| Artículos | 01 JUL 1999

Comunicaciones de datos por telefonía móvil

Hacia una nueva generación de protocolos inalámbricos
José Manuel Huidobro, Ingeniero de Telecomunicación.
Que Internet y la telefonía móvil son los dos segmentos de las telecomunicaciones con mayores tasas de crecimiento es algo conocido por todos. El uso de la Red aumenta a un ritmo superior al cien por cien anual mientras que la telefonía móvil lo hace a un ritmo de entre el 60 y el 80 por ciento, tasas verdaderamente espectaculares sobre todo si se comparan con las correspondientes al aumento de la telefonía fija, que no pasa, en los países más desarrollados, del 5 al 10 por ciento. La explicación a este fenómeno se encuentra, por una parte, en la facilidad de uso y en el beneficio que obtienen los usuarios y, por otra, en la reducción del precio y mejora de prestaciones de los terminales requeridos y la bajada de las tarifas por parte de los proveedores de servicios Internet (PSI) y operadores que ofrecen el servicio.

La extensión del concepto XoIP o "todo sobre IP" facilita la creación de aplicaciones comunes para el acceso y difusión de la información, independientemente de cual sea su naturaleza; así, los usuarios pueden utilizar un terminal de datos o un teléfono, adaptados, como interfaz para la voz y los datos. Dependiendo de la situación y circunstancias del usuario, en su lugar de trabajo habitual o en otro cualquiera, utilizará uno u otro terminal. Para favorecer esta dualidad de uso, por una parte, los PC evolucionan para incorporar facilidades de voz (su utilización en los centros de llamadas es ya habitual) y, por otra, los teléfonos, y en concreto los teléfonos móviles, lo hacen para incorporar facilidades "avanzadas" de datos. Desde hace mucho, la comunicación a baja velocidad mediante el uso de módem (PC Card) ya es algo común, al igual que sucede con los teléfonos fijos.

Con los terminales actuales se tendrá una mayor velocidad de transmisión de datos, pero para el acceso a nuevas aplicaciones o la incorporación de nuevos protocolos se necesitará disponer de terminales adecuados con mayor capacidad para gráficos, distintos de los que existen actualmente; es de prever, por tanto, que el parque se renueve en poco tiempo.

Si nos centramos en los teléfonos móviles, existen varias tecnologías que se perfilan como las de elección para el acceso sin hilos a Internet y a otras aplicaciones multimedia; además, otras iniciativas están promoviendo el uso de la radio para la interconexión de teléfonos móviles a ordenadores y de otros dispositivos entre sí, como puedan ser los periféricos de un ordenador a la unidad central, terminales a una LAN o, incluso, electrodomésticos a una unidad de control.


BLUETOOTH Y SYMBIAM
Además de los desarrollos comentados, existen otras soluciones tecnológicas que facilitan la transmisión de datos por telefonía móvil, como Bluetooth y Symbian. Desarrollada por Ericsson junto a otras compañías, Bluetooth es una tecnología de radio en la banda ISM de 2,45 GHz, disponible y de libre uso en todos los países, aunque en algunos con ciertas diferencias en cuanto a los márgenes de la banda. Consiste en un chip que, al ser incorporado en los teléfonos móviles, les permite comunicarse con otros dispositivos, como un PC, por ejemplo, para la transmisión de datos en un rango de distancia limitado a unos pocos metros (hasta 10 sin amplificador y 100 con él). De hecho, es ya un estándar de facto para este tipo de comunicaciones y se estima que en el plazo de 3 años, unos cien millones de teléfonos móviles lleven este chip incorporado, ya que su coste es relativamente pequeño.

El desarrollo del producto, promovido por Ericsson, está siendo apoyado por Intel, IBM, Nokia y Toshiba, además de aproximadamente por 400 compañías de telecomunicaciones y datos que forman el Bluetooth Special Interest Group (SIG). La velocidad nominal de transferencia de datos es de 1 Mbit/s, pero se espera llegar a los 2 Mbit/s en una segunda versión de la especificación.

Otra iniciativa para promover el uso de datos con terminales móviles es la realizada por Ericsson, junto con Nokia y el fabricante inglés de ordenadores Psion, que han formado una alianza y creado la compañía Symbiam para el desarrollo del sistema operativo EPOC (multitarea, de 32 bits, orientado a objetos y escalable). El objetivo es incorporar este sistema operativo en los teléfonos móviles para que puedan emplearse en comunicaciones de datos con un coste muy bajo.

En realidad, EPOC es más que un sistema operativo, ya que contempla un conjunto de aplicaciones, interfaces de usuario personalizables y un amplio conjunto de herramientas de desarrollo. Conectando el teléfono móvil a un portátil de reducidas dimensiones basado en EPOC mediante infrarrojos forman un conjunto de gran utilidad para usuarios de negocios que pueden hacer uso de ambos conjunta o separadamente, según convenga.


La evolución de GSM
Disponemos hoy de todo un conjunto de siglas que tienen que ver con estas nuevas posibilidades y de las que dependen los avances que podemos esperar en un futuro próximo, ahora que ya se ha dado el pistoletazo de salida para la adopción de un estándar único mundial para la tercera generación de telefonía móvil, tras el acuerdo alcanzado entre Ericsson y Qualcomm. Las más importantes son HSCSD, GPRS, EDGE, UMTS, WAP, BLUETOOTH, SYMBIAN y EPOC.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información