Actualidad | Noticias | 19 MAY 2003

SCO denuncia que Linux es ilegal

SCO ha anunciado que iniciará acciones legales contra el sistema operativo Linux por considerar que ha “robado” ilegalmente código de UNIX que es de su propiedad intelectual. La compañía ha abandonado su negocio Linux “hasta que se resuelva adecuadamente el problema”, aunque continuará dando soporte a sus usuarios actuales.
Arantxa G. Aguilera


El Grupo SCO ha advertido a los usuarios corporativos de Linux de que podrían convertirse en objetivo de denuncia en el marco de la campaña que ha comenzado para reforzar las reclamaciones sobre la propiedad intelectual de UNIX.

En un comunicado publicado en su página web y enviado a unas 1.500 corporaciones, SCO afirma que Linux es un “derivado no autorizado de UNIX” y que se ha incorporado ilegalmente a él código de SCO. También afirma que las responsabilidades legales se pueden extender a todos los usuarios que ejecutan Linux.

Este es el tercer gran golpe que SCO asesta a Linux desde enero, cuando dijo que estaba creando una división de licencia tecnológica que asegurarse de que los usuarios y los fabricantes combinaban el código de UNIX y Linux “legítimamente”. En marzo, SCO denunció a IBM por usar ilegalmente tecnología UNIX en conexión con Linux.

Sin embargo, algunos expertos acusan a SCO de intentar elevar sus ingresos por licencias UNIX con este movimiento, ya que todavía no se ha demostrado nada. Linux está afectando seriamente a los ingresos de SCO por su sistema operativo UnixWare.

El CEO de SCO, Darl McBride, insiste sin embargo en que la iniciativa de la compañía tiene sentido. “Estamos hablando de nuestras joyas de la corona. No creo que se deba robar el código a la gente, lavarlo y decir que todo está bien. Al final, lo que saldrá de todo esto es un Linux que sea legal”.

Por ahora, sin embargo, los fabricantes de Linux que sigan vendiendo el sistema operativo lo harán “bajo su responsabilidad”, según McBride. SCO ha detenido ya las ventas de sus propias versiones de Linux, aunque continuará dando soporte a sus usuarios y no les convertirá en objetivo de sus denuncias.

La lucha de SCO en el campo legal, sin embargo, no llegará a nada según algunos expertos. Un analista de Gartner admite que la campaña de SCO contra Linux podría desanimar a algunos usuarios del sistema.

Por su parte, Linus Torvalds ha afirmado que le “encantaría saber qué es lo que ellos consideran que infringe la ley, para volver sobre ello y ver cuándo se adoptó”. Torvalds dice que es posible hacer el seguimiento de cualquier sección del kernel de Linux. “Tenemos toda la evolución histórica disponible, por lo que se podría averiguar cuándo se añadió un código y cuál fue su origen”.

www.sco.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información