Actualidad | Noticias | 26 OCT 2007

Las redes LAN se reinventan

Tags: Hardware
La próxima generación de redes LAN será móvil, segura, inteligente y más orientada a servicios que a velocidad, según afirman los expertos reunidos en la Interop Nueva York celebrada esta semana. También evolucionan las arquitecturas de oficinas remotas con aplicaciones heredadas, servicios, capacidades y funciones normalmente ubicadas en las centrales corporativas.
Comunicaciones World
Esta semana, Nueva York ha acogido a la versión de Interop para el este del país que, aunque con menores dimensiones, ha reunido a grandes nombres de la industria para tratar temas como la movilidad, las comunicaciones unificadas, la colaboración y NAC. Todas estas cuestiones afectarán a las arquitecturas LAN que, según Chris Silva, analista de Forrester Research, están sometiéndose a un “cambio sustancial” para soportar futuras aplicaciones capaces de ser accedidas de forma segura en cualquier momento y lugar. “La informática ubicua será el próximo gran paso” principalmente debido a la globalización, la virtualización y la colaboración. Asimismo, dominarán las infraestructuras LAN diseñadas para acomodar la recuperación de desastres y una mayor consolidación. Silva añade que “las empresas quieren que sus redes funcionen como una utilidad” y que “la cobertura inalámbrica impulsará los despliegues de infraestructura WLAN 802.11n y WiMAX”, que se expandirán ampliamente entre 2011 y 2013.

Junto con la ubicuidad, los usuarios demandarán seguridad e integración con infraestructuras cableadas y de voz. “Los componentes de las nuevas LAN incluirán movilidad, seguridad y conectividad basada en identidades”, afirma David Cohen, director de marketing de Trapeze. “La arquitectura  LAN estará formada por un híbrido de envíos distribuidos y centralizados basados en aplicaciones: distribuidos para tráfico sensible a la latencia como voz sobre WLAN y aplicaciones para 11n, y centralizado para tráfico sensible a la seguridad como acceso de invitados”. Por otra parte, desde Trapeze se apunta que los conmutadores soportarán “apilamiento virtual”, de forma que la capacidad se agrupará y asignará de forma automática, replanteándose y balanceándose entre puntos de acceso cuando se añadan o retiren de una red. “La capacidad para soportar itinerancia de voz de forma transparente será una de las premisas que los usuarios tendrán en cuenta a la hora de crear sus WLAN”.

De igual forma, la seguridad será otro de los grandes requisitos. Esa será la razón por la que los usuarios migrarán a conmutación segura con capacidades de control de acceso –o admisión- a la red (NAC), de acuerdo con Jeff Prince, presidente y CTO de ConSentry Networks. “Las LAN han fallado a la hora de frenar la proliferación de malware, se compatibles con los requisitos reguladores como Sarbanes-Oxley, y con la necesidad de mayor visibilidad en el comportamiento del usuario. La LAN fue construida para conectividad y no para control”. Para Prince, “el cambio que se avecina es introducirse en el control. El reto será que los usuarios valoren todas las opciones de seguridad LAN que tienen y comprendan dónde deben empezar a implementarlas”.  

El nuevo valor de las oficinas remotas

Por otra parte, también cambiarán las redes de oficinas remotas. Casi el 90% de los empleados de las empresas trabajan en estas sedes secundarias, a menudo formadas por un conjunto dispar de tecnologías, capacidades y funcionalidades que incrementan el coste del negocio y afectan a la experiencia de usuario, y sin embargo es “la parte más estratégica del plan de negocio”, afirma Steve Hardy, director de marketing de producto de comunicaciones convergentes de Avaya. “Es el lugar donde la empresa interactúa con sus clientes. La experiencia del cliente será el principal motor de la renovación tecnológica”.

Para Hardy, las empresas deberían decidir si “las aplicaciones de negocio tienen que estar centralizadas o distribuidas en las oficinas remotas”. Por otra parte, la seguridad integrada es “critica” en una “infraestructura convergente estándar y abierta”. Sin embargo, ahí surgen puntos opuestos: “maximizar el alcance de las aplicaciones mientras se minimiza el TCO”. Por eso las empresas adoptarán cada vez más modelos híbridos donde algunas aplicaciones estén alojadas en la sede central, otras en las oficinas remotas y otras con los operadores de telecomunicaciones.

Cisco coincide con este modelo híbrido de aplicaciones. La compañía afirma que las sucursales crecen a un ritmo del 10% anual, consumiendo el 70% de los recursos de TI de las empresas, y que los empleados de estas localizaciones trabajan de forma diferente a lo que hacían hace 3 o 5 años: “son móviles, ejecutan aplicaciones Web 2.0 y mashups”, apunta Michael Wood, director de gestión de producto del grupo de tecnología Access Routing de Cisco.

Las sucursales actuales están anticuadas con equipos dispares y obsoletos que generan pobres tiempos de respuesta, incumplimiento de la seguridad y limitada movilidad y recuperación de desastres. “Estos son factores que las empresas deben considerar cuando definen una arquitectura coherente para sus sucursales”, apunta Wood. Otros son responsabilidad fiscal; cumplimiento de normativas reguladoras, legales y de la industria; productividad; un plan que permita a la empresa ser competitiva, responsable e innovadora; y la eficiencia energética. “La oficina remota es ahora más importante que nunca para el negocio”, concluye.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información