| Artículos | 01 MAR 2002

El futuro de Internet se llama IPv6

Enrique Barbudo.
La cumbre mundial Global IPv6 Forum Summit celebrada el pasado mes de diciembre de 2001 en Japón ha venido a ratificar lo que desde ya hace varios años viene siendo la nueva realidad en Internet: pronto IPv4 quedará obsoleto. Afortunadamente, gracias a la iniciativa de la industria, las instituciones públicas y centros universitarios, IPv6, la solución, ya está en desarrollo.

Europa ya está dando importantes pasos para la implantación y generalización del uso del nuevo formato IPv6. Esta vez los países del Viejo Continente se han adelantado al siempre vanguardista país norteamericano para desarrollar las primeras redes con formato IPv6.
Actualmente ya existen tres proyectos de red IPv6 en Europa Occidental. En Holanda ya se ha puesto en marcha SURFnet, una red que ya funciona a pleno rendimiento, y cuya función es la de unir los centros de investigación de ese país. Además, esta red permite el empleo simultáneo y compatible entre el antiguo formato IPv4 y el nuevo IPv6. Otra iniciativa es el proyecto de construcción de otra red IPv6 que aunará a 31 socios en este proyecto, tanto empresas privadas como instituciones públicas y centros de enseñanza. Esta nueva red paneuropea con formato IPv6 se denomina 6Net y una vez desplegada en Europa se extenderá hacia Norteamérica y Asia para realizar en ella multitud de pruebas y ensayos. El tercer proyecto, bautizado como Euro6IX, al igual que 6Net, está tutelado y principalmente financiado por la Comisión Europea.

Europa, a la vanguardia
En un principio, 6Net unirá a nueve países de la Unión Europea en una red con capacidad de hasta 2,5 Gbps. Bajo la supervisión y coordinación de Cisco Systems, el proyecto cuenta con el respaldo y la colaboración de más de diez centros nacionales de investigación de países de la UE y de diversas empresas de tecnologías de la información, como la propia Cisco (que proveerá los routers y nodos de la infraestructura), IBM, Sony y NTT, además de centros universitarios y de la Comisión Europea.
Con un presupuesto inicial de 17 millones de euros a lo largo de tres años y la participación de 1.100 personas al mes, el programa de 6Net consiste en el despliegue del formato IPv6 en toda Europa. La Comisión Europea también prevé la construcción de una segunda red IPv6, formada por otro consorcio de empresas e instituciones públicas y privadas. Será Euro6IX. Ambos consorcios deberán intercambiar tecnología y colaborar en el desarrollo de sus respectivas redes, así como de los servicios propios del formato IPv6. Además, 6Net y Euro6IX deberán estar interconectados.
Si bien en Europa ya se está aplicando la tecnología IPv6, y se están llevando a cado ensayos en redes reales, como SURFnet, fue a principio de los noventa al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, donde el equipo de trabajo conocido como Internet Engineering Task Force (IETF) comenzó a desarrollar un protocolo Internet de nueva generación conocido primero como IPng (Internet Protocol new generation) y después como IPv6, para sustituir al actual protocolo en Internet conocido como IPv4.

De IPv4 a IPv6
Desde el principio del desarrollo de IPv6, para el equipo del IETF ha sido muy importante determinar cómo realizar la transición al nuevo protocolo, sin que ello supongo un trastorno en el funcionamiento habitual de la Red. Desde el comienzo, el trabajo realizado enfocado hacia las estrategias, las herramientas y los mecanismos de transición de un formato al otro han sido parte del trabajo de diseño básico de IPv6. Las actividades de transición actuales, que están teniendo lugar en los laboratorios del IETF por el IPv6 Transition Working Group continuarán hasta que el proceso de transición, que será largo, sea lo más adecuado y apto posible, aunque sí hay que señalar, que estas investigaciones ya están muy avanzadas. En cualquier caso, IETF asegura que IPv4 e IPv6 coexistirán durante muchos años durante esta transición.
Una de las mayores dificultades técnicas existentes es cómo ofrecer conectividad entre webs de usuario final con capacidad IPv6 cuando aún no disponen de una opción razonable de encontrar proveedores de servicios (ISP) que ofrezcan servicios de transporte basados en el nuevo IP. La solución es encapsular IPv6 sobre IPv4, técnica conocida como tunneling. Sin embargo, en un futuro a largo plazo, incluso cuando ya exista una infraestructura de routing IPv6 sólida y fiable a nivel mundial, si una web de usuario final no tiene una opción local razonable para ofrecer servicios en formato IPv6, deberá utilizarse la solución técnica del tunneling.
El tunneling hace posible que dominios de routing IPv6 comuniquen con otros dominios de routing IPv6, incluso en ausencia total de proveedores de servicio con formato IPv6. Se trata de una potente herramienta de transición a IPv6 que permitirá tanto a las webs de usuario final basados en IPv4 tradicionales como a las nuevas webs “sólo-IPv6” utilizar el nuevo protocolo.


En coexistencia
----------------------
Si bien IETF y los resultados de sus estudios demuestran que la transición de IPv4 a IPv6 será lenta y no estará exenta de dificultades técnicas, se trata de un proceso ya en marcha que se prolongará durante diez años y que tendrá un coste real, aunque no excesivo. Por ello, y por la imperiosa necesidad de actualizar la Red, todos los esfuerzos, tanto en Estados Unidos como en Europa, y en los demás continentes, están dirigidos a que la transición se lleve a cabo completamente y que el nuevo formato IPv6 para Internet sea seguro, resistente y fiable, además de abrir nuevas posibilidades de negocio y ampliar la capacidad de Internet. Si Internet supuso una revolución en el mundo de la tecnología, ésta puede llegar a ser “la revolución dentro de la revolución”.

Enrique Barbudo, Director Técnico de Grandes Cuentas Cisco Systems España

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información