Actualidad | Noticias | 21 DIC 2004

(Opinión) Una segunda oportunidad

Red alternativa para Cataluña ? Corrigiendo "errores" ? Más competencia
Comunicaciones World

Emerge el nuevo año cuando el sector se enfrenta ?se sigue enfrentando, más bien- a todavía considerables retos, como el desarrollo normativo, la nueva definición del servicio universal, el impulso a la 3G y, cómo no, el desarrollo de la Sociedad de la Información ?siempre en desarrollo-. Es en este último punto donde una iniciativa procedente de la Administración bien podría servir para conseguir avances reales, más allá de la retórica burocráticofestiva. Parte la iniciativa del campo autonómico y tiene la virtud de dar carta de naturaleza a una idea hasta ahora sólo exhibida, y aún así sin ningún tesón, por segmentos muy minoritarios de las telecomunicaciones españolas, pese a su lógica aplastante.

Parece que el Parlamento catalán ha instado al Gobierno de Pasqual Maragall a presentar antes del 31 de marzo un plan director de telecomunicaciones en el que se incluye la creación de una red pública alternativa a la de Telefónica, a fin de fomentar la competencia en Cataluña. Tal red estaría operada por una entidad de carácter público, aunque abierta a capital privado, para dar infraestructura a aquellos operadores alternativos que carezcan de red propia para llegar a determinados mercados. La entidad, que integraría ?en régimen de alquiler- activos ya presentes en la Comunidad Autónoma (en concreto, al menos unos 350 kilómetros de fibra óptica de entidades como Ferrocarriles de la Generalitat o el Centro de Telecomunicaciones), contaría con el apoyo de Localred, donde se integran 784 ayuntamientos catalanes.

Acompañando la presentación del proyecto, esclarecedora y valiente ha sido la argumentación dada por las autoridades de telecomunicaciones de la Generalitat para su puesta en marcha, explicación que se remonta al momento mismo del arranque del proceso de liberalización en España. En aquel entonces bien se hubiera podido optar por segregar de Telefónica su red para ponerla al servicio de todos los actores, siguiendo el modelo adoptado para la televisión privada. De este modo, se hubiera evitado que, salvadas algunas pocas excepciones, la competencia en telefonía fija y en banda ancha ADSL, así como en otros servicios de transmisión de datos, al día de hoy siga teniendo como soporte la propia red de Telefónica. Se pensaba entonces que, con el modelo impuesto, se contribuiría a potenciar las inversiones de los operadores alternativos en infraestructura propia. Y no es que sea ahora momento de recriminaciones ?nadie sabía nada sobre lo que iba a traer el futuro, como ha quedado rotundamente demostrado- pero lo cierto es que las cosas no han pasado de tal manera.

Todo esto viene al recuerdo de un mercado que va abriéndose a los nuevos actores sólo a trancas y barrancas a raíz de las declaraciones realizadas por Jordi Bosch, director del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat catalana. Bosch ha afirmado que la puesta en marcha de esta red pública alternativa trata de corregir el ?error histórico? que supuso permitir a Telefónica quedarse con la red, en lugar de seguir el modelo emprendido con la liberalización de la televisión y la concentración en Retevisión del sistema de transporte de las señales. Es cierto que la red de Radio Televisión Española era totalmente pública y que en el caso de Telefónica, cuando se inició la competencia, ya era mayoritariamente privada, pero también se podría haber optado por hacer algo similar a lo que va a emprender ahora la Generalitat, tomando Retevisión como núcleo de partida de una nueva red alternativa, donde se fueran integrando, en propiedad o en alquiler, otros activos, como los de Red Eléctrica o Renfe. Puede que ahora sea tarde para enderezar el entuerto. Y puede que no. En Cataluña, al menos, parece que no.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información