| Artículos | 01 MAR 2005

Charlie Giancarlo, CTO de Cisco Systems

"Los conmutadores y los routers nunca serán una "commoditie"
Charlie Giancarlo, con más de diez años en Cisco Systems, es desde el pasado verano el nuevo CTO (Chief Technology Officer) de la compañía, cargo que simultanea con la presidencia de Linksys, la división especializada en el segmento residencial y SoHo. Desde su larga experiencia en el networking, Giancarlo niega que, como vaticinan muchos analistas, los routers y los conmutadores acabarán convirtiéndose en “commodities”.

Hasta su reciente nombramiento como CTO de Cisco, Charlie Giancarlo ha ocupado diversos puestos de responsabilidad en la compañía en conmutación y diversas tecnologías avanzadas de voz, almacenamiento y seguridad. Ahora, desde su nuevo puesto, se ocupará de contribuir a diseñar y comunicar la estrategia global corporativa, además de seguir presidiendo la división Linksys, que, con unos ingresos de 500 millones de dólares, se dirige específicamente a los mercados de consumo y SoHo (Small officce/Home office).
Giancarlo es el primer CTO nombrado por Cisco desde hace cuatro años. El puesto que dejó vacante Judy Estrin en el año 2000 no había vuelto a ser ocupado hasta el mes de julio pasado, momento en que la compañía decidió reforzar con este cargo la comunicación de sus estrategias tecnológicas y de negocio entre sus socios y clientes.

¿Resulta complicado simultanear el cargo de CTO de Cisco y el de máximo responsable de Linksys?
- No tengo problemas en este sentido. Linksys es un modelo de negocio muy diferente del resto de Cisco pero con un gran interés para la compañía por muchos motivos. Uno de ellos reside puramente en los propios productos que desarrolla y comercializa. A medida que Internet vaya incorporando más tipos de servicios para los consumidores, Linksys se irá convirtiendo en la marca de referencia de los dispositivos que convierten los paquetes de datos en servicios útiles para el usuario. La actividad de la división es de gran interés para nuestra actual base de clientes, y muy especialmente para los proveedores de servicios, ya que tanto éstos como Linksys se dirigen al mismo segmento de la demanda.
La importancia de la división para Cisco se debe también a que, por primera vez para la compañía, representa un modelo de negocio diferente al del resto de la corporación. Y estamos aprendiendo mucho sobre cómo llevar adelante ambos modelos bajo una misma dirección. Se trata de una lección fundamental, pues mientras expandimos nuestra actividad tradicional, nos abre la posibilidad, ahora y en el futuro, de introducirnos en nuevas áreas, nuevas no sólo en cuento a tipo de productos sino también a modelo de negocio.

¿Qué supone para la compañía haber conseguido clientes de sus soluciones VoIP del tamaño de Boeing, Ford o Bank of America?
- Sin duda, se trata de clientes que fortalecen nuestra posición en el mercado de VoIP. En estos momentos, contamos con alrededor de 40 clientes con más de 5.000 teléfonos IP, y con una docena con más de 10.000 dispositivos de VoIP que operan sobre un mismo entorno IP. Además, internamente, tenemos casi 60.000 teléfonos IP, con diferencia el entorno de VoIP más grande del mundo.
Es la hora de recoger los frutos. Durante mucho tiempo, los clientes han estado planificando la convergencia de sus infraestructuras de voz y datos, y ahora grandes redes como las de Bank of America o Ford están ya beneficiándose del ahorro de costes que supone disponer de un único entorno de comunicaciones. Es el momento en que se están cumpliendo las promesas de la VoIP en cuanto a ahorro de costes y mejoras operacionales. Y al ser cada vez más amplia la lista de clientes de telefonía IP, más y más usuarios van perdiendo el miedo inicial que supone cualquier gran cambio, sintiéndose seguros con las nuevas propuestas.

¿El éxito de los servicios de IP Centrex de los operadores podría acabar perjudicando el negocio de las IP PBX?
- Creo que todavía nadie sabe con exactitud qué modelos de negocio de VoIP tendrán realmente éxito. Lo que estamos viendo es que las IP PBX se están convirtiendo en un gran negocio, en paralelo con el auge que está cobrando la VoIP entre los consumidores, hasta el punto que me atrevería a predecir que, al final de la década, la mitad del mercado residencial de voz de Estados Unidos será IP. ¿Qué pasará en el segmento de la pequeña y media empresa? Supongo que, como sucede con otras tecnologías, se producirá una combinación del modelo de empresa y del modelo de consumidor. Las pymes de mayor tamaño optarán por adoptar una IP PBX; las más pequeñas podrían seguir el camino de los consumidores, decantándose por equipos IP más simples apoyados por un servicio de VoIP de un operador. En el caso de la telefonía IP, da igual si se basa en un sistema propio o se utiliza como un servicio gestionado por un tercero, si se encuentra dentro o fuera de la sede de la empresa. Eso no es importante.

Según ha comentado John Chambers, CEO de Cisco, en un próximo futuro los principales competidores de la compañía procederán de Asia y, particularmente, de China. ¿En qué mercados se espera que estos fabricantes ejerzan una mayor competencia?
- Antes de nada, hay que diferenciar entre la visión de China como mercado y como lugar de procedencia de nuevos competidores. Desde la primera perspectiva, ese enorme país representa una gran oportunidad de negocio para nosotros y, por tanto, incrementaremos nuestras inversiones allí. Pero, al mismo tiempo, veremos como en China, al ser el segundo mayor mercado unificado del mundo, crece un buen número de fabricantes que, tras competir en un primer momento en su propio país, lo harán en el resto del mundo. Estamos convencidos de ello.

¿Cuál es el primer gran mercado en el que esperan chocar con los competidores chinos?
- En la propia China, y especialmente en el mercado de los proveedores de servicios, el más grande en el país. Al contrario de lo que sucede en Estados Unidos, en comparación con el mercado total de telecomunicaciones, la mayor parte de las compras de capital allí realizadas proceden de los proveedores de servicios.

Cisco ha prometido integrar funcionalidades de antivirus y cortafuegos en los conmutadores LAN mediante el programa Network Admission Control (NAC). ¿En qué estado de desarrollo se encuentra la iniciativa?
- Como pieza estratégica para Cisco, NAC está siendo integrado en todos nuestros productos de conmutación, aunque irán apareciendo en el mercado progresivamente. Ahora mismo estamos trabajando duramente en la preparación de la fase inicial, pero no puedo adelantar cuando llegarán los primeros resultados. Lo cierto es que NAC representa una de nuestras más importantes iniciativas, en la que contamos con el esfuerzo de socios como IBM, Trend Micro, Network Associates y Symantec.

Teniendo en cuenta los objetivos de NAC, ¿es de esperar que los conmutadores LAN se conviertan más en un producto de seguridad que en un simple elemento de conectividad?
- Cuando se llena un vaso de agua del grifo nadie espera que lleve virus y gusanos. Para nosotros la seguridad es un componente fundamental de la propia red. Cuando alguien se conecta a una red, no debería temer ser infectado por virus procedentes del propio entorno de comunicaciones. Claro que eso no es, obviamente, lo que ocurre hoy. Pero, ¿cómo serán las cosas

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información