| Artículos | 01 JUN 2005

Más gestión avanzada para los blades

A medida que se consolidan como herramienta estratégica para las empresas y como soporte de tareas de misión crítica, los responsables de TI comienzan a pedir a los servidores blade algo más que ahorro de espacio y energía. Lo que ahora ya demandan los usuarios corporativos al “fenómeno blade” son herramientas adecuadas para simplificar su gestión.

Si ha habido un reclamo de venta por excelencia para los servidores blade ha sido la simplicidad con que se pueden desplegar y gestionar. Pero si lo primero es cierto, en cuanto a lo segundo todavía es mucho lo que han de mejorar las ofertas hoy disponibles. En realidad, las limitaciones de las herramientas de gestión de blades se deben a su propia naturaleza como entidades autónomas, no conectadas directamente a las infraestructuras de datos existentes y, por tanto, tampoco gestionadas por ellas.
La situación, sin embargo, está empezando a cambiar. Fabricantes como HP e IBM están incorporando en sus chasis blades con prestaciones de conmutación de red y de almacenamiento, consiguiendo así un hardware más integrado. Este hecho, junto con la tendencia a destinar los blades a tareas más críticas y el creciente interés por un concepto de informática cada vez más modular y escalable, está potenciando la demanda de prestaciones de gestión más sofisticadas que las disponibles hasta ahora. Este es, al menos, el análisis de los expertos.

Crecimientos espectaculares
En un informe publicado por IDC en 2004, la consultora resalta el papel que jugará el software de gestión de sistemas en la difusión de la tecnología blade en los centros de datos. “Los rápidos avances en software de gestión de sistemas y tecnología de clusters, así como la continua desagregación de los servidores en componentes y formatos más pequeños, son los factores que fundamentalmente impulsarán en el futuro el crecimiento de los servidores blades y los sistemas modulares”.
Ya nadie discute el empuje de los servidores blade: las unidades suministradas crecieron por encima del 100% entre 2003 y 2004, pasando de 185.000 a 450.000. E IDC espera que esa cifra ascienda a 1,4 millones en 2006, momento en que ya representarán el 40% del mercado total de servidores. No es de extrañar teniendo en cuenta sus múltiples atractivos, como la posibilidad de ser desplegados en cluster y de ser desactivados cuando fallan sin interrumpir las cargas de trabajo, permitiendo así crear un potente entorno de alta dsiponibilidad. Y una gestión más fácil se traduce en ahorros de tiempo y, por tanto, de dinero. “Los blades ofrecen la solución de ahorro de espacio que mejor se adapta a las arquitecturas de alta disponibilidad. Producen menos calor, consumen menos energía y, además, son reemplazables ‘en caliente’. Por tanto, si se van a desplegar múltiples servidores en un entorno dado o se desea instalar un centro de datos partiendo de cero, nadie debe dejar de considerar la opción de los blades”.
Pero es en lo que afecta a la gestión donde todavía se debe avanzar más. Existen ya herramientas de este tipo de gran utilidad, pero los usuarios esperan mejoras, como capacidades de respuesta más rápidas y funciones integradas que permitan gestionar y monitorizar virtualmente los blades desde un punto único, con independencia del estado del servidor. Se trata de características de gestión básicas en las que, según los analistas, ya se está avanzando pero que no agotan las novedades en este campo. Los expertos aseguran que los fabricantes trabajan además en áreas como la virtualización, la gestión de la energía y el desarrollo de software que facilite la gestión de blades en conjunción con la red, el almacenamiento, las aplicaciones y otros elementos hardware de servidor.

Camino de integración
Según la consultora Enterprise Management Associates, “podemos esperar avances en la obtención de una gestión más integrada, que es el verdadero objetivo. Se está empezando a conseguir un enfoque más integrado que permite ver a los servidores no sólo como entidades individuales sino como un recurso informático combinado. Esto permite, por ejemplo, gestionar las cargas de trabajo de cada servidor y de todos en su conjunto en función de las prioridades del negocio”.
Para moverse en esa dirección, los fabricantes de sistemas han de facilitar a los usuarios la integración del hardware blade en sus infraestructuras. Un objetivo que ya persigue IBM desde hace un año, cuando la compañía dijo estar integrando conmutadores de Cisco Systems y Brocade Communications en su línea de servidores BladeCenter. Meses después, durante el pasado otoño, IBM daba un gran paso adelante al anunciar la apertura de las especificaciones hardware de BladeCenter para facilitar a terceros el desarrollo de tarjetas de interfaz de red y otros adaptadores para sus blades. Mirando hacia adelante, el foco está en abrir IBM Director, el software de gestión de BladeCenter, a fin de facilitar su “entendimiento” con las herramientas de gestión de terceras firmas.
HP también camina hacia un objetivo similar. En septiembre, la compañía “retocó” su enfoque en blades formando un grupo que combina la experiencia corporativa en software de gestión y servicios con la experiencia en servidores para ayudar a los usuarios a crear entornos integrados partiendo de blades. Bajo el nombre de BladeSystem, las nuevas ofertas de HP en este campo incluyen herramientas de virtualización y gestión para automatizar tareas y mejorar los niveles de utilización. En el futuro, el fabricante se centrará además en la mejora de la virtualización de los blades y la integración con herramientas de gestión de terceros. La línea de fondo es crear una interfaz de gestión desde la que establecer políticas que automaticen la distribución de las cargas de trabajo a través de un grupo de blades. Como reconoce la propia compañía, la simplicidad es la clave: “el fabricante que consiga una gestión más simple será el ganador en este mercado”.
La gestión de blades es el segmento donde RLX Technologies espera brillar con luz propia. La compañía daba a conocer el año pasado su intención de reestructurar su negocio de hardware para focalizarse en el software de gestión, como resultado de la creciente presión competitiva procedente de HP, IBM, Sun y ahora Dell, que en noviembre relanzaba este tipo de ofertas, tras un periodo de escasa o nula actividad.
La decisión de RLX no sorprendió a nadie. Al fin y al cabo, es el software de gestión y no el hardware el que le ha dado fama a la compañía. Y para que el cambio de rumbo se salde con éxito, la compañía firmó el pasado mes de marzo un acuerdo con Nexcom, que integrará en sus servidores Nexblade, bajo licencia OEM, el software Control Tower de RLX.

Un mercado cambiante
Aunque hasta hoy los blades se han utilizado principalmente como servidores Web y de informática de alto rendimiento, las empresas ahora comienzan a adoptarlos también como plataforma de aplicaciones cada vez más críticas, como ERP y bases de datos. Tal es el dictamen de IDC, que vaticina un excelente futuro para estos sistemas a medida que su coste vaya bajando, un proceso que se verá potenciado por la presión competitiva que añade la reentra

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información