Actualidad | Noticias | 29 SEP 2005

Microsoft a los 30 años: servicios en lugar de software

El sistema operativo Windows puede haber definido la imagen de Microsoft durante muchos años, pero serán los servicios y no el software lo que, según los analistas, mantendrá la fama mundial del gigante informático en el futuro.
Comunicaciones World

Microsoft, que celebró sus 30 años de existencia la pasada semana, cambió la historia de la industria informática con el sistema operativo que, hoy en día, hace funcionar al 90% de los ordenadores personales del mundo. Pero esta ubicuidad se ha convertido en un problema para Microsoft. Según Joe Wilcox, analista de Júpiter Research, Microsoft está en una coyuntura en la que es víctima de su propio éxito, ya que actualmente afronta el difícil reto de intentar vencerse a sí misma. Además está el hecho de que las condiciones en la industria tecnológica han cambiado drásticamente desde 1975, gracias, en gran parte a Windows.

“Hoy en día es extremadamente difícil para cualquier producto comparable llegar a ser tan convincente como el sistema operativo de Microsoft”, explica Rob Helm, de Directions on Microsoft, una firma de análisis independiente centrada en la compañía. Pero esta situación no tiene por qué durar para siempre. Para Helm, la razón de este éxito es que Windows supo coger la ola de dos hechos clave: la invención del PC y la llegada de Internet y, tal y como asevera, esta cadena de eventos no tiene por qué repetirse en los próximos 30 años.

El vicepresidente de Investigación sobre Sistemas de Software de IDC Dan Kusnetzky está de acuerdo. Considera que los tiempos de la aplicación única han pasado a la historia y añade que el concepto de “software empaquetado” que ayudó a Microsoft a alzarse sobre la competencia está en vías de ser obsoleto, ya que se están comenzando a generalizar los modelos de suscripción: los consumidores pagan por un servicio integral que es el que hace que funcione un determinado software en sus ordenadores. Este modelo se basa en las actualizaciones, descargadas a través de Internet, en lugar de la compra de un paquete físico de software.

Así pues, según Kusnetzky, para que Microsoft se haga un nicho en los nuevos mercados, necesitará valerse de nuevos trucos para ir más allá de todo lo que ha caracterizado, durante estos años, a Windows. “Vamos a ver a Microsoft intentando separarse del modelo de software en caja y vendiéndolo todo como servicio,” afirma. En su opinión, Microsoft quiere asegurarse de que la gente pague soluciones Microsoft para cualquier ordenador y en cualquier lugar. Es una estrategia hábil y compleja, basada en el control y la posesión de elementos de bajo nivel como API (application programming interfaces), herramientas, protocolos de comunicación o formatos de archivo.

La reciente reestructuración de la compañía en tres divisiones, cuyas estrategias de servicios serán supervisadas por el creador de Lotus reconvertido en CTO de Microsoft, Ray Ozzie, muestra que la compañía se está focalizando en los servicios. El gigante informático anunció también recientemente que, junto con la próxima versión de su sistema operativo, Windows Vista, los consumidores comprarán su servicio de garantía de software, otro movimiento que indica, según Kusnetzky, que Microsoft se mueve en la dirección de que los consumidores paguen regularmente por el acceso a nuevas versiones de un producto, en lugar de comprar productos empaquetados.

Uno de los servicios clave que podrían ayudar a Microsoft a crear un legado para sus próximos años, más allá de Windows, es la telefonía VoIP. En palabras de Helm, se trata de “un mercado emergente que se presta a ser dominado por una gran compañía de software”. “Microsoft ha ido, poco a poco, colocando las fichas en su sitio para ofrecer servicios de voz sobre IP”, añade el analista de Directions on Microsoft, que considera que esta tecnología puede suponer un punto de inflexión similar al que la generalización de Internet provocó hace 10 años.

La pasada semana Microsoft reveló que su principal cliente de telecomunicaciones, Qwest Communications International, comenzará a desarrollar servicios basados en su plataforma de software VoIP. Y el mes pasado la empresa fundada por Bill Gates adquirió Teleo, una empresa dedicada al desarrollo de servicios basados en estas tecnología. La compañía planea incorporar las soluciones de Teleo a su propio software como una actualización de los servicios de mensajería que ofrece a través de su división MSN.

“Si Microsoft pudiera trasladar la misma estructura económica del mercado del PC a la telefonía –un pequeño número de estándares de hardware dominantes, un gran número de fabricantes de hardware y una gran compañía de software –, esto supondría el regreso de la compañía a la posición que tuvo en el mercado del PC”, concluye Helm.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información