| Artículos | 01 JUN 2002

El momento del caching

Adaptando el almacenamiento a la empresa distribuida
Una de las consecuencias de la tremenda explosión de la Red como medio de comunicación será el despegue del mercado de tecnologías de caching con soporte de streaming para optimizar el acceso al almacenamiento en redes de distribución de contenidos.

Según el Departamento de Comercio de Estados Unidos, el volumen del tráfico de Internet se duplica cada tres meses y superará el millón de Terabits diarios en 2003. Inicialmente dedicado a la aceleración de sitios Internet o intranet, el uso de las tecnologías de almacenamiento caché distribuido crece como consecuencia de este espectacular incremento.
Acercando los contenidos al usuario final por replicación, los dispositivos de caching permiten a las empresas mejorar sus prestaciones de Internet, tanto en entornos intranet como extranet, acelerando los flujos Web, reduciendo los costes vinculados al ancho de banda, y mejorando al mismo tiempo la experiencia del usuario sobre la calidad de las transmisiones de audio y vídeo. Al reducir el tráfico “superfluo” –susceptible de ser cargado de forma local–, reducen los cuellos de botella tanto del servidor como de las redes disminuyendo el tiempo de respuesta (algunos propuestas logran reducirlos hasta diez veces).
Las estructuras globales de recursos de información permiten a las empresas conseguir un rápido acceso a la información competitiva y oportuna de forma más rápida, además de proporcionarles una mayor sensibilidad hacia las necesidades del mercado o de la propia organización y la posibilidad de mantener una gestión de negocio 24x7.

La empresa global y distribuida
Muchas grandes organizaciones se han dado cuenta y están utilizando o migrando a aplicaciones e-business con soporte Web, incluidas ERP (Enterprise Resource Planning) y CRM (Customer Relationship Management). Dado que éstas corren en una ubicación central, los usuarios a menudo experimentan retardos e interrupciones ocasionadas por diversos factores, que incluyen distancias geográficas, bajo ancho de banda en las conexiones corporativas o sobrecargas en los servidores centrales.
Aunque el incremento del ancho de banda puede ayudar, supone costes importantes y en muchos casos no soluciona los problemas de distancia geográfica ni la sobrecarga de los servidores. Por eso, comienza a perfilarse como una mejor solución la identificación de los componentes de aplicación utilizados con mayor frecuencia para su posterior distribución a dispositivos plug and play de entrega de contenidos ubicados en los sitios remotos. Estos componentes son servidos al usuario de forma local sobre la LAN desde los dispositivos de caching.

Content Delivery Networks
En un contexto marcado por la optimización de los presupuestos de inversión, las redes de distribución de contenidos (CDN-Content Delivery Networks) –tradicionalmente restringidas al ámbito de los operadores y proveedores de servicios– comienzan a perfilarse como la solución ideal para acceder en tiempo real a las informaciones críticas de empresa facilitando las comunicaciones intranet entre colaboradores, la puesta en marcha de planes de formación vía Internet (e-learning) y la distribución optimizada de documentos. En todas estas áreas, las CDN proponen una alternativa económica, productiva y segura a los desplazamientos físicos de los colaboradores.
Para satisfacer estas nuevas necesidades, los dispositivos caching han ido evolucionando desde un punto de vista tecnológico. Así, algunos fabricantes incorporan ya en sus propuestas, además de gestión de flujos HTTP, gestión de streaming, una aplicación de este recurso que, según IDC, representarán la base del mercado en 2004.
La oferta de caching para redes de distribución de contenidos facilita el rápido despliegue de aplicaciones multimedia enriquecidas (e-learning, videoconferencia, comunicación interna, cursillos, etc.). Determinadas herramientas permiten establecer un diálogo permanente entre los elementos de almacenamiento denominados estáticos (filers) situados en los centros de datos y los elementos denominados dinámicos (caching) ubicados en la periferia de la red.
Entre ellas deberá existir una solución que brinde la posibilidad de administrar la distribución de contenidos aplicando reglas predefinidas y “empujar” de manera activa ficheros por un árbol de cachés repartidos por la red, que pueden ser sitios remotos, si se trata de una empresa, o de puntos de presencia (POP) si el entorno es una infraestructura CDN de algún operador. Esta aplicación permitirá, por ejemplo, la carga previa de un vídeo durante la noche en los caches de oficinas remota: a la mañana siguiente todos los usuarios tendrán acceso directo a ese contenido sin cargar la WAN.

Reduciendo costes
Desde un punto de vista económico, las soluciones de distribución de contenidos para acelerar las aplicaciones de negocio tienen mucho que aportar, ya que, como se ha dicho, minimizan los retrasos en el servidor central y WAN, incrementando la productividad sin necesidad de ancho de banda o servidores adicionales. Gracias al incremento de la eficiencia en la utilización de las comunicaciones, estas propuestas pueden llegar a suponer ahorros de hasta un 50%.
Además, en muchos casos eliminan la necesidad de recursos de TI remotos debido a la posibilidad de gestión centralizada desde una consola central utilizando los métodos de autenticación existentes en la empresa para definir la política de autorizados según el perfil de cada usuario de la información albergada en el centro de cálculo central.
Si el fabricante cuenta con una oferta completa, incluirá también en su línea una plataforma para la gestión centralizada del entorno, capaz de integrar la administración de los filers y de los dispositivos de caching ubicados en las oficinas remotas. El software de gestión centralizada de almacenamiento, es un factor clave para la reducción de los costes totales de propiedad (TCO).


Reparto del mercado mundial de caching
de contenidos por ingresos en 2001
---------------------------------------------------------
Network Appliance 24%
Inktomii 17%
CacheFlow 15%
Cisco 9%
Otros 35%

En un mercado global de caching de contenidos en 2001 valorado por IDC en 430 millones de dólares, Network Appliance fue el suministrador con una mayor participación. Esta cuota (24%) generó 105 millones de dólares al fabricante.
Dentro de la categoría “otros” se agrupan suministradores de sistemas servidor como Compaq, HT, Dell o Microsoft.

Fuente: IDC

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información