| Noticias | 18 AGO 2010

I+D, ¿esfuerzo o inversión?

Las estructuras de dirección de las organizaciones se encuentran ante la necesidad de buscar nuevas fórmulas para desarrollar o sostener el negocio.
Network World

Esta inquietud que transita entre la reflexión profunda y las urgencias, todo ello como respuesta a la asimilación de un nuevo paradigma donde el contexto de la coyuntura financiera detona en un reto muy complejo, a saber, asumir un planteamiento renovador, cuya aproximación siempre se ha caracterizado por importantes inversiones, desde un cambio de enfoque más talentoso, más eficiente y con más esfuerzos. 

Jorge Urios, CEO de VaniOsPor esta senda vienen postulándose los argumentos denominados “de gestión del conocimiento”, asumiendo el papel de activo crítico, fuente de valor para la organización en tanto que permite desarrollar las competencias críticas del negocio. De esta forma, el esfuerzo en I+D se comprende no sólo como un presupuesto, sino como una línea de actuación que busca aprovechar el conocimiento individual, colectivo, interno y externo.

De esta forma, dicho esfuerzo en I+D se despliega en varios frentes, personas, proyectos, inversiones y herramientas, todos ellos componentes diferenciados y complementarios de la estrategia de I+D.

Personas, aspecto claramente vinculado con la creación de un ambiente innovador, con la cultura y las pautas que promuevan el aprovechamiento del know how y la creatividad.

Proyectos, como instrumento para aportar innovación a modo de respuesta a retos o incidencias del negocio, desarrollando un apropiado enfoque de benchmarking y reaprovechamiento del conocimiento existente.

Inversiones, teniendo en cuenta los recursos disponibles y pudiendo desviar recursos de partidas tradicionales como la formación hacia dinámicas y espacios de apoyo a la innovación.

Herramientas, aspecto en el que poner en acción ejercicios de diagnóstico tecnológico, análisis de competencias, técnicas de creatividad, vigilancia tecnológica y de mercado, prospectiva, redes, etc., contando con metodología consolidada.

Claro está que las estrategias de I+D han venido dimensionándose tradicionalmente desde enormes cantidades de recursos. No obstante, la respuesta actual a esta realidad innovadora se caracteriza por el uso inteligente de los recursos disponibles, sin necesidad de nuevos aportes y tratando de aplicar un patrón original a la I+D, sin grandes desembolsos, eso sí, con grandes cambios de paradigma evidenciados en una potente visión e imaginación.



Jorge Urios, CEO de VaniOs

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información