Actualidad | Noticias | 30 OCT 2007

Los directivos españoles pecan de un fuerte apego a los beneficios sociales y a la antigüedad

La consultora especializada en la gestión del liderazgo Leadmans denuncia que dicho apego, patente en las exigencias de muchos directivos que se plantean un cambio profesional, va en dirección contraria a la evolución del mercado. La tendencia global hace necesario un cambio de mentalidad, donde los directivos españoles deben asumir el riesgo del cambio con el fin de favorecer al desarrollo de su carrera profesional.
Computerworld

Leadmans destaca el excesivo apego de los directivos españoles a los beneficios sociales y a las ventajas que les aporta su antigüedad en su empresa actual. “Hoy todavía es muy frecuente que el candidato exija que la compañía contratante respete sus años de antigüedad en su empresa actual y los beneficios que ello conllevaría en caso de despido”, explica Roberto High, consultor de Leadmans.

El comportamiento de los candidatos directivos en otros países como Gran Bretaña o Estados Unidos, sin embargo es radicalmente distinto, ya que allí, según comenta la consultora, entre los elementos decisivos para afrontar un cambio profesional priman factores como: las ventajas en términos económicos y de reto profesional que supone el nuevo destino; la insatisfacción con el cargo y responsabilidades actuales, etc.

 

Cambio de mentalidad

“El directivo español necesita abordar un cambio de mentalidad y acostumbrarse a sumir el riesgo del cambio profesional”, explica el consultor de Leadmans. “Intentar aprovechar los beneficios del nuevo destino profesional, sin perder las ventajas acumuladas en la carrera anterior no es malo de por si, siempre y cuando este conservadurismo no prima frente a otras ambiciones más sanas y que resultarán más beneficiosas para el propio desarrollo profesional, como las relacionadas con el nuevo proyecto”.

La preocupación del directivo español con los beneficios sociales y por la antigüedad profesional va claramente en dirección contraria al enfoque y predisposición de las empresas contratantes, cada vez más reacias a acceder a estas demandas del candidato.

“A modo de ejemplo, en la multitud de proyectos de head-hunting que Leadmans ha llevado a cabo en los últimos dos años, en sectores tan dinámicos como la consultoría o el ámbito TI, no ha habido ni una sola empresa contratante que haya accedido a cumplir este requisito del candidato”, explica Haig.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información