| Artículos | 01 MAR 2007

A la espera de Ethernet a 100 Gbps

La próxima velocidad de Ethernet serán los 100 Gbps. Según las previsiones del IEEE, el nuevo estándar, que soportará distancias de hasta 9,6 Kilómetros sobre fibra óptica monomodo y de hasta 100 metros sobre fibra multimodo, estará listo en 2009 ó 2010.

El crecimiento de las velocidades de Ethernet parece no tener límite. A partir de su capacidad original de 10 Mbps, ha ido evolucionando progresivamente hasta ofrecer anchos de banda de 100 Mbps (Fast Ethernet), 1 Gbps (Gigabit Ethernet) y 10 Gbps (10 Gigabit Ethernet). El pasado mes de julio, un grupo de más de 50 compañías –entre las que se encontraban firmas como Cisco, Google, HP, Sun, Verizon y Yahoo– decidieron unirse para fomentar la creación del Higher Speed Study Group (HSSG) dentro del IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers). Su objetivo es estandarizar el funcionamiento de Ethernet más allá de los 10 Gbps definidos por la norma de mayor velocidad para esta tecnología hasta el momento. El grupo de estudio barajó la posibilidad de evolucionar a distintas velocidades, incluidos los 40 Gbps que, de forma propietaria, algunos suministradores, como Foundry y Cisco, aseguran soportar ya en determinados productos. Otras alternativas proponían los 80 Gbps y los 100 Gbps. El pasado noviembre, HSSG se decantó finalmente por esta última, adelantando el calendario provisional del proceso de estandarización.
Una vez conseguido el consenso sobre la velocidad del nuevo estándar, el siguiente paso será la creación de 100G Ethernet Task Force, el grupo de trabajo que se encargará de definir las especificaciones de manera que resulte técnicamente factible y económicamente viable. Según John D´Ambrosia, presidente de IEEE HSSG y experto en tecnología de componentes de Force10 Networks, el grupo de trabajo quedará constituido en julio de este año y el estándar definitivo aparecerá hacia 2009 ó 2010. Antes deberá pasar el proceso de aceptación de la organización 802 de IEEE, que abarca al conjunto de grupos de trabajo sobre estándares de networking del instituto y bajo cuyo gobierno queda cualquier tecnología dentro de este ámbito, desde Ethernet cableada hasta las LAN inalámbricas o WiMAX.

Una creciente demanda
Cada vez que se ha producido un nuevo aumento de la velocidad de Ethernet, el mercado se ha planteado si los nuevos anchos de banda eran realmente necesarios; de hecho, sólo con el paso del tiempo se han ido materializando tales exigencias. Se podría decir que los estándares Ethernet siempre han ido por delante de su tiempo. Sin embargo, durante los últimos años Ethernet ha salido de los muros empresariales para extenderse entre la inmensa mayoría de los proveedores de servicios en Internet. Son sobre todo los requerimientos de las empresas que centran su negocio en la prestación de servicios online los que han hecho que, por primera vez, el aumento de velocidad cuente cuatro años antes de la fecha en que previsiblemente estará disponible con un potencial de mercado más que considerable. Así, ante la pregunta de quién necesitará mover tráfico a 100.000 millones de bits por segundo, cabe responder que son hoy ya muchos los negocios que requieren ese ancho de banda, empezando por los que prestan servicios de consumo a través de Internet, como YouTube, que emite vídeo bajo demanda a millones de usuarios, continuando por los sitios de intercambio Internet más concurridos, y siguiendo por los laboratorios gubernamentales o privados, el sector sanitario y, en general, casi todos los grandes centros de datos corporativos.
Las posibilidades de generación de contenido están incrementándose rápidamente tanto en las aplicaciones de consumo como en los entornos empresariales. El nuevo estándar permitirá aumentar significativamente las capacidades de Internet para soportar tráfico a alta velocidad, algo que se ha convertido a todas luces en una imperiosa necesidad, en gran parte, como resultado de la proliferación del vídeo IP y de las aplicaciones intensivas en transacciones del tipo Web 2.0. “Hay muchas aplicaciones donde ya se está viendo emerger la necesidad de 100G, como sitios Web de intercambio en Internet orientados a los consumidores, los operadores y los entornos de informática de alto rendimiento. En el segmento de consumo, la necesidad se hace especialmente palpable cuando se analiza la situación de los distribuidores de contenidos personalizados, con servicios de entrega de vídeo tipo YouTube, de televisión sobre IP (IPTV) o de televisión de alta definición (HDTV), sin olvidar el vídeo bajo demanda en entornos empresariales. Todos estos contextos están motivando la urgente necesidad de anchos de banda mucho mayores que los actualmente disponibles”, indica D´Ambrosia.
Muchos hablan del fenómeno YouTube como uno de los principales motores para el desarrollo del estándar 100G Ethernet, pero, aún siendo un ejemplo paradigmático de su necesidad, no es el único. Según D´Ambrosia, el grupo de estudio ha tenido que justificar el proyecto del estándar atendiendo a cinco criterios; en concreto, la compatibilidad, la factibilidad técnica, la viabilidad económica, el que se trate de una especificación con una identidad diferente a las ya existentes y, quizá el más importante, la amplitud de mercado potencial. “No se genera una especificación para un cliente. Aunque YouTube es uno de los proveedores de contenido sobre los que más se habló en los debates, ciertamente no fue el único. Por otra parte, comprobamos que los más grandes superordenadores podrán aprovechar ese ancho de banda”.

Aplicación en la empresa
También en las redes empresariales con grandes centros de datos empezará pronto, si no lo ha hecho ya, a percibirse la necesidad de 100G Ethernet. “Personalmente, conozco un director de TI de una firma del sector de la construcción para el que la disponibilidad de soluciones 100G sería en estos momentos una buena noticia, debido al elevado consumo de ancho de banda de los informes generados por la aplicación vertical que utiliza. Cada informe consume alrededor de 30 Mbps o 40 Mbps. De momento, ha creado un enlace de 60G recurriendo a la agregación para poder gestionar la carga, pero le preocupa que las nuevas plataformas, como Windows Vista, desborden pronto sus capacidades. De hecho, ya está analizando la oferta de estaciones de trabajo con soporte de 10 Gigabit Ethernet”. Y, lógicamente, cuando estas estaciones de trabajo se hayan introducido, 100G Ethernet a nivel de troncal no será una capacidad ni mucho menos excesiva.
Un sector donde la exigencia de un aumento en el ancho de banda de las redes se hace especialmente clara es el de la salud. Los avances tecnológicos como la resonancia magnética permiten ver las imágenes médicas de los pacientes desde cualquier lugar en tiempo real, pero, obviamente ello implica un consumo masivo de capacidad de red. Existen compañías de este sector que generan y transmiten datos de escáner que alcanzan ya los 500 MB por hora y los 11 TB por día. Además, los profesionales que trabajan en el trazado del genoma humano, y que ya generan cantidades ingentes de datos, podrían utilizar 100G Ethernet para compartir sin problemas de ancho de banda a través de la red información entre distintos grupos de investigación universitarios. Asimismo, 100G Ethernet será sin duda de gran ay

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información