| Artículos | 01 ENE 2004

El mercado Wi-Fi, en peligro de fragmentación

China sigue su propio camino en seguridad
Quizá la vulnerabilidad de Wi-Fi acabe costándoles cara a los suministradores. China ha decidido resolver el problema por su cuenta exigiendo que los productos allí comercializados cumplan un estándar de seguridad de ámbito sólo local.

Entre las tecnologías cuya estandarización está llevándose a cabo de forma más homogénea siempre ha figurado la correspondiente a las redes locales inalámbricas (WLAN). Eran varias las versiones de IEEE 802.11 (a,b,g) según velocidad y rango de frecuencias, pero todas ellas tenían su denominación específica y se mantenían bajo control en la normativa del organismo de estandarización IEEE. Todos estos esfuerzos unificadores se encuentran ahora en peligro, desde que China decidiera actuar en solitario para resolver la asignatura pendiente de WLAN: la seguridad. Según ha advertido IEEE en una reciente carta remitida al gobierno chino, esta bifurcación tecnológica “minaría las posibilidades de una norma global, elevando el coste de este tipo de networking para los usuarios”.

WAPI o WEP, según dónde
Fue el pasado mes de mayo cuando Standardization Administration of China (SAC) anunció la adopción del estándar chino WLAN, denominado GB15629.11-2003. Aunque todo equipamiento WLAN vendido en China ha de cumplir esta norma desde el 1 de diciembre, se ha establecido un período de transición que extiende el plazo límite para la conformidad hasta junio de 2004.
La norma en cuestión es similar en muchos aspectos al estándar de networking inalámbrico 802.11 del IEEE, comúnmente conocido como Wi-Fi, pero existe una diferencia crucial entre ambos. La alternativa china utiliza un protocolo de seguridad diferente, denominado WLAN Authentication and Privacy Infrastructure (WAPI), que no forma parte del 802.11. La seguridad en el estándar de seguridad del IEEE se apoya en el protocolo Wired Equivalent Privacy (WEP).
“Creemos que la implementación obligatoria de protocolos WAPI fragmentará sin necesidad el mercado mundial de productos WLAN”, ha subrayado Paul Nikolich, presidente del comité de estándares para redes de área local y metropolitana IEEE 802.11 en el documento enviado al ministro de industria de la información de China, Wang Xudong. “Nos preocupa que el uso por mandato oficial de este estándar prohibirá la utilización de productos 802.11 y, por tanto, limitará las opciones e incrementará los costes para los usuarios finales”.
La decisión de adoptar WAPI por parte de China es una forma de zanjar los continuos problemas generados alrededor de la seguridad Wi-Fi. Como WEP resulta bastante vulnerable, IEEE trabaja en el desarrollo de una nueva especificación, 802.11i, que pretende proteger sus puntos débiles. Mientras el trabajo en 802.11i prosigue, Wi-Fi Alliance, grupo de la industria creado para certificar la interoperatividad de productos basados en 802.11, ha recomendado a los suministradores de equipamiento la adopción de una tecnología de seguridad mejorada, denominada Wi-Fi Protected Access (WPA) como medida provisional.

Encuentro de alto nivel
En su carta, Nikolich reconoce que la seguridad de Wi-Fi necesita mejorar y se ofrece a tratar el asunto con las autoridades chinas, sugiriendo la adopción de 802.11i como solución. Propone, además, un encuentro de alto nivel entre IEEE y SAC para discutir posibles formas de incrementar la participación de China en el seno de IEEE.
En caso de que las dos organizaciones no lograran un acercamiento de sus posturas, los suministradores de equipamiento WLAN se verían forzados a fabricar productos que soportaran ambos estándares o producir dos tipos diferentes de sistemas; unos con soporte de GB15629.11-2003 para el mercado chino, y otros basados en 802.11 para el resto del mundo.
Stuart Kerry, presidente de IEEE 802.11 Wireless LAN Working Group, asegura la disposición del organismo al que pertenece “para trabajar estrechamente con China”. IEEE esta abierto incluso a la posibilidad de incorporar WAPI en 802.11 si ello fuera necesario para evitar la escisión del mercado.


¿Amenaza para la libre competencia?
----------------------------------------------------
WAPI (Wireless Authentication and Privacy Infraestructure), núcleo de las diferencias entre el estándar WLAN chino y el desarrollado por IEEE para el resto del mundo, es un protocolo de seguridad desarrollado localmente. China exigirá que todos los productos allí vendidos cumplan la norma desde junio de 2004. Algunos grandes fabricantes de equipamiento WLAN, incluido Cisco Systems, han asegurado haber encontrado difícil la obtención de detalles sobre el estándar. Según los portavoces de estas firmas, el gobierno del país asiático sólo permite que la tecnología de encriptación sea compartida por empresas chinas previamente designadas, en algunos casos –como el de Huawei Technologies, que mantiene una joint-venture con 3Com- competencia directa de los interesados.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios