| Artículos | 01 JUN 2005

BPEL: estandarización de la gestión de procesos

Aunque ha habido intentos previos de crear un lenguaje de procesos de negocio estandarizado, sólo BPEL ha sabido captar el interés de la industria, siendo el primero en ganar masa crítica entre las firmas de software.

Hasta ahora, los productos de gestión de procesos de negocio (BPM-Business Process Management) han utilizado sus propios lenguajes, herramientas de diseño y dispositivos. Por ello, ahora que estas funcionalidades ganan protagonismo como aspecto clave de la arquitectura orientada a servicios, la existencia de estándares se convierte en una necesidad cada vez más acuciante. Y éste es uno de los huecos que quiere cubrir la norma Web Services Business Process Execution Language (BPEL), originalmente escrita por BEA Systems, IBM y Microsoft y ahora en revisión en el seno de OASIS (Organization for the Advancement of Structured Information Standards).
Cuando el estándar BPEL esté completo a finales de año, el amplio respaldo que está consiguiendo por parte de la industria potenciará la adopción de tecnologías SOA (Services Oriented Architecture) y BPM, eliminado así las barreras que para su difusión han supuesto hasta ahora los problemas de interoperatividad y la protección de las inversiones ya realizadas. Además, provocará una mayor disponibilidad de productos y soluciones, dando a los usuarios nuevos niveles de flexibilidad y libertad de elección de herramientas y plataformas.
Basado en XML, el lenguaje de programación que describe BPEL facilitará la creación de herramientas de diseño de procesos que permitirán a los desarrolladores usar diagramas drag-and-drop para crear programas que automaticen las interacciones entre los servicios Web, actividad conocida como “orquestación” de servicios Web. Tales procesos podrán hablar con servicios Web que corran en cualquier plataforma, sea Java 2 Platform Enterprise Edition o .Net.
En este punto, conviene advertir del alcance real de BPEL, puesto que se limita a “hablar” con servicios Web, sin intentar integrarse con recursos que no ofrezcan una interfaz de este tipo, como las aplicaciones heredadas. Para satisfacer estas necesidades, se espera que el estándar sea extendido con otros lenguajes –como Java, por ejemplo– e integrado con otras tecnologías.

En la senda de SOA
Una ventaja fundamental de BPEL es que ayudará a sacar partido de una de las más destacadas tendencias actuales de las TI, SOA, metodología de diseño y organización basada en estándares que alinea estrechamente las TI con los procesos de negocio. Mediante interfaces estándar y servicios Web compartidos, que ayudan a enmascarar la complejidad técnica subyacente de los entornos TI, SOA aporta altos niveles de reutilización de los activos tecnológicos, favoreciendo un desarrollo más rápido y una entrega más fiable de nuevos y mejorados servicios de negocio.
Una vez que las empresas hayan construido sus bibliotecas de servicios Web reutilizables, BPEL simplificará la unión de tales servicios en nuevas aplicaciones. Ahora bien, como BPEL se limita a “hablar” con servicios Web, la creación y gestión de éstos tendrá que verse apoyada por la adopción de tecnologías adicionales que, así, contribuirán a completar la pila SOA. Los productos de integración de aplicaciones y de “bus de servicios” (que aportan una gestión y monitorización centralizada de los servicios Web) pertenecen a esta clase de tecnología complementaria de BPEL. De hecho, BPEL sólo representa el primer paso en la estandarización de BPM y una de las diversas tecnologías que finalmente conformarán la mayor parte de los despliegues de SOA.


Cómo funciona
----------------------
BPEL es un lenguaje de programación que permite a los desarrolladores crear programas que automatizan las interacciones entre los servicios Web, jugando un papel clave en las arquitecturas orientadas a los servicios.

3- Con los niveles subyacentes desplegados, BPEL permite a los desarrolladores escribir programas de alto nivel que automatizan las actividades de negocio. Esta automatización de la interacción entre los servicios Web es comúnmente referida como “orquestación” de servicios Web.

2- Las empresas necesitarán un mecanismo común (generalmente llamado “bus de servicios”) para poder gestionar y monitorizar centralmente los servicios Web.

1- El despliegue de servicios Web permite a las empresas maximizar sus activos TI y enmascarar la complejidad subyacente. A menudo, construir servicios Web reutilizables requiere lenguajes y tecnologías de automatización e integración.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información