| Artículos | 01 ABR 2006

Almirall

La imagen más sana de la Red
Arancha Asenjo.
Trasladar a Internet los mismos niveles de eficacia, calidad y vanguardia que Almirall transmite en su labor investigadora y en sus medicamentos llevó a la compañía farmacéutica a optar por alojar su portal corporativo sobre la plataforma de NTT Communications.

La industria farmacéutica se mueve de forma dinámica para investigar, desarrollar e innovar sobre nuevos medicamentos con los que mejorar la salud y calidad de vida de las personas. Ejemplo de ello es Almirall, multinacional española con fármacos tanto de I+D propia como bajo licencia que le han llevado a hacerse con un 6% del mercado español. De su buena posición da fe la gran popularidad de marcas como el antiácido Almax o el anfiinflamatorio tópico Calmatel.
Hace tres años, la compañía decidió dar un giro a su estructura organizativa adoptando una nueva visión y estrategia, entre cuyos objetivos se encontraba una mayor internacionalización de la empresa y una amplia política de colaboración. Esta transformación tuvo como consecuencia un cambio paralelo en su página web corporativa que la multinacional había estrenado años atrás con un diseño sencillo que únicamente requería de una solución de alojamiento web compartido. El cambio daría lugar a un portal corporativo desde el que la empresa proporciona información y servicios a las distintas comunidades vinculadas con el mundo de los fármacos: médicos, farmacéuticos y pacientes. Para estos públicos, “el site de Almirall dispone de múltiples webs con servicios diversos: newletters, servicios de correo, chats, foros y noticias, entre otros”, señala Ferran Foz, gestor de procesos de negocio del equipo de Sistemas de Información de la multinacional farmacéutica.

Gestión externa
A nivel tecnológico, este nuevo planteamiento marcado desde la corporación suponía avanzar hacia tecnologías de última generación que integraran todos los eventos que se producían en la página web, como nuevos contenidos, información de congresos y servicios. Así, según describe el responsable técnico de Almirall, “la nueva infraestructura requería de una plataforma tecnológica más escalable, compleja, segura y dinámica. La solución debía contemplar un entorno de preproducción y otro de producción en alta disponibilidad”.
Los responsables de TI de la compañía evaluaron diferentes opciones, como alojar la infraestructura en su propio centro de proceso de datos, así como diversas alternativas de outsourcing. Finalmente, la entidad decidió contratar a NTT Communications una plataforma de alojamiento gestionado.
La infraestructura de hosting de última generación de NTT brinda a Almirall un servicio de outsourcing totalmente gestionado compuesto de seguridad (firewall), servidores de preproducción y producción, administración de sistemas, almacenamiento bajo demanda, copias de seguridad, una plataforma de correo robusta para dar dicho servicio a usuarios de determinadas webs y monitorización avanzada. “Toda esta infraestructura está gestionada por un responsable de clientes, que unifica cualquier interlocución con el equipo de NTT, quienes han sabido reaccionar rápida y satisfactoriamente ante las pocos incidencias que hemos tenido”, destaca Foz.
Pese a los buenos resultados obtenidos con la plataforma de NTT, la multinacional farmacéutica no contempla aplicar este modelo de gestión externalizada a toda su plataforma de tecnologías de la información. Es más, los responsables de sistemas de Almirall mantienen independientes la estructura en Internet –basada en tecnología Java J2EE– de la plataforma TI. “De momento, sólo pensamos en alojar webs. El criterio de hosting se basó en la necesidad de disponer de un soporte 24x7 para dar un servicio de calidad, que resultaba muy costoso desde el propio departamento de Sistemas de Información de Almirall. Una vez analizadas diversas alternativas, se decidió que el modelo óptimo era el elegido”.

Plataforma de comunicación
Una de las facilidades más significativas que reporta a Almirall la plataforma gestionada de NTT es la posibilidad de alojar los hasta 30 dominios operativos que la multinacional utiliza para fidelizar y mantener el contacto con sus distintos públicos y clientes potenciales.
Almirall consideró, fruto de su política de colaboración, poner dichos dominios a disposición de las diversas organizaciones sanitarias españolas con las que colabora, a fin de dar presencia en Internet y relevancia a la labor desarrollada por estas entidades. Tal es el caso del portal de la SEMERGEN (Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista), la web de la SCAIC (la Societat Catalana d'Al.lèrgia i Immunologia Clínica) o la página de Geendiab (Grupo Español de Estudio de la Nefropatía Diabética). “Asimismo, desde la plataforma de NTT se han desarrollado múltiples acciones de marketing online (microsites, campañas...) que refuerzan la promoción de la compañía”, añade el portavoz del equipo de Sistemas de Información de la multinacional farmacéutica.
Como proyectos propios del laboratorio figuran tres portales, dos de ellos orientados a profesionales y el tercero a los propios pacientes. El Club de la Farmacia surge como extensión del propio negocio de Almirall y a partir del convencimiento de la compañía de colaborar activamente con los profesionales de este ámbito para ofrecerles apoyo, formación y servicios exclusivos, tales como noticias, programas de formación y consejos de gestión, entre otros. En definitiva, herramientas que necesitan tanto para su labor diaria y su desarrollo profesional como para fidelizar a sus clientes.
La segunda comunidad virtual de Almirall alojada en la plataforma de NTT es Trainmed.com, un proyecto médico aplicado a Internet cuyo objetivo es aportar información científica contrastada, herramientas y ayuda al colectivo médico interesado en su propia formación. Este espacio dispone de tres servicios: Apuntes, Foros y E-test.
Por último, se encuentra Cuidatusalud.com, una página web creada para el paciente con información general sobre las principales dolencias relacionadas con enfermedades reumáticas y digestivas, cefaleas, asma, incontinencia, colesterol, depresión, alergias e hipertensión.
Todas estas páginas se nutren de la información contenida en múltiples bases de datos y obtenida a través de un sistema propio de gestión de contenidos que facilita consultas médicas en línea, gestiona inscripciones a los congresos, ofrece información de eventos y proporciona correo electrónico a más de 3.000 usuarios de dichas webs. “Estos servicios se van ampliando a medida que los proyectos lo van requiriendo”, apunta Ferran Foz. Toda esta información que circula por las webs de Almirall consume un ancho de banda de 500 Kbps.
Para el gestor de procesos de negocio del equipo de sistemas de información de la multinacional farmacéutica, “otro de los elementos destacables es la capacidad que tiene el sistema de realizar análisis y seguimiento sobre la evolución de cada proyecto”. Como consecuencia de dicho estudio, recientemente se ha llevado a cabo una migración a una plataforma más actualizada, acorde a las nuevas tecnologías y a las necesidades de información
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios