| Artículos | 01 NOV 2001

Campus inalámbricos

AirConnect en la Universidad San Pablo CEU
Patricia Torralba.
Aunque todavía no es muy común, la imagen de los estudiantes yendo a su centro universitario con un portátil bajo el brazo está a punto de aparecer por todas partes. La Universidad San Pablo CEU ha dado el primer paso iniciando la implantación de redes inalámbricas en las aulas, bibliotecas y centros de conferencias de su campus madrileño. Asimismo, ha dotado a 200 estudiantes de Informática y Telecomunicaciones con portátiles que serán suyos al finalizar la carrera.

El CEU (Centro de Estudios Universitarios), fundado en 1932 por la Asociación Católica de Propagandistas, cuenta actualmente con 3.000 profesores y más de 29.000 alumnos. Su amplia sede en Madrid está repartida en dos campus, el de Moncloa y el de Montepríncipe, compuestos por numerosos edificios que albergan las distintas facultades. Todos están conectados entre sí, bien con radio enlaces de 16 Mbps, bien con fibra óptica, bien con líneas punto a punto RDSI con una capacidad de 512 Kbps, además de una línea de back up que “cubre las espaldas” a toda la instalación. Todo este entramado cuenta con 900 puntos de acceso repartidos por toda el área geográfica que ocupa esta universidad privada en la ciudad. “Exactamente nunca he medido la longitud del cable tendido pero, desde que iniciamos esta actividad en 1992, hemos tirado mucho kilómetros de cable”, asegura Manuel Gutiérrez de Tovar, director del Servicio de Informática de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y Universidad San Pablo CEU.
Una vez extendida toda esta red, el departamento de Informática del CEU se encontró con nuevas necesidades de acceso en lugares donde cablear no era posible. De ahí que se realizara un concurso público para la instalación de una LAN inalámbrica (Wireless LAN). “El único requerimiento previo que pusimos fue que se cumpliera el protocolo 802.11b de la normativa vigente de WLAN”, dice Manuel Gutierrez de Tovar. Tres fabricantes presentaron sus soluciones al concurso: Lucent Technologies, Compaq y 3Com. Después de realizar varias pruebas en real, el departamento eligió la solución AirConnect Profesional de 3Com. Esta solución tenía un área de conexión de entre 50 y 60 metros, incluso a través de gruesas puertas de hierro. “Su fiabilidad y seguridad se asemejaban mucho a las que estábamos buscando y el precio era asequible”, afirma el responsable de la elección, Gutierrez de Tovar.

A LA BIBLIOTECA CON PORTÁTIL
La primera implantación se ha hecho en la biblioteca del campus universitario de Montepríncipe, cerca de Boadilla del Monte, en la Comunidad de Madrid. La biblioteca de la Universidad San Pablo-CEU, que invierte anualmente más de 75 millones de pesetas en la adquisición de nuevos volúmenes, cuenta con 114.000 ejemplares, a los que hay que sumar 1.600 publicaciones periódicas, 3.000 en soporte electrónico y 4.000 monografías sobre diferentes aspectos de la integración europea en el Centro de Documentación Europea. Dispone de más de 900 plazas en los campus de Montepríncipe y Moncloa.
A estas instalaciones ya existentes, hay que añadir las recientemente edificadas en el Campus de Montepríncipe. Esta nueva biblioteca, que ocupa un total de 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, está destinada al depósito de más de 500.000 volúmenes de libros que soportarán el tráfico de la biblioteca del campus de Moncloa y la del campus de Montepríncipe. Está interconectada, por medio de un enlace por microondas, a la del campus de Moncloa y, desde allí, a todas las bibliotecas que la Fundación Universitaria San Pablo-CEU tiene localizadas en sus centros de Barcelona, Elche, Madrid, Murcia, Sevilla, Valencia y Valladolid.
La Universidad San Pablo-CEU fue pionera en Europa al incorporar, en febrero de 2000, la aplicación AMICUS a su biblioteca, experiencia a la que posteriormente se han sumado otras instituciones. AMICUS es un sistema de búsqueda de información multimedia que permite consultar simultáneamente más de una decena de bases de datos de bibliotecas multidisciplinares de ámbito internacional, entre la que destacan la de la Universidad San Pablo-CEU y la de EBSCO Academic Search.
Para acceder a toda esta información, la biblioteca cuenta con numerosos puntos de acceso a través de ordenadores personales fijos. Sin embargo, “nos dimos cuenta de que estos puestos de acceso se estaban quedando un poco escasos debido al éxito que estos recursos informáticos ha tenido entre los alumnos, que hacen un uso intensivo de ellos. Hay que tener en cuenta que la intranet de la universidad permite realizar muchas tareas administrativas digitalmente, incluida la matrícula. Así, con una gran rapidez, implantamos una LAN inalámbrica que permite el acceso de 30 usuarios más con sus portátiles, a los que sólo tienen que instalar una tarjeta PCMCIA, que se presta en la propia biblioteca como si fuera un libro”, dice el responsable de Informática de la Universidad.
“La mayor ventaja es que con un único punto de acceso se puede dar entrada a la red universitaria a 30 usuarios más. Este es el número que hemos establecido como máximo por instalación inalámbrica porque, aunque en teoría se puede dar entrada hasta a 60 usuarios a la vez, la calidad del acceso se puede ver deteriorada”, argumenta.
Las aplicaciones que soporta esta red de área local inalámbrica son el acceso a las bases de datos documentales y bibliográficas de la Universidad, el acceso general a Internet y el acceso a la intranet universitaria (www.ceu.es), donde se puede obtener información sobre la matrícula, las clases, los cursos, las notas, los profesores y los expedientes de los alumnos.

TAMBIÉN EN MONUMENTOS HISTÓRICOS
La segunda implantación que se va a llevar a cabo próximamente se hará en el edificio denominado Palacio del Duque del Infantado, que pertenece a la Fundación Universitaria San Pablo CEU, pero que está absolutamente prohibido cablear, ya que está protegido por el Estado y ha sido declarado monumento histórico. En este palacio, el CEU imparte cursos de postgrado, másters y preparación para oposiciones.
Con la implantación de la red inalámbrica en el edificio, los estudiantes podrán acceder a la intranet universitaria y a cualquier página web o portal de Internet en el mismo recinto donde reciben las clases. La instalación está montada sobre un proxy con una dirección IP y la velocidad que se consigue gracias al balanceo de carga es de 11 Mbps. “El software de gestión de la red inalámbrica de 3Com es muy sencillo y muy fácil de usar. El radio de acción es de unos 40 metros, pero, a pesar de todo ello, lo que está claro es que en una red sin cables a mayor distancia de acceso de los usuarios, menos velocidad de conexión”, comentó Gutierrez de Tovar.
El tercer uso de la red inalámbrica del CEU será dejar una o varias “unidades móviles o flotante” que pudieran instalarse en el momento en que fuera necesario en cualquier aula magna, sala de conferencia o aula de clase. Además de las 20 aulas destinadas a la enseñanza de la Informática en la Universidad, completamente equipadas para tal fin con de 17 a 20 puestos de trabajo cada una, el objetivo es poner rosetas para una posible conexión inalámbrica en todas las aulas del complejo universitario.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información