| Artículos | 01 SEP 2002

Los nuevos retos de eEurope 2005

Borja Adsuara.
El impulso de la banda ancha ha sido uno de los aspectos fundamentales que más se han apoyado durante la reciente presidencia española de la Unión Europea. Coincidiendo con este plan de acción, durante el Consejo Europeo celebrado en Sevilla el pasado mes de junio se presentó el nuevo plan eEurope 2005.

De acuerdo con las conclusiones alcanzadas en las diversas cumbres celebradas en el seno de la Unión Europea, las tecnologías de la información y de las comunicaciones juegan un papel fundamental para conseguir un mercado único plenamente integrado y competitivo, así como para avanzar en la Sociedad del Conocimiento, con el objetivo de conseguir una sociedad mejor formada, más cohesionada y en la que todos los ciudadanos, sin exclusión, estén en condiciones de aprovechar las oportunidades de la Sociedad de la Información. Por ello, en la reunión del pasado mes de marzo en Bruselas de los Ministros de Telecomunicaciones de la UE se aprobó la ampliación del Plan de Acción e-Europe hasta el año 2005 con la intención de continuar contribuyendo al desarrollo de la Sociedad de la Información en el territorio comunitario.
El nuevo Plan de Acción e-Europe 2005, que fue presentado formalmente durante el Consejo Europeo de Sevilla celebrado el pasado mes de junio, da prioridad a la disponibilidad y la utilización generalizadas de redes de banda ancha en toda la Unión antes de ese año, al desarrollo del protocolo Internet IPv6, la seguridad de las redes, la Administración electrónica, el aprendizaje y la formación por medios electrónicos, los servicios sanitarios a través de la Red y el comercio electrónico.
Además de estos objetivos, los Jefes de Estado y de Gobierno de los Quince se fijaron de plazo hasta el año 2003 para conseguir que en los Estados Miembros haya un ordenador conectado a Internet por cada 15 alumnos. El objetivo principal fue el de seguir avanzando en la estrategia marcada por la UE hace dos años en Lisboa para conseguir que de aquí a 2010 Europa se convierta en una economía competitiva basada en el conocimiento y para alcanzar el pleno empleo. Respecto de la convergencia tecnológica, el Plan recoge las demandas que planteaban los Ministros de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de alentar el uso de plataformas abiertas y continuar los esfuerzos para hacer realidad la introducción de servicios de comunicaciones móviles de tercera generación.
El plan eEurope 2005 propone actuaciones concretas en seis áreas: administración electrónica; enseñanza electrónica, sanidad electrónica, negocios electrónicos, seguridad en las redes y banda ancha:
- Administración electrónica. Los Estados promoverán la disponibilidad de conexiones de banda ancha –utilizando cualquier tipo de tecnología– para todas las administraciones públicas antes de 2006. Antes de 2004, la Comisión hará público un marco de interoperatividad que permita proporcionar servicios paneuropeos de administración electrónica a ciudadanos y empresas. Asimismo, antes de 2005, los Estados deberán garantizar que los servicios públicos básicos puedan prestarse de forma interactiva, y, antes de 2006, realizar una parte significativa de su contratación pública por medios electrónicos. Todos los ciudadanos deberán contar en sus municipios con puntos de acceso público a Internet, preferiblemente con banda ancha.
- Enseñanza electrónica. Antes de 2006 los Estados deben promover que los centros escolares y universidades cuenten con conexiones de banda ancha. Tres años antes, la Comisión adoptará un programa de eLearning que estará vigente de 2004 a 2006. Para ese año, los Estados habrán debido garantizar que todas las universidades ofrezcan "campus virtuales" con acceso online, para mejorar la calidad y eficiencia del proceso educativo. Además, antes de 2004 los Estados deberán emprender acciones para la formación de adultos con el fin de mejorar su ocupación laboral.
- Sanidad electrónica. La Comisión presentará una propuesta de tarjeta sanitaria electrónica común antes del Consejo de Primavera de 2003. Antes de 2006, los Estados deben desarrollar redes de información sanitaria entre los puntos de atención (hospitales, laboratorios y hogares). Igualmente, la Comisión promoverá el desarrollo de redes de alcance europeo con datos sobre salud pública. Asimismo, para esa fecha la Comisión y los Estados garantizarán la prestación de servicios sanitarios electrónicos, como información sobre prevención de enfermedades, historias médicas electrónicas o teleconsulta.
- Negocios electrónicos. La Comisión y los Estados revisarán la legislación para detectar y suprimir los obstáculos que impidan a las empresas la realización de negocios electrónicos. Antes de 2004, la Comisión pretende establecer una red europea –que reunirá a los agentes europeos, nacionales y regionales– de apoyo a los negocios electrónicos de las pymes. La Comisión estimulará la creación de agrupaciones electrónicas geográficas y sectoriales de pymes que favorezcan la innovación. Antes de 2004, el sector privado, los Estados y la Comisión deben haber desarrollado soluciones interoperativas para las transacciones, tanto desde la firma electrónica como la compra y los pagos online. También antes de esa fecha, se examinarán las posibilidades de establecer un sistema electrónico de resolución de litigios de ámbito europeo.
- Seguridad en las redes. Dentro de un año debe estar en funcionamiento el Grupo Operativo sobre Ciberseguridad (CSTF) respaldado por los Estados miembros y las empresas, que se convertirá en un centro de competencia en materia de seguridad para desarrollar con los Estados miembros un sistema europeo de alerta en caso de ataque informático y para mejorar la cooperación transnacional. Antes de 2006 debe construirse una "cultura de la seguridad" en el diseño e implantación de productos y servicios de información y telecomunicaciones. Las empresas deben elaborar códigos de buenas prácticas y fomentar su aplicación sistemática. Antes de 2004, los Estados y la Comisión estudiarán el establecimiento de un entorno de comunicaciones seguras para el intercambio de información clasificada.
- Banda ancha. Los Estados, con la cooperación de la Comisión, respaldarán la implantación de redes de banda ancha en las zonas menos favorecidas –especialmente en las regiones ultra periféricas– con la posible utilización de fondos estructurales. Asimismo, la Comisión cooperará con los Estados miembros para que los nuevos servicios inalámbricos de banda ancha puedan disponer de espectro y lo usen con eficiencia. En general, los Estados deben combatir los obstáculos que dificultan el desarrollo de redes de banda ancha, facilitando el acceso a los derechos de paso y conducciones y eliminando los obstáculos regulatorios. Además, los Estados y las empresas promoverán el ofrecimiento de sus contenidos en diferentes plataformas tecnológicas, tanto en Internet a través de ordenadores personales como por medio de la televisión digital y las comunicaciones móviles de tercera generación. Los Estados deben acelerar la transición a la tecnología digital, asegurando condiciones transparentes para la transició

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información