Actualidad | Noticias | 10 OCT 2003

(Opinión) La vuelta de tuerca perfecta

Podría ser una apuesta más del sector de las TI de las muchas que acabarán fallando, pero tiene todo el potencial para abrir una nueva era tecnológica. El concepto de utility computing, con el que el pasado mes de septiembre gigantes como HP y Sun reforzaban su compromiso, no sólo supone un nuevo modelo de adquisición y aprovisionamiento de tecnología que encaja perfectamente con la nueva cultura empresarial de racionalización y optimización de las TI ?inversiones sí, pero con sentido- sino también una manifestación más de la tendencia hacia la convergencia de la informática y las telecomunicaciones.
Comunicaciones World

Hay buenos motivos para creerlo. Los analistas lo tienen claro: todos coinciden en identificar esta tendencia como la principal fuerza motriz del mercado TI durante la próxima década. Ya en 2005 se dejará sentir con fuerza.

El propio concepto de utility computing, al basarse, según IDC, en la utilización, "de un modo transparente y bajo demanda, de capacidad de computación y escalarla sin problemas geográficos y con independencia de sistemas operativos y aplicaciones?, lleva al sector a un nuevo modelo de oferta y demanda que podría dar por fin sentido pleno a las TI, que quedarían convertida en una utility más, como la electricidad, el gas o el agua. Va estando claro cada vez más que, aunque el gasto tecnológico empresarial se vaya recuperando lentamente, nunca seguirá el cauce caótico de otros tiempos. La languidez de las inversiones en TI no sólo se explica ?que también, y mucho- por la situación económica actual. Es, precisamente, la propia crisis la que ha despertado a las empresas, que se están dando cuenta de que ya no se trata sólo de comprar e instalar, sino de que el qué y el cómo sean lo más rentables posibles y siempre al servicio del negocio. Es lógico que así sea, y, por tanto, que siga siéndolo cuando se supere el bache económico.

Como el modelo que ya impera en las telecomunicaciones, donde cada vez surgen más ofertas de carácter abierto con las que el cliente puede obtener capacidad y calidad de servicio instantáneamente y bajo demanda, según las necesidades, así podría ser la informática de mañana, conformando un modo estable de desarrollo que consolide la reestructuración ya emprendida por el sector tecnológico y que sirva de verdad a las necesidades de la empresa. Será en su modalidad de outsourcing donde la utility computing podría alcanzar valores revolucionarios. Uniendo la modalidad de pago por uso y la de suministro bajo demanda, la capacidad y recursos informáticos se obtendrían de un tercero sin caer en el lastre del sobredimensionamiento y la ineficacia. Las oportunidades de negocio serán aquí tremendas, tanto para los operadores y proveedores de servicios como para los fabricantes que, como ya ha hecho IBM, sepan entrar en este nuevo mercado cambiando su modelo de negocio radicalmente.

Enraizado con el de virtualización y grid computing, la utility computing permitirá un mundo nuevo de ofertas y servicios hacia la compartición dinámica de todos los recursos del centro de datos, desde la capacidad de procesamiento al ancho de banda, y desde los recursos de networking al almacenamiento. No todas las piezas están ya disponibles, pero si la tendencia acaba cuajando en la industria, como parece, no tardarán mucho en estarlo, y las TI habrán dado la vuelta de tuerca perfecta que necesitaban para ganar eficacia y credibilidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información