| Artículos | 01 SEP 2001

Landata Payma potenciará su presencia en el mercado de servicios

Completado el proceso de integración
Fernando Ujaldón.
Habiendo cerrado el ejercicio 2000 con una facturación de 112.000 millones de pesetas y un beneficio operativo de 3.275 millones, Landata Payma tiene claro que su curva de crecimiento no ha hecho más que comenzar. Las cifras suponen un incremento en las ventas del 49% y un 27% en los beneficios, respecto de los resultados que consiguieron por separado Landata Sistemas y Payma Comunicaciones en 1999, ejercicio en el que las empresas aún no habían iniciado el proceso de fusión completado el año pasado.
Rafael Faura, director general de la división de Ingeniería de Landata Payma, no oculta su entusiasmo ante las perspectivas que se abren para la compañía. “El año 2000 significó un período para conocernos, para avanzar en nuestra unión y conseguir llegar a la meta que marcaban los presupuestos. Ahora, haremos que el negocio siga creciendo, solidificando los cimientos sobre los que construir una compañía de futuro”.
La fusión debía integrar dos firmas de orígenes, culturas y perspectivas diferentes, tanto en tecnología, como en el enfoque de negocio, aunque ambas tenían una asentada trayectoria en el área de las telecomunicaciones y la ingeniería. Landata estaba orientada a áreas de transmisión, con un número reducido de grandes clientes, mientras que Payma tenía un gran número de cuentas en el área de acceso, una estructura más formal y una amplia cobertura geográfica. “Finalmente hemos adoptado lo mejor de cada una de las compañías. A nivel tecnológico la fusión ha sido muy positiva, ya que ahora nuestra oferta contempla desde el principio al final del negocio. Podemos ofrecer a un operador desde infraestructuras de acceso hasta plataformas para sus troncales”, explica el director general de la división de Ingeniería.

Dos líneas de negocio. En cuanto al modo de actuación, se adoptó el modelo de Payma, por contar con una extensa red comercial y tener una vocación clara de servicios. “Hemos mantenido esa actitud y pensamos potenciarla. La organización responde a dos líneas de negocio. La primera está dirigida a grandes clientes, como operadores de telecomunicaciones, operadores de cable, transmisión, vídeo e IP. La otra, se basa en una actividad de distribución, en la que trabajamos con ingeniería”. En esta área, la intención de la empresa es trabajar con grandes cuentas, para lograr convertirse en la ingeniería de referencia de ciertos clientes, y poder brindarles servicios de manera continua. Aunque los servicios representan actualmente el 15% de la facturación de Landata Payma, la compañía pretende transformarlos en una fuente sustancial de ingresos, capaces de generar el 40% de su negocio.
Las previsiones de facturación y beneficio operativo para este año se sitúan en torno a los 140.000 millones de pesetas y 4.266 millones respectivamente. Y, a pesar de la precaria situación financiera por la que atraviesa el sector, el plan estratégico de la firma para 2004 marca un objetivo de facturación de 200.000 millones de pesetas, que Landata Payma espera obtener basándose en adquisiciones y en el logro de una presencia más firme en el mercado.
En estos momentos la empresa cuenta con una plantilla de 800 trabajadores y está participada mayoritariamente por la corporación IBV.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información