| Artículos | 01 FEB 2000

Acceso sin cables

Bucle local inalámbrico
Angeles y Martín Grado Caffaro.

• Mercado y precios
• Convergencia fijo-móvil en radio
• Banda ancha en LMDS
• Para minimizar el riesgo

• Licencias LMDS
• El consorcio Milenio
• Proyecto Collserola Bande Ample
• Unbundling del bucle local
• Organismos de regulación


En el bucle local inalámbrico (WLL), el modelo de negocios es extremadamente sensible al entorno regulatorio y a la liberalización del mercado de telecomunicaciones, dado que, grosso modo, se inscribe en un marco de competencia con los grandes operadores de red de telefonía pública, que todavía controlan la "última milla". En este escenario aparece también la competencia de los nuevos operadores de cable, con una fuerte implantación en algunos países y una excelencia tecnológica que viene dada por utilizar en mayor o menor medida la fibra óptica, medio físico idóneo para conseguir elevados anchos de banda con inmunidad a las interferencias.

Las principales ventajas competitivas de WLL frente a las redes de acceso cableadas se basan en sus bajos costes de infraestructuras y despliegue, y en la simplicidad de la construcción de la red. Además, aporta una gran escalabilidad, lo que permite que el sistema pueda extenderse de forma incremental a medida que se captan nuevos clientes, de modo que el operador pueda empezar a trabajar sin tener que afrontar grandes inversiones iniciales. Asimismo, WLL se beneficia de la gran viabilidad comercial de la tecnología radio. Mientras que el coste del enlace radio se ha venido reduciendo a la mitad cada siete años, la capacidad de datos se ha duplicado cada tres años, con lo cual la relación coste/capacidad ha disminuido en un 50% cada dos años aproximadamente.

Sin embargo, para que las grandes expectativas que está generando el bucle local inalámbrico se convierten en realidad, es necesario que se establezcan canales eficaces para distribuir los servicios. De igual modo, habrá que crear los mecanismos adecuados para proporcionar la credibilidad necesaria para que los proveedores de servicios inalámbricos consigan reconocimiento, una credibilidad particularmente necesaria en los mercados ya maduros de los países desarrollados. Todo lo relacionado con las normas y los precios constituyen también elementos de indefinición que ralentizan el desarrollo de WLL.

En cualquier caso, en el marco de WLL la forma en que va a evolucionar el precio de la interconexión constituye un aspecto de especial importancia para delimitar el desarrollo del sistema: unos precios elevados empujan al operador a construir su propia red, mientras que unos precios bajos hacen que el operador se retraiga. En el momento en que la liberalización llegue de forma real al bucle local esa incertidumbre desaparecerá.


 MERCADO Y PRECIOS
Volver al sumario  
Con todo, el mercado potencial de WLL aparece muy optimista. En concreto, se están manejando cifras que sitúan a las comunicaciones inalámbricas fijas en un marco de crecimiento explosivo: circulan datos de mercado en torno a los 8.500 millones de dólares en el año 2007 solamente en Estados Unidos. El número de líneas contratadas en WLL actualmente a nivel mundial se estima en torno de los ocho a diez millones, con unas previsiones para dentro de cinco años de más de cien millones de líneas. El número de abonados, que a finales de 1998 se estimaba en torno a los dos millones, pasará, según las previsiones, a los cien millones a finales del año 2006. También a finales de 1998 el número de estaciones base operativas se estimaba en 17.600 y se espera que pase a aproximadamente 715.000 para finales del año 2006.

Ampliar imagen

Por lo que respecta al precio de los equipos de línea de abonado WLL, tras una relativamente rápida y progresiva caída en los últimos años, actualmente se sitúa entre 650 y 850 dólares para línea urbana y 1000 para línea rural. Estas cifras, aunque no están en el objetivo de los 500 dólares planteados como precio óptimo en una primera aproximación, se encuentran en unos niveles que pueden ser considerados razonables, sobre todo si se tiene en cuenta que la tendencia a la baja que conlleva el cada vez mayor despliegue de WLL, lo que genera un aumento en la escala de producción que permite, a su vez, reducir precios.

Sin embargo, de momento, aunque la diferencia de precio entre los sistemas WLL y sus homólogos cableados es clara, todavía no se percibe como lo suficientemente crucial como para adoptar de forma masiva sistemas aún considerados como nuevos y poco probados, con toda la problemática que genera la tecnología innovadora. De hecho, debido fundamentalmente a la cuestión de los precios, el crecimiento del mercado no ha sido hasta ahora todo lo espectacular que se esperaba. La falta de un esquema de normas internacionales constituye, por otra parte, un factor negativo para generar las

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información