, no solamente centrada en la tecnología. Este error, muy común, olvida que la gestión de la seguridad también requiere que la organización se implique en la seguridad de los procesos internos.
Para ello, la oferta de servicios de un MSSP, íntimamente relacionados y dependientes entre sí, se centra en tres áreas fundamentales:
- Organizativa. La experiencia del MSSP aportará al cliente el conocimiento para organizar la empresa conforme a una buenas prácticas de seguridad. Herramientas como el análisis de riesgos determinará el grado de exposición de nuestra empresa a las riesgos y amenazas derivados de su actividad, y permitirá disponer de la información relevante para definir y priorizar nuestras actividades de gestión de la seguridad. Contribuirá, además, a priorizar la securización de unos activos y/o procesos frente a otros.
Todo este proceso deberá culminar en la formalización de un Plan Director de Seguridad, que reúna un plan de acción con unos proyectos concretos a abordar en los diversos escenarios de corto, medio y largo plazo. Para ello, la mayoría de los MSSP se basan en metodologías y estándares contrastados (ISO17799, COBIT, OSSTM, OWASP, etc) que ayudan a definir el punto de comienzo y facilitan la adopción de este “paraguas” necesario para dotar de coherencia y visión integral a todo el sistema de gestión de la seguridad.
- Tecnológica. El servicio más conocido y extendido en el mercado es el uso de herramientas antivirus, que, en sus últimas versiones, incluye soluciones contra nuevas plagas de creciente auge, como filtros anti-spam, eliminación de troyanos y spyware y sistemas de detección de intrusiones (IDS). Por encima de estas herramientas básicas se demandan cada vez más servicios de mayor sofisticación en los que, por medio de diversas pruebas de intrusión realizadas remotamente, se pretende demostrar que la defensa perimetral de una empresa es vulnerable (test de intrusión). Este tipo de tests se realizan habitualmente con poca o ninguna información sobre la topología de la empresa (enfoque de caja negra) y sin que gran parte del personal TI tenga conocimiento de la contratación del servicio, simulando lo que podría ser un ataque real por parte de un intruso.
Este servicio se diferencia de un análisis de vulnerabilidades en que éste requiere de la colaboración activa del personal de la empresa (enfoque de caja blanca), quienes facilitaran toda la información requerida por el MSSP para el descubrimiento y solución con carácter exhaustivo de cualquier vulnerabilidad que pueda ser aprovechada maliciosamente tanto externa (intruso) como internamente (deficientes controles de acceso, débil construcción de contraseñas, no activación de registros de eventos del sistema, etc.).
- Legal. El desarrollo normativo, especialmente prolífico en estos últimos años (LOPD, LSSI, Ley General de Telecomunicaciones, nueva ley de Firma Electrónica...), demanda igualmente una actualización continua en aspectos de obligado cumplimiento en cada sector. La conformidad legal se plantea como un apartado obligatorio en el desarrollo del Plan Director de Seguridad, por lo que el conocimiento exhaustivo de los requerimientos normativos deberá ser uno de los criterios exigibles a la hora de seleccionar el MSSP.

Fernando Aparicio, Profesor Área TI Instituto de Empresa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información