| Artículos | 01 ABR 2006

La industria presiona al IEEE para acelerar 802.11n

Soluciones "pre-n" para antes de verano
La ronda de comentarios sobre el borrador del estándar 802.11n para WLAN a 100 Mbps emprendida por el IEEE podría derivar en una base más sólida del estándar, sobre la que algunos fabricantes ya lanzarán productos antes del verano. Otros sectores, no tan optimistas, consideran que aún quedan cuestiones por resolver.

Aunque la ratificación y pruebas de interoperabilidad del estándar 802.11n para redes WLAN a 100 Mbps no se prevén hasta mediados o finales de 2007, diversos fabricantes esperan obtener antes unas especificaciones técnicas del protocolo lo suficientemente estables como para lanzar productos WLAN pre-n antes de finalizar el primer semestre del año. Esta hoja técnica se obtendría tras la reunión que el próximo mayo mantendrá el grupo de trabajo IEEE 802.11n para discutir las modificaciones propuestas por los suministradores.
Entre las cuestiones a resolver figuran la compatibilidad con las dos bandas de frecuencia en las que actúa 802.11n y las medidas adicionales para garantizar su óptimo rendimiento. También los usuarios muestran cautela frente al nuevo estándar, pese a la promesa de una gran mejora en la tasa de transferencia. Muchos están más preocupados por la utilidad y efectividad de 802.11n en un entorno incontrolado, compartido y con diversos puntos de acceso, o la verdadera compatibilidad de los productos MIMO con las redes 802.11b/g.

Un largo camino
Los participantes de un foro de discusión celebrado en el último Intel Developer Forum creen que aún queda un duro trabajo para solucionar ciertos problemas del estándar. Por ejemplo, que 802.11n pueda trabajar tanto en la banda de 2,4 GHz destinada a 802.11b/g como en la de 5 GHz para 802.11a. La propuesta del estándar contempla que sea compatible con estas especificaciones pero aún no se conoce cómo utilizará ambas bandas.
En opinión de Miguel Pellon, vicepresidente de estándares tecnológicos de Motorola, la norma podría obligar a que cada producto tuviera cobertura para ambas bandas o permitir que los productos 802.11n trabajen sólo con una de ellas. A este respecto, el representante de la industria de electrónica de consumo japonesa en el proceso de estandarización de 802.11n, Yoshiharu Doi, director de Sanyo Electric, opina que, dado que 2,4 GHz registra mayores interferencias con otras WLAN, las microondas y Bluetooth, no es la banda más adecuada para aplicaciones como la descarga de vídeo de alta definición. Sin embargo, Doi prevé que los productos 11n puedan cambiar entre las dos bandas e ir a 5GHz para usos con grandes demandas. No obstante, para que la tecnología tenga éxito, según Phil Kearney, director de tecnología de comunicaciones para hardware Mac de Apple, este proceso debe ser automático, pues “el usuario de a pie no quiere enredarse con estos temas”. El 11n Task Group ya ha tomado posiciones y ha creado un subcomité que determinará si recomienda uno o diversos mecanismos para evitar el problema y si hace que sean opcionales u obligatorios.
Para Mark Grodzinsky, director de productos inalámbricos de Intel, el nuevo estándar no podrá soportar flujos de vídeo de alta calidad por sí sólo, por lo que necesitará de otras piezas, como 802.11i para seguridad y 802.11e para calidad de servicio garantizado, así como la especificación de calidad de servicios de la Wi-Fi Alliance, WMM (Wi-Fi Multimedia). Grodzinsky está seguro de que estos elementos estarán a punto para la ratificación del estándar.
En cualquier caso, los proveedores de servicios que quieran utilizar Wi-Fi para dar contenidos multimedia tendrán que garantizar el nivel de servicio que están habituados a dar por otros métodos, según Alan Cohen, director senior de gestión de productos de la Unidad de Negocio de Redes Inalámbricas de Cisco. “Dado que Wi-Fi opera en frecuencias sin licencia, no puede garantizar el mismo nivel de rendimiento que los operadores esperan cuando utilizan tecnologías cableadas o espectro bajo licencia”.
Con todo, las expectativas de solucionar estos inconvenientes son tales que Linksys y Netgear han anunciado productos compatibles con el borrador del estándar para antes del verano. Concretamente, Netgear anunció en CeBit que sus productos alcanzarán hasta 600 Mbps. De momento, no está claro si esta tasa hace referencia al rendimiento real de datos o al máximo teórico alcanzable; en este último caso, la velocidad podría quedar mermada por diversos condicionantes de la red.
Estos anuncios se han producido dos meses después de que el comité encargado de la estandarización de la nueva tecnología alcanzara un acuerdo sobre la propuesta para la nueva generación de Wi-Fi, basada en las ideas del consorcio EWC (Enhanced Wireless Consortium). Según esta concepción, 802.11n alcanzará 300 Mbps, actualizable a 600 Mbps, y empleará la multiplexación MIMO (Multiple Input Multiple Output). Esta tecnología crea múltiples flujos de datos entre dos o más antenas en ambos lados de un enlace radio para mejorar los 22 ó 24 Mbps reales posibles con las actuales redes 11g y 11a. Además de la compatibilidad con 802.11a/b/g, el grupo de trabajo del 11n también acordó la interoperatividad multifabricante.

El avance de MIMO
El otro organismo involucrado en el estándar, la Wi-Fi Alliance, que certifica la interoperatividad de este tipo de soluciones, no se muestra tan optimista. En su sitio Web, indica que “no habrá ningún producto IEEE 802.11n hasta que el estándar haya sido finalizado” y que “cualquier reclamo de compatibilidad no se ajustará completamente a la realidad”. Frente a estas declaraciones, Netgear, miembro de la entidad, asegura que respetará la ausencia de certificación oficial de productos acordes con 802.11n hasta su ratificación en 2007, pero que, mientras, promoverá una iniciativa multifabricante que garantice la interoperatividad entre los diferentes suministradores.
También los fabricantes de chips MIMO aceleran sus desarrollos. El primer chipset con esta tecnología disponible a nivel comercial apareció en 2004 de la mano de Airgo Networks, y Belkin fue uno de los primeros en lanzar un punto de acceso y tarjetas adaptadoras a 108 Mbps basadas en dicha tecnología en octubre de ese año. El suministrador de chips se encuentra actualmente centrado en una cuarta generación de chips para implementar el estándar 11n final, mientras que sus competidores Atheros y Broadcom están introduciendo ahora su primera generación de MIMO para productos basados en el borrador.


Listos para 802.11n
---------------------------
Pese al escepticismo empresarial, los analistas predicen un mercado preparado para recibir ya productos pre-802.11n, que se harán con cerca del 15% de todos los productos WLAN para el mercado de consumo que se lancen este año, según Dell´Oro Group. La consultora augura que para 2009 las redes 11n coparán el 90% de las WLAN domésticas. Sin embargo, habrá una adopción más lenta en la empresa, si bien los despliegues a gran escala se acelerarán hacia 2008 y 2009.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios