| Artículos | 01 MAR 2006

Barcelona y los móviles

3GSM World Congress 2006
Arancha Asenjo, Marta Cabanillas, Encarna González, Sergio López y Francisco Sánchez.
El éxito de la pasada edición de 3GSM World Congress, que por primera vez se celebró en Barcelona, ha sido rotundo. No sólo en cuanto a su poder de convocatoria –el mayor de la historia del evento–, sino también por el alto nivel de desarrollo de las tendencias, tecnologías y productos que coparon el congreso. HSDPA y la TV móvil fueron algunos de los más espectaculares.

Tras 12 ediciones en Cannes, el 3GSM World Congress celebrado el pasado febrero en Barcelona superó las expectativas. Más de 50.000 visitantes profesionales procedentes de 171 países de todo el mundo acudieron a la capital catalana, superando en 16.000 la cifra del año anterior. También por expositores el crecimiento ha sido sustancial, pasando de 600 a 962, un 40% más que en 2005. El nivel altamente profesional de los asistentes convirtió el evento en la mayor concentración de directivos del sector de todo el mundo.
Tales resultados confirman a la ciudad como capital mundial de los móviles y están animando a la GSM Alliance (GSMA)
–la organizadora del evento– y la Fira de Barcelona a considerar la posibilidad de celebrar, en fechas distintas a las del Congreso, un evento similar dedicado específicamente al mercado de consumo. Asimismo, influirán muy favorablemente a la hora de renovar con la GSMA la celebración de nuevas convocatorias en la ciudad, lo que de momento está asegurado hasta 2008.
La edición de 2006 llegó en un momento en que la telefonía móvil registra cuotas de penetración rápidamente crecientes. Sólo los miembros de la GSMA dan hoy servicio a más de 1.500 millones de usuarios, el 78% del total mundial, y el éxito de los planes para promover la venta de terminales de consumo de bajo coste en los mercados emergentes, junto con el crecimiento sostenido en los ya desarrollados, llevan a los expertos a mantener el optimismo para los próximos años. Incluso en Europa Occidental, donde se pensaba que pronto se alcanzaría el punto de máxima saturación, durante todos los meses del pasado año se lograron crecimientos en el número de abonados, con una penetración superior al 100% en todos los países y de hasta un 160% en Luxemburgo, el más “movilizado” de la zona.
Esta evolución positiva, como se vio en Barcelona, se apoya en el desarrollo de soluciones de banda ancha preparadas para sacar el máximo partido a la 3G y la 3,5G mediante nuevos usos y aplicaciones convergentes, como la mensajería, el vídeo o la VoIP. Tal es el objetivo de los muchos anuncios que se produjeron en tecnologías como HSDPA, con velocidades de entre 1,3 y 3 Mbps, y la TV móvil, los sistemas multimedia IP (IMS) o la mensajería instantánea (IM) en el móvil. Todos ellos dejaron constancia del dinamismo de una industria imparable.

Llega la banda ancha móvil
Muchos de los desarrollos prometidos en la edición de 2005 se materializaron en productos reales este año, especialmente los servicios y terminales HSDPA (High-Speed Downlink Packet Access), que superan de manera significativa la velocidad característica de las redes 3G y que pronto alcanzarán los 14 Mbps. Vodafone presentó sus servicios de banda ancha HSDPA mediante un prototipo de Samsung que alcanza velocidades de descarga de hasta 3,6 Mbps. El lanzamiento comercial del servicio, a lo largo del primer semestre de este año, coincidirá con la introducción en España de los nuevos PC portátiles que integrarán la tecnología. Antes, un proyecto piloto, puesto en marcha este mismo mes de marzo en Salamanca, permitirá a las empresas clientes del operador disfrutar de las nuevas velocidades por medio de tarjetas.
Con un calendario similar, Telefónica Móviles prevé abrir comercialmente servicios HSDPA a mediados de 2006 y, como aperitivo, realizó varias demostraciones de la nueva tecnología, como descarga de ficheros y acceso desde una página Web a contenidos de vídeo, TV en directo e Internet. Para el desarrollo de los nuevos servicios, el operador utilizará las mismas ubicaciones, infraestructuras, antenas, equipos y frecuencias de su red UMTS. Telefónica Móviles España estima contar con entre 6.000 y 7.000 estaciones base en la primera mitad de 2006, y disponer de 13.000 en 2008, año en el que prevé que el 40% de sus clientes ya dispongan de terminales 3G.
También Amena hizo coincidir la celebración del 3GSM con el comienzo de sus pruebas de HSDPA con sus principales clientes de Barcelona. La compañía ha desplegado en la ciudad una red HSDPA que permite a entidades como Corporació Catalana de Radio i Televisió (TV3) y Grupo Godó probar los nuevos servicios de banda ancha mediante tarjetas para portátiles. Además, en el stand de Amena en 3GSM, se demostró la tecnología con ordenadores portátiles y terminales móviles descargando vídeos y ficheros de Internet a 1,4 Mbps.
Junto a los presentes en España, fueron muchos los operadores móviles de todo el mundo que anunciaron sus planes en HSDPA, como T-Mobile y NTT DoCoMo. La compañía alemana prometió la apertura del nuevo servicio en este mes de mazo. Inicialmente, comenzará en Alemania y Austria con velocidades de 1,8 Mbps para después extenderse a otros mercados, como el holandés y el británico. En 2007, T-Mobile espera incrementar las velocidades a entre 3,6 y 7,2 Mbps. En un primer momento, los usuarios sólo podrán disfrutar de las nuevas velocidades desde sus notebooks, pero, a partir del tercer trimestre, también podrán hacerlo en teléfonos móviles.
Las presentaciones y demostraciones de los nuevos servicios HSDPA estuvieron acompañadas de los primeros terminales capaces de soportar esta tecnología de banda ancha móvil. Además del citado de Samsung, SGH-Z560, disponible comercialmente a partir del segundo trimestre del año, también se pudo ver el EF91 de BenQ Siemens.
En el campo de los chipsets, Qualcomm aprovechó la convocatoria de Barcelona para reafirmar su compromiso con HSDPA. Para esta tecnología, la compañía cuenta con el chipset MSM6275, seleccionado para 32 terminales móviles y tarjetas, como las de Sierra Wireless, actualmente disponibles a nivel comercial o en desarrollo, y con MSM6280, con capacidad de hasta 7,2 Mbps. Como demostró el fabricante, este último chipset puede operar a velocidades de 3,6 Mbps en el espectro de 900 MHz, normalmente asignado a redes GSM y que puede ser empleado para proveer servicios inalámbricos de alta velocidad en áreas rurales. La oferta de alta velocidad se completará en este primer trimestre del año con el chipset HSUPA MSM7200, que soportará UMTS y HSDPA. Aportará además propiedades avanzadas de contenidos multimedia, conectividad, datos y localización.

Nuevas propuestas. Un paso más allá de HSDPA, la industria ya trabaja en High Speed Uplink Packet Access (HSUPA), con velocidades en el canal ascendente de entre 2 y 5 Mbps. En Barcelona, fabricantes como Nortel, Alcatel, Nokia y Motorola dieron a conocer sus desarrollos en esta tecnología, que, dadas sus altas velocidades, está especialmente indicada para aplicaciones multimedia como música, correo electrónico, juegos y vídeo interactivo. Según Alcatel, HSUPA permitirá descargar un vídeo MPEG-4 de 60 segundos, con una resolución similar a la de la TV, en tan sólo 16 segundos.
El toque de futuro en 3G lo dio Nortel con HSOPA (High-Speed OF

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información